null: nullpx
Plan de Infraestructura

Plan de infraestructura de Biden supera un obstáculo clave y pone rumbo al voto final en el Senado

El avance para empezar a debatir el paquete bipartidista de $1.2 billones se produjo luego de que un grupo bipartidista que negocia el proyecto superó un punto de fricción clave: cómo pagar el gasto. Sin embargo, todavía no está claro si el plan conseguirá el respaldo necesario para su aprobación final.
28 Jul 2021 – 08:03 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Senado votó este miércoles a favor de que avanzaran los trabajos legislativos sobre un plan de infraestructura de 1.2 billones de dólares, ( trillions, en inglés) luego de que el presidente Joe Biden y un grupo de senadores llegaran a un acuerdo tras semanas de negociación.

La votación final fue de 67 votos a favor contra 32 en contra para avanzar el proyecto de ley. A los 50 demócratas se les unió el apoyo de 17 republicanos.

Los republicanos que se sumaron a la iniciativa son: Roy Blunt (Missouri), Richard Burr (Carolina del N.), Shelley Moore Capito (West Virginia), Bill Cassidy (Louisiana), Susan Collins (Maine), Kevin Cramer (Dakota del N.), Mike Crapo (Idaho), Lindsey Graham (Carolina del Sur), Chuck Grassley (Iowa), John Hoeven (Dakota del N.), Mitch McConnell (Kentucky), Lisa Murkowski (Alaska), Rob Portman (Ohio), Jim Risch (Idaho), Mitt Romney (Utah), Thom Tillis (Carolina del N.) y Todd Young (Indiana).

El grupo bipartidista que negocia el proyecto superó un punto de fricción clave: cómo pagar el gasto. Sin embargo, todavía no está claro si el plan conseguirá el respaldo de los senadores necesarios para obtener su aprobación final, indica la agencia AP.

El presidente Joe Biden se mostró satisfecho con este avance, al considerar que muestra que EEUU “puede hacer grandes cosas” y que la democracia del país “puede funcionar”.

El mandatario dijo que, con las inversiones a largo plazo más significativas en casi un siglo, “una vez más transformaremos a Estados Unidos y nos impulsaremos hacia el futuro”.

La agencia indicó que el paquete de gastos de cinco años se pagaría con 205 mil millones de dólares que no se gastaron de las ayudas de emergencia por el covid-19 y con 53 mil millones en ayuda de seguro de desempleo que varios estados han detenido. Asimismo, dependerá del crecimiento económico alcanzado para generar otros 56 mil millones.

Este acuerdo creará millones de puestos de trabajo y hará que la economía estadounidense sea más robusta, sostenible, resistente y justa, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El paquete incluye 110 mil millones para carreteras, 65 mil millones para banda ancha, 73 mil millones para modernizar la red eléctrica del país, 25 mil millones para aeropuertos, 55 mil millones para obras hidráulicas y otros 50 mil millones para reforzar la infraestructura necesaria para combatir ataques cibernéticos y otras medidas para el cambio climático.

La Casa Blanca dijo que los ingresos provendrían de la reorientación de los fondos de ayuda de emergencia por pandemia no gastados, el aumento de las tasas corporativas y el fortalecimiento de la aplicación de impuestos sobre las criptomonedas.

El proyecto de ley aún tendría que ser aprobado por la Cámara de Representantes, que ya había aprobado su versión de la ley y donde podría enfrentarse a la resistencia de los demócratas progresistas, indica la agencia de noticias AFP.

La legislación aún no está escrita, pero el Senado puede avanzar en el texto antes de la votación final. Esto hizo que los republicanos se resistieran a comenzar el debate la semana pasada, y algunos siguen advirtiendo que podría hundir la iniciativa.

El senador Rob Portman de Ohio, principal negociador republicano, había anunciado el acuerdo del grupo bipartidista en el Capitolio, junto a otros cuatro senadores de su bancada que han estado en semanas de conversaciones con los demócratas y la Casa Blanca respecto al paquete que tiene más de 700 páginas de longitud y en el que se incluyen 550 mil millones en nuevos gastos para proyectos de obras públicas.

El resultado preparará el escenario para el próximo debate sobre otro paquete de gastos mucho más ambicioso de 3.5 billones de Biden, una búsqueda estrictamente partidista de programas y servicios de gran alcance que incluyen cuidado infantil, exenciones fiscales y atención médica.

Los republicanos se oponen firmemente a ese otro proyecto de ley y pueden intentar detener a ambos, indica la agencia, aunque está previsto que los demócratas lo aprueben mediante la figura de 'reconciliación', una maniobra parlamentaria que les permite superar el bloqueo de la minoría en temas presupuestarios.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés