Referendos

En España se producen manifestaciones pidiendo diálogo para manejar la crisis con Cataluña

Durante el fin de semana se suceden concentraciones en todo el país reivindicando la unidad nacional y pidiéndo el diálogo, después del polémico referéndum independentista catalán del pasado domingo, que ha agudizado la peor crisis política de la era democrática española.
7 Oct 2017 – 9:27 AM EDT

Una semana después de que la región de Cataluña celebrara un referéndum independentista considerado ilegal por el gobierno de España, este sábado ha habido manifestaciones en varias partes del país, algunas llamando al diálogo y otras en defensa de la unidad nacional en medio de la peor crisis política de la era democrática española.

Tras días de acusaciones políticas, reproches por la dura actuación policial para evitar que se realizara la consulta y la amenaza de proclamar la independencia unilateralmente, mientras desde el Gobierno español de que se estaría saltando la Constitución, miles de personas se reunieron el sábado en actos simultáneos en Madrid y Barcelona en respuesta a un llamado a través de redes sociales bajo el título "Parlem" (en catalán) "¿Hablamos?".

"España es un país mejor que sus gobernantes", dice el llamado. "Han sembrado odio, nos enfrentan y dividen. Si no intervenimos como sociedad, España se convertirá en un país difícil de habitar", advierte la petición, que ha concentrado a cientos de personas vestidas de blanco sin bandernas, ni referencias a partidos políticos concretos.

Yurena Díaz, médico de 36 años, se mostró partidaria en Madrid de "un diálogo antes de que nos perdamos" en declaraciones a AFP, mientras que en la plaza Sant Jaume de Barcelona, Ana Chueco, empresaria catalana de 51 años, que señaló: "no queremos banderas, no queremos fracturas, queremos que los políticos se sienten a hablar".

Al mismo tiempo se celebró este sábado una marcha para expresar el deseo de unidad de España convocada por la Fundación DENAES, "para la defensa de la Nación Española", cuyo portavoz, Iván Espinosa, señaló que el nuestro "no es un patriotismo anticalán, surge en defensa y reacción a un movimiento excluyente". Según la Delegación del Gobierno participaron 50,000 personas y la concentración transcurrió sin incidentes.

El gobierno central del conservador Mariano Rajoy mantiene que el referéndum catalán no es válido puesto que la justicia lo declaró ilegal y no contó con las garantías necesarias de participación; los separatistas defienden que ganaron con más de 2 millones de votos, aunque menos de la mitad del censo participó en el referendum, que estuvo marcado por la intervención policial para impedir su celebración y se saldó con cientos de heridos.

La tensión política se trasladó a las calles de Cataluña donde hubo manifestaciones a favor de la independencia y en contra de las fuerzas de seguridad. Los hoteles donde se alojaban los efectivos enviados por Madrid fueron rodeados y en algunos casos tuvieron que ser reubicados entre los insultos de quienes rechazaban su presencia y los aplausos de apoyo de los no independentistas, una muestra de la fractura social.

En Barcelona, contra la independencia

Para este domingo está convocada otra marcha en Barcelona contra las aspiraciones independentistas, convocada por la organización Societat Civil Catalana bajo el lema ‘Prou! Recuperem el seny’ (‘¡Basta! Recuperemos la sensatez’) para pedir que se respete la legalidad.

La marcha contará con el apoyo de 25 entidades y la participación de políticos de distintas corrientes políticas y presonalidades como el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, que leerán un manifiesto al final del recorrido.

Las manifestaciones se producen en un contexto de presión al presidente del gobierno autonómico catalan, Carles Puigdemont, para que abandone su proyecto de declarar unilateralmente la independencia

En los últimos días han anunciado la salida de la región de grandes empresas como los bancos CaixaBank y Banco Sabadell o la energética Gas Natural a otras regiones del país. Otras empresas catalanas importantes han dicho que estudian maniobras similares.

Los legisladores catalanes independentistas tenían previsto debatir un plan de secesión el lunes, pero la sesión del parlamento regional fue suspendida por el Tribunal Constitucional español, que ya habia declarado la ilegalidad del referendum del pasado domingo.

La atención se ha trasladado ahora al martes, cuando el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tiene previsto comparecer en la cámara regional para “informar sobre la situación política actual”.

El martes se publicarán además los resultados definitivos de la consulta. Según datos oficiales, el proceso tuvo una participación de 2,28 millones de personas -un 43 por ciento del padrón electoral- y el 90,18 por ciento votó por el "Sí".

De momento se ignora si el Parlamento anunciará ese día la independencia.

En fotos: España enfrenta el desafío del referéndum independentista en Cataluña

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ReferendosEspañaManifestacionesMundo

Más contenido de tu interés