publicidad
Duterte lamentó que sus palabras se tomaran como un ataque personal hacia el presidente de EEUU.

Grave insulto del presidente de Filipinas a Obama lleva a la Casa Blanca a cancelar reunión bilateral

Grave insulto del presidente de Filipinas a Obama lleva a la Casa Blanca a cancelar reunión bilateral

Rodrigo Duterte, apodado 'el Donald Trump del este', arremetió con el presidente de EEUU por criticar la campaña del gobierno filipino contra las drogas, en la que han muerto ya 2,000 personas.

Duterte lamentó que sus palabras se tomaran como un ataque personal haci...
Duterte lamentó que sus palabras se tomaran como un ataque personal hacia el presidente de EEUU.

La Casa Blanca decidió suspender el encuentro previsto para este martes entre el presidente de EEUU, Barack Obama, y el de Filipinas, Rodrigo Duterte, después de que el mandatario filipino llamara "hijo de puta" a su homólogo estadounidense.

Estaba previsto que ambos se reunieran en la capital de Vietnam, Laos, al margen de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se reúne anualmente para impulsar los lazos regionales y este año arrancó marcada por este incidente.

El presidente filipino insultó al mandatario estadounidense por cuestionar su controvertida campaña de lucha contra la droga, que ha dejado un balance de más de 2,000 muertos en los últimos dos meses.

"Debe ser respetuoso. Y no sólo solo lanzar preguntas (sobre la lucha antidrogas). Hijo de puta, te voy a insultar en ese foro", dijo Duterte en una conferencia de prensa el lunes poco antes de despegar hacia Laos.

"Si me hace eso, nos vamos a revolcar en el lodo como cerdos", añadió Duterte, antes de desautorizar a Obama una vez más. "Nosotros ya no somos colonia de Estados Unidos. ¿Quién es este hombre? Mi único dueño es el pueblo filipino".

Relacionado
Rodrigo Duterte, nuevo presidente de Filipinas.
Deslenguado y sexista: el nuevo presidente de Filipinas al que comparan con Donald Trump
El político de 71 años se ha vanagloriado de sus capacidades sexuales y apela en sus discursos a propuestas populistas o simplonas. Pero las cosas no llegan allí, llegó a insultar al Papa aunque ahora trata de cambiar su imagen.

Obama dejó en manos de su equipo la decisión de suspender o continuar adelante con la reunión por el impacto que puede tener en la relación bilateral entre países tradicionalmente socios pero cuya relación se ha visto afectada desde la llegada de Duterte.

Preguntado por el incidente, Obama indicó que Duterte "es un tipo extravagante" y que, si llegaban a reunirse, le plantearía la preocupación de Estados Unidos por su campaña de ejecuciones extrajudiciales.

La última vez que EEUU tomó una decisión así fue en 2013 cuando suspendió un encuentro con el mandatario ruso, Vladimir Putin, después de que Rusia diera asilo al excontratista de la CIA Edward Snowden, tras filtrar información sobre el espionaje estadounidense.

publicidad

En su lugar, Obama se entrevistará este artes con la presidenta de Corea del Sur, Geun-hye Park.

"Profundo aprecio y afinidad"

Duterte lamentó este martes sus comentarios ofensivos y rechazó que fueran un ataque personal a Obama por el que dijo sentir un "profundo aprecio y afinidad".

"Si bien la causa inmediata (de la controversia) fueron mis fuertes comentarios a ciertas preguntas de la prensa (...) también lamentamos que se presentó como un ataque personal contra el presidente de Estados Unidos", señaló en un comunicado.

"Nuestra intención principal es trazar una política exterior independiente a la vez que promocionamos lazos más estrechos con todas las naciones, especialmente EEUU, con quien hemos tenido una relación duradera", agregó.

Más insultos

Duterte fue elegido en mayo con el compromiso de acometer una guerra sin precedentes contra el narcotráfico y ha puesto en marcha una campaña por la que ha recibido críticas de la comunidad internacional.

Desde que asumió su cargo el 1 de julio y hasta el 31 de agosto, han muerto 929 personas en operaciones policiales y otras 1,507 en ejecuciones extrajudiciales, según la agencia Efe.

De verbo fácil y poco ortodoxo, el mandatario protagonizó otro incidente con Estados Unidos por insultar también a su embajador en Manila y calificarlo de homosexual, después de que protestara por unos comentarios machistas de Duterte.

publicidad

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad