null: nullpx
Primarias Demócratas

Trump ataca y recauda: cómo aprovecha el presidente la crisis de su 'impeachment' para apuntalar su candidatura

Con un anuncio falaz en TV el presidente profundiza la ofensiva contra Biden. Hasta ahora las acusaciones en su contra le han servido para aumentar las arcas de la campaña.
12 Oct 2019 – 12:15 PM EDT

Durante el fin de semana la campaña de Donald Trump invirtió más de un millón de dólares en comerciales televisivos en contra de Joe Biden en estados claves para las primarias presidenciales.

Los electores en los cuatro estados donde arrancan las primarias demócratas (Nevada, Carolina del Sur, Iowa y New Hampshire) se vieron bombardeados por un aviso falaz televisivo que acusa al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter de corrupción en Ucrania. Es parte de una batalla en los medios que comenzó hace ya varias semanas con la publicidad de Trump en redes sociales como Facebook.

La ofensiva publicitaria de $8 millones de dólares está enfocada en el juicio político que se inició en contra del presidente a raíz de una denuncia que se hizo en su contra por una llamada a su colega de Ucrania en el que pidió el “favor” de investigar a Biden, algo considerado indebido tratándose de un expresidente y su potencial rival demócrata en 2020.

Además, esta semana el Comité Nacional Republicano y la campaña de Trump anunciaron haber recaudado un total de $125 millones de dólares en donaciones en el tercer trimestre del año. Sólo en 2019 han logrado recaudar $300 millones de dólares, el doble de lo que el presidente Barack Obama había logrado obtener en 2011 cuando estaba en la misma posición que Trump y luchando por su reelección.

Un video falaz

En la pieza de 30 segundos producida por la campaña de reelección se asegura que “Biden prometió a Ucrania $1.000 millones de dólares si despedía al fiscal (Viktor Shokin) que estaba investigando la compañía de su hijo”, reproduciendo una tesis ya desautorizada que el exvicepresidente habría presionado a ese país para evitar una investigación sobre su hijo Hunter Biden.

Hunter Biden era parte de la junta de la compañía energética Burisma, pero no era de su propiedad y los fondos que en aquel momento Biden amenazaba con retener no era una “promesa” a cambio de “algo”, sino dinero que Washington debía entregar al país para apuntalar el proceso de reformas democráticas, fondos aprobados por el Congreso.

Cadenas televisivas como CNN decidieron no difundir el comercial de Biden porque las acusaciones de corrupción “no tienen fundamento”. Al final del comercial se muestran los rostros de diferentes periodistas políticos y se refieren a ellos como “los perros falderos de los medios”.

CNN también rechazó otro aviso publicitario de Trump donde se describe el juicio político como un “golpe de estado”, argumentando que es una palabra incorrecta para definir un proceso legal consagrado en la Constitución.

La defensa de Biden

La campaña de Biden aceptó el terreno de batalla y anunció avisos en televisión e Internet en los mismos estados por un monto de $6 millones de dólares. Pero la idea no parece responder a Trump sino centrarse en los mensajes principales de la campaña, como fortalecer Obamacare y unificar al país.

“No solo vamos a llegar a ellos a través de anuncios de televisión tradicionales, sino a través de campañas dinámicas que llegarán a los votantes en sus televisores, teléfonos, computadoras portátiles y más", declaró dijo Greg Schultz, director de campaña de Biden.

"Mientras Donald Trump sigue pidiendo a los gobiernos extranjeros que interfieran en las elecciones de Estados Unidos, su campaña lucha desesperadamente para distraer de sus continuos abusos de poder, difundiendo mentiras desacreditadas sobre Joe Biden a través de anuncios tan falsos que algunas redes de noticias incluso se niegan a emitirlos. Estás publicaciones y estos anuncios están en los primeros estados porque quieren elegir a su oponente, y no quieren que sea Joe Biden, porque saben que él los va golpear como un tambor", dijo Kate Bedingfield, directora adjunta de la campaña de Biden en una declaración enviada a Univisión Noticias.

El jueves pasado el equipo del exvicepresidente envió una carta de Fox News demandando que no difundiera el último comercial de Trump debido a que contiene información falsa. Pero Fox News rechazó la petición asegurando que “no es nuestro negocio censurar anuncios de candidatos a ambos lados del pasillo".

"El vicepresidente Joe Biden tiene una invitación permanente para aparecer en cualquiera de nuestras plataformas", dijeron.

Campañas de otros precandidatos presidenciales demócratas han condenado el último aviso publicitario de Trump.

“Todos tenemos la responsabilidad de hacer lo correcto y evitar que Trump difame a un hombre honorable y un servidor público con mentiras directas. Espero que las estaciones en Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur se unan a CNN para negarse a emitir esta basura”, declaró Addisu Demissie, director de campaña de Cory Booker.

La campaña de Trump no se retracta y afirma que “todos nuestros anuncios son factualmente correctos. Biden amenazó con retener $1 billón de dólares de Ucrania si ellos no despedían al fiscal que [en el momento] investigaba la empresa para la cual trabajaba Hunter Biden. Esto un hecho", dijo Tim Murtaugh el director de comunicaciones de la campaña de Trump en una declaración enviada a Univisión Noticias.

"CNN pasa todo el día protegiendo a Joe Biden en su programación, por lo que no es sorprendente que también lo estén protegiendo de publicidad veraz y hablen con otros medios de comunicación al respecto. Nuestros anuncios son completamente precisos y fueron revisados por nuestro equipo legal, ni siquiera CNN nos pudo explicar que [ellos] consideraron objetable. CNN ya no es una cadena de noticias por cable, sino una empresa de relaciones públicas demócrata", agregó.

Internet, campo infinito

El nuevo aviso de Trump circula en YouTube desde el 27 de septiembre pasado, lo mismo en Facebook. En general la campaña de Trump ha gastado más de $1.6millones de dólares en publicidad en Facebook durante la última semana.

La compañía ha recibido fuertes críticas por la filtración de contenido político desde las elecciones de 2016. La semana pasada Nick Clegg, un alto ejecutivo de Facebook, admitió en Washington DC que no investiga la veracidad del contenido en los discursos políticos “incluso cuando de otro modo romperían las reglas normales de contenido”.


El Comité Nacional Demócrata ha exigido nuevos estándares por parte de la compañía. “Creemos que cualquier anuncio falso debe ser sometido a escrutinio y removido. Facebook le debe eso a sus usuarios”, aseguró a Univisión Noticias Enrique Gutiérrez, vocero del Partido Demócrata.

Facebook ha lanzado un grupo independiente de verificación de hechos para suprimir información falsa de la plataforma, pero los anuncios políticos están exentos de este proceso. La compañía se ha defendido diciendo que su rol no es ser árbitros del debate político.

Trump ha sido el candidato que más ha invertido en medios sociales y su equipo atribuyó su victoria en 2016, en gran parte, a la estrategia enfocada en estas plataformas. Para 2020 es probable que la inversión en publicidad digital llegue a niveles históricos. El dinero parece ser el único límite para la capacidad de difundir el mensaje de las campañas.

Un escándalo “único y sin precedentes": los protagonistas de la polémica llamada que podría llevar a juicio político a Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés