null: nullpx
Referendos

El presidente cesado de Cataluña defiende participar en las elecciones convocadas por el gobierno español

Carles Puigdemont aclaró este martes en Bruselas que no pedirá asilo político en Bélgica y defendió "ralentizar" el proceso de independencia de Cataluña para evitar la violencia.
31 Oct 2017 – 9:38 AM EDT

El depuesto presidente catalán, Carles Puigdemont, invitó este martes a los independentistas a participar en las elecciones regionales del 21 de diciembre, despejando la duda de si boicotearía estos comicios convocados por el gobierno central de Mariano Rajoy.

"Las elecciones del 21 son un reto que tomamos con todas nuestras fuerzas", dijo Puigdemont en una conferencia de prensa en Bruselas, después de ser destituido por el gobierno central, al que pidió que respete el resultado de los comicios si vuelven a ganar los independentistas.

Puigdemont compareció en el club de prensa de Bruselas, capital política de la Unión Europea (UE), despues de las especulaciones sobre si pediría asilo ante la demanda interpuesta por la fiscalía española por rebelión y sedición, que podría acarrearle 30 años de cárcel, después de que el viernes proclamara la independencia.

"No estoy aquí para solicitar asilo político", desveló, puesto que los ciudadanos europeos pueden moverse libremente por los países que forman la UE, aunque no especificó cuándo volverá a España.

Puigdemont dijo que viajó a Bruselas para "hacer evidente el problema catalán en el corazón de Europa", en un intento de internacionalizar el asunto puesto que ningún país del mundo reconoció la declaración de independencia del pasado viernes y la UE ha dado su respaldo al gobierno español.


El gobierno de España respondió tomando medidas para asumir funciones de autogobierno de la región temporalmente, ordenó la destitucion de los miembros del gobierno de Cataluña, incluido Puigdemont, y convocando elecciones en esta región para el próximo 21 de diciembre.

Puigdemont, acompañado de cinco de sus consejeros, señaló que permanecerá en Bruselas para "evidenciar el grave déficit democrático que se da a día de hoy en el estado español", aunque aseguró que "no escapará a la justicia" cuando se le cite a declarar.

El político dijo que defenderá "que la querella del Estado es una querella política. Por lo que nos vamos a defender de manera política con los límites que suponen la estrategia de no confrontación".

Aunque está cesado de sus funciones, aseguró que "podemos cumplir parte de nuestras obligaciones desde aquí" y dijo que entre sus objetivos están "apoyar las iniciativas" para que las medidas tomadas por el gobierno al amparo del artículo 155 de la Constitución "no se lleve a la práctica".

Mientras Puigdemont hablaba en Bruselas, el Tribunal Constitucional de España suspendió cautelarmente la declaración de independencia catalana.

Además, el Tribunal Supremo citó como investigada para el jueves y viernes a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, tras admitir la querella de la fiscalía que la acusa de rebelión y sedición por tramitar la declaración de independencia, informó esta martes una fuente judicial.

Entre la alegría y la angustia: los rostros después de la declaración de independencia de Cataluña (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ReferendosEspañaMundo

Más contenido de tu interés