null: nullpx

Venezuela dejará de producir cerveza Polar en ocho días

La paralización se debe a la falta de divisas para pagar a sus proveedores de materias primas que no se producen en el país.
21 Abr 2016 – 09:03 PM EDT
Comparte
Una empleada de la planta de Polar en una ciudad del centro de Venezuela. Crédito: FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images

En solo ocho días, los venezolanos no encontrarán en sus tascas y licorerías la emblemática cerveza Polar. La empresa anunció este jueves que dejará de producirla por falta de materia prima dada la sequía de divisas en el país.

Polar elabora 80% de la cerveza que se consume en Venezuela. También es una de las mayores productoras de alimentos de la cesta básica, que van desde la reconocida harina de maíz para preparar las populares arepas, hasta mantequilla, mayonesa, salsa de tomate, atún, aceite de maíz, cereales, avena, lavaplatos, detergentes, pasta; y distribuye las bebidas Pepsi y Gatorade.

Desde febrero de 2015, la empresa ha denunciado la dificultad para acceder a las divisas –dado el férreo control cambiario impuesto por el gobierno socialista desde 2003– y así pagar las deudas con sus proveedores internacionales, a quienes compra la materia prima que no se produce en Venezuela.

"No hemos podido reponer inventario y solo tenemos cebada malteada para producir hasta el 29 de abril", dijo este jueves en un comunicado la compañía, que paralizará la producción de cerveza "hasta lograr el acceso a las divisas necesarias para la procura de la materia prima", advirtió.


En el documento se precisa que tampoco han podido acceder a los dólares a través del nuevo sistema cambiario alternativo que anunció el gobierno en marzo para agilizar el acceso a las divisas a una tasa superior. En cambio, su competencia y otras empresas del sector productivo nacional no han tenido el mismo inconveniente.

La caída de los ingresos petroleros –de los que Venezuela obtiene 96% de sus divisas– ha llevado al gobierno de Nicolás Maduro a recortar severamente la asignación de dólares a distintos productores del país.

Esto ha generado una aguda escasez de productos tan básicos como papel higiénico, champú, toallas sanitarias, desodorantes, y tan urgentes como cualquier medicina.

Ahora, también escaseará la cerveza, la comúnmente conocida "birrita", una bebida que no puede faltar en fiestas y reuniones hasta para celebrar el pago de la quincena.

Un pasado de desencuentros

Cargando Video...
Empresas Polar y su tensa relación con el gobierno de Venezuela

El gobierno chavista y Polar acumulan una larga historia de desencuentros, incluso cuando estaba a la cabeza el fallecido Hugo Chávez, quien catalogaba a la mayor productora de alimentos como uno "de los grandes monopolios que hay aquí, dirigido por ricos".

Incluso han acusado a la compañía en reiteradas ocasiones de participar en la llamada "guerra económica", a la que atribuyen la escasez y la alta inflación de tres dígitos que padece el país petrolero.

Este mes, Maduro enfrentó al presidente de la empresa, Lorenzo Mendoza, por apoyar a la oposición en su plan de revocar su mandato. También lo llamó "pelucón", término peyorativo utilizado por los funcionarios del gobierno para referirse a personas de clase alta y, especialmente, a Lorenzo Mendoza, y a los líderes políticos Henrique Capriles y al encarcelado Leopoldo López.

En febrero, Maduro ya había descargado su batería contra Polar, que denunciaba tener deudas por 370 millones de dólares con sus proveedores internacionales por no tener divisas. "Si no puedes con tus empresas, entrégale las empresas al pueblo que el pueblo sí puede", dijo el Presidente.

Los trabajadores han vivido junto con Polar cada amenaza del gobierno chavista sobre el cierre o expropiación de sus plantas y equipos.

Moisés Jardín, superintendente de la planta cervecera en Caracas, dijo a Univision Noticias estar preocupado a pesar de que no se ha planteado el despido de trabajadores.

"Quedamos suspendidos hasta que el gobierno nos otorgue la materia prima", explica al teléfono. "Nos van a seguir cancelando (el sueldo), no sé hasta cuándo. Necesitamos la materia prima para producir", agregó.

La compañía, una de las mayores empleadoras del país, asegura que con la decisión se verán afectados 10,000 trabajadores directos y más de 300,000 indirectos.

Comparte
RELACIONADOS:PolíticaGobiernoVenezuelaEmpresas

Más contenido de tu interés