null: nullpx
Relaciones Internacionales

Trump empieza su visita al Reino Unido atacando al alcalde de Londres, a Meghan Markle y comentando sobre el Brexit

Antes de aterrizar en Londres el mandatario publicó en Twitter que "Sadiq Khan que ha hecho un trabajo horrible como alcalde de Londres, ha sido tontamente 'asqueroso' con el presidente de Estados Unidos". Para mañana se han convocado manifestaciones para protestar por su presencia.
3 Jun 2019 – 6:36 AM EDT

El primer día de la visita del presidente Donald Trump en el Reino Unido concluyó con un banquete en el Palacio de Buckingham, como invitado de la reina Isabel II. A pesar de la tensión que han generado los comentarios de Trump sobre el alcalde de Londres, la familia real y el Brexit, el protocolo y la tradición se impusieron al final del día.

"Señor Presidente, al mirar hacia el futuro, confío en que nuestros valores comunes e intereses compartidos continuarán uniéndonos", dijo la reina.

Pero antes de que el Air Force One tocase tierra en Reino Unido, donde este lunes comenzó una visita oficial de tres días, el presidente ya publicaba uno de sus incendiarios tuits atacando en términos muy duros al alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan.

"Sadiq Khan que ha hecho un trabajo horrible como alcalde de Londres, ha sido tontamente 'asqueroso' con el presidente de Estados Unidos, con mucho el aliado más importante del Reino Unido", escribió. "Es un fracasado total que debería centrarse en el crimen en Londres, no en mí", subrayó.

Khan había criticado en días previos que el Reino Unido "desplegase la alfombra roja" para recibir al presidente estadounidense en un viaje que incluye encuentros protocolarios con la reina en el Palacio de Buckingham.

Inclusive, en un artículo publicado este domingo en el diario The Observer, el alcalde londinense comparó el lenguaje de Trump con el de "los fascistas del siglo XX", poniéndolo en el mismo grupo que los extremistas europeos Viktor Orban en Hungría, Matteo Salvini en Italia, Marine Le Pen en Francia y Nigel Farage en el Reino Unido.

Trump llegó al aeropuerto londinense de Stansted hacia las 9 am locales. A pesar del cruce de reproches con el alcalde londinense y sus declaraciones recientes sobre el ' Brexit' en las que apoyó una ruptura sin acuerdo entre Gran Bretaña y la Unión Europea, aseguró estar "deseando ser un gran amigo del Reino Unido".

A propósito de su visita se han convocado grandes manifestaciones contra su presencia, en particular el martes para coincidir con su encuentro con la primera ministra Theresa May. En julio pasado una visita de Trump a Londres terminó con protestas masivas, en que decenas de miles de británicos lo calificaron de "misógino, homófobo, xenófobo".

La visita también fue precedida de otras polémicas. Este domingo, en la víspera de su viaje a Reino Unido, Trump dijo en Twitter que el comentario que hizo llamando a Meghan Markle "asquerosa" es algo fabricado por los medios de comunicación, a pesar de que todo está grabado y el audio es de conocimiento público.


Pero Trump también fue criticado por fustigar el modo en que May llevó a cabo las negociaciones con Bruselas para el 'Brexit', y recomendó a su sucesor que abandone la Unión Europea bruscamente sin un acuerdo. Además, manifestó su favoritismo porque el próximo premier británico sea el exministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, una declaración que ha sido tildada como una "injerencia inaceptable" por parte del líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn.

El presidente estadounidense alabó asimismo al extremista Nigel Farage, líder del Partido del Brexit, gran vencedor la semana pasada en las elecciones europeas en el Reino Unido. En el avión que lo llevaba a Londres incluso afirmó que "podría reunirse" con ambos políticos, con quien dijo tener "muy buenas relaciones".

Agenda palaciega

El matrimonio Trump tomó luego el Marine One, el helicóptero presidencial, para ir del aeropuerto de Stansted al centro de la capital británica. El presidente y la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se dirigieron a la residencia del embajador estadounidense en Londres, donde se alojarán durante la visita.


Desde allí debían acudir a mediodía al Palacio de Buckingham donde serán recibidos por Isabel II para una ceremonia privada que estará seguida de un almuerzo y un intercambio de regalos.

Por la tarde, la familia Trump tiene previsto visitar la Abadía de Westminster, en el centro de la capital británica, antes de tomar el té con el príncipe Carlos, heredero al trono británico, y su esposa Camila.

La primera jornada de esta visita se terminará con un banquete oficial ofrecido con todos los honores por la monarca de 93 años.

La agenda del viaje es principalmente ceremonial: una visita de estado y una audiencia con la reina Isabel II en Londres, ceremonias de recuerdo del Desembarco de Normandía a ambos lados del Canal de La Mancha y la primera visita presidencial de Trump a Irlanda, que incluirá una estancia en su club de golf.

Sin embargo, el presidente llegará en un momento complicado, con una nueva oleada de peticiones de impugnación en casa e incertidumbre al otro lado del Atlántico. La primera ministra May, ha pasado por meses de inestabilidad en torno al Brexit y se espera que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aproveche el 75 aniversario de la batalla que cambió el curso de la II Guerra Mundial para pedir el fortalecimiento de los lazos multinacionales que Trump ha debilitado.

Una medida extrema para terminar la guerra: el ataque atómico de Estados Unidos sobre Hiroshima hace 74 años (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés