Pruebas de Manejo

Prueba del Ariel Atom 3S 2017, de la consola de juegos a la realidad

Como la mayoría, yo solo había tenido oportunidad de conducir al Ariel Atom de manera virtual y mis impresiones se resumían en 3 palabras: Ágil, liviano y rápido. Después de haberlo probado en el mundo real, solo me queda agregar 1 palabra al grupo de las anteriores para definirlo “aterrador”.

No me malinterpreten, es una experiencia formidable. La única preocupación que deben tener aquellos que quieran comprar es que la experiencia de conducir uno de estos es muy cercana a la de un auto de competencias (relación peso/potencia) por lo que es recomendable -debería ser obligatorio- tomar clases de conducción de alto desempeño antes de comprar este vehículo.

Este auto apela a todos los sentidos, principalmente al oído. La toma de aire al lado del oído (tipo auto de formula) y su motor casi totalmente expuesto permiten escuchar claramente el volumen incremental de aire succionado y la inconfundible sinfonía del turbo cargador.

La aceleración del Ariel Atom 3S se aproxima peligrosamente a la de una motocicleta pistera con motores de 1000cc’s gracias a su motor Honda de 4 cilindros turbocargado de 2.4 litros. Este puede producir unos impresionantes 365 hp y 310 lb-pie de torque. Su transmisión manual de 6 velocidades es también fabricada por la marca japonesa.

A pesar de ser una empresa inglesa, la fabricación completa de los Atoms comercializados en EEUU se lleva a cabo en Virginia por TMI AutoTech Inc. Literalmente, este auto es ensamblado a mano, prestando atención a todo detalle para asegurar la seguridad, durabilidad y desempeño. Es por ello que la entrega del vehículo demora hasta 6 meses desde el momento en que realizas el deposito inicial del 30% del valor del auto.

Es difícil transmitir por escrito todas las sensaciones y emociones que este vehículo despierta. Felizmente tuvimos oportunidad de grabar nuestra experiencia A Bordo de esta máquina. En la parte superior puedes encontrar mis primeras impresiones conduciendo al Atom 3S y en el video a continuación encontraras todos los detalles de esta máquina deportiva ultra liviana.

El Ariel Atom 3S 2017 no es barato. Su precio inicial es 89,975 dólares en EEUU. El costo de nuestra unidad de pruebas obtuvo un precio final de 101,515 dólares por la cantidad de equipamiento opcional como: Alerones en fibra de carbono ($6,000), suspensión en cromoli ($4,200), chasis pintado en negro ($1,665), etc.

En conclusión, el Ariel Atom 3S es un juguete para fines de semana con buen clima e idealmente para llevarlo a la pista. Podrá ser un vehículo legal para las calles, pero su practicidad es casi nula, comodidad mínima y es una tentación constante para acelerarlo a fondo cada vez que el semáforo cambia a verde.

No puedo dejar de agradecer a Two Wheels World por darnos la oportunidad de probar esta increíble máquina.