null: nullpx

Preocupación en la comunidad negra por una declaración de Trump contra las universidades afroestadounidenses

El presidente dijo que dar trato de favor a estos centros de educación es un ejemplo de estipulaciones "que asignan beneficios por raza, etnia y género" que su gobierno considera inconstitucional.
7 May 2017 – 11:16 AM EDT

Tras meses de un cortejo a la comunidad negra que muchos veían como vacío, una declaración del presidente Donald Trump que parece cuestionar el trato preferente a las universidades de tradición afroestadounideses ha desatado la preocupación.

El presidente dijo el viernes que el programa de financiación de las universidades que históricamente han sido de mayoría negra (HBCU por sus siglas en inglés) es un ejemplo de estipulaciones "que asignan beneficios por raza, etnia y género" que su gobierno considera inconstitucional.

Sus palabras se incluyen en el comunicado que la Casa Blanca envió sobre la firma de la ley presupuestaria que aportará fondos adicionales de $ 1,100 millones al gobierno impidiendo su cierre. En el último párrafo, Trump dice que tratará los programas para las HBCU "de manera consistente con el requisito de protección equitativa bajo la ley contenido en la Quinta Enmienda de la Protección sobre Debido Proceso".

La objeción del presidente se refiere a los $20 millones destinados en la norma como parte del programa que permite que estas universidades financien proyectos de construcción para reparar, renovar y construir nuevos edificios.

El Congreso aprobó el programa en 1992 para solucionar el problema de acceso a créditos privados que ha aquejado a las HBCU.

Trump hizo esta declaración a pesar de que en febrero se reunió en la Casa Blanca con líderes de estas universidades. Pero muchos líderes de la comunidad han advertido desde hace tiempo que Trump no es honesto en sus mensajes dirigidos a la comunidad negra. Como candidato lanzaba en sus discursos frecuentemente mensajes en los que se vendía como el adalid de los afroestadounidenses, pero raras veces visitó estas comunidades y muchos veían que buena parte de su retórica era un guiño a los xenófobos blancos. Trump solo obtuvo el 8% del voto negro, según las encuestas a boca de urna.

Cuando Trump se ha rodeado de negros, como en la reunión de febrero, los críticos han señalado que su único propósito es acallar a quienes le tachaban de racista.

Las reacciones críticas por las palabras de Trump se han sucedido a lo largo del fin de semana.

"Querido @realDonaldTrump, contrate a nuevos abogados si usted piensa que el veto a los musulmanes es constitucional y el financiamiento de las universidades negras es inconstitucional", tuiteó el congresista demócrata por Missouri Emanuel Cleaver.

"La declaración de Trump no sólo está desinformada desde el punto de vista fáctico, tampoco está basada en ningún análisis constitucional serio", dijeron los representantes John Conyers de Michigan y Cedric Richmond de Louisiana en una declaración conjunta. "Para un presidente que se comprometió a llegar a los afroamericanos y otras minorías, esta declaración es sorprendentemente descuidada y divisiva", dijeron los congresistas.

"Clasificar a las HBCUs como una posible violación de la Constitución sugiere que las HBCU son instituciones discriminatorias", escribió la publicación HBCU Digest. "Las HBCU nunca han negado el derecho de acceso a los estudiantes, profesores o ejecutivos de a cualquier raza o etnia, a aprender o trabajar, a pesar de que fueron creadas para servir a quienes se les prohibía legalmente el acceso a las instituciones predominantemente blancas".

Otros se dicen confundidos por las palabras del presidente. Cheryl Smith, vicepresidenta senior de política pública y asuntos gubernamentales del United Negro College Fund, que aboga por las HBCUs privadas, dijo en un comunicado a Politico que la organización está "desconcertada por esta disposición y pidiendo aclaraciones de la Casa Blanca".

Smith añadió que la designación de una universidad como HBCU no se basa en la raza sino por factores como su misión o su año de creación. En parte la confusión se debe a que en la reunión de febrero Trump pareció mostrar compromiso con las HBCU. Entonces, firmó una orden ejecutiva que contentó a los líderes de estas universidades, trasladando un programa de fondos federales desde el Departamento de Educación a la Casa Blanca.

En su declaración, Trump hace otras objeciones a estipulaciones contenidas en la ley, algo que suelen hacer los presidentes cuando firman normas de este tipo.

La Casa Blanca dijo el sábado que ninguna de las objeciones citadas en la declaración de firma de Trump indicaba cambios inmediatos en sus políticas, pero tenían la intención de preservar las opciones legales del presidente en adelante.

"Al igual que sus predecesores, incluido el presidente Obama, el presidente Trump ha identificado ciertas disposiciones en el proyecto de ley de asignaciones que podrían, en algunas circunstancias, entrar en conflicto con su autoridad y deberes constitucionales", dijo un comunicado de la Casa Blanca citado por el diario Washington Post.

"La breve declaración rutinaria de firma simplemente indica que el presidente interpretará esas disposiciones de manera consistente con la Constitución".


Desde hace años críticos han cuestionado si tiene sentido seguir manteniendo las HBCU -que son más de 100 por todo el país- ya que ahora ninguna universidad niega la entrada a los estudiantes negros. El porcentaje de estudiantes negros que asiste a los HBCU ha caído desde un 90% en 1960 a alrededor de un 10% actualmente.

Muchas de estas instituciones se enfrentan a problemas financieros y caída de las matriculaciones, pero algunos estudios recientes han mostrado que los graduados negros de HBCU tienen más probabilidades de éxito profesional que los estudiantes negros que no sea gradúan de HBCU.

Las palabras de Trump sobre los negros también han sido vistas por muchos con sospecha por su falta de conexión con esta comunidad y por varios hechos de su biografía vistos como racistas. En los 70, el magnate y su familia fueron demandados por no rentar apartamentos a esta minoría en un pleito iniciado por la administración federal .

En 1989, Trump pidió la pena de muerte en anuncios de prensa contra cuatro negros y un hispano que fueron acusados de violar a una mujer blanca en el neoyorquino Central Park. Años más tarde se demostraría su inocencia y serían liberados de la cárcel.

20 fotos que marcaron los primeros 100 días de Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés