Nancy Pelosi protagoniza el discurso más largo en la Cámara Baja para exigir un compromiso republicano con los dreamers

La congresista comenzó a hablar a las 10:04 de la mañana y terminó a las 6:11 de la tarde. Una tras otra, contó distintas historias de los jóvenes inmigrantes que dependen de los representantes para evitar su deportación.
7 Feb 2018 – 5:05 PM EST

La líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, habló este miércoles durante más de ocho horas seguidas en el pleno de la Cámara de Representantes como una forma de presionar a los republicanos para alcanzar un acuerdo para legalizar a los dreamers.

"La líder Pelosi no detendrá su discurso hasta que el vocero (Paul) Ryan se comprometa a llevar al pleno una solución para los dreamers", dijo a Univision Noticias Jorge Aguilar, vocero de la oficina de la congresista. "Lo que ella está haciendo es resaltando historias de éxito de los soñadores en Estados Unidos para acallar la crítica negativa de los republicanos y la Casa Blanca", agregó.

Con zapatos de tacón de 10 centímetros y sin tomar un solo descanso, Pelosi inició su discurso a las 10:04 de la mañana y dejó el pleno a las 06:11 de la tarde.

El discurso maratónico de Pelosi no es considerado un filibuster, como los que suelen ocurrir en el Senado cuando un parlamentario de la minoría quiere postergar la votación de una ley. En este caso, no hay una votación y tampoco existe la figura del filibuster como en la Cámara Alta. Sin embargo, la congresista podría permanecer hablando las horas que quiera sin ser interrumpida, porque como líder de la minoría tiene derecho de palabra indefinido.

Se trata del discurso más largo que da un representante desde al menos 1909, cuando el representante demócrata Champ Clark habló durante cinco horas y 15 minutos pidiendo la revisión de un impuesto.

Incluso cuando fue interrumpida por una nota escrita del líder de la Cámara, el republicano Paul Ryan, la congresista le respondió con determinación. "No tengo ninguna intención de ceder la palabra", replicó Pelosi a las 3:41 de la tarde.

En su discurso, Pelosi, de 77 años, contó historias de distintos dreamers y cómo se han visto afectados por la decisión del presidente Donald Trump de rescindir DACA, el programa que ampara a los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad. Mezclaba sus ideas con la mención del pasaje bíblico del buen samaritano y palabras del papa Francisco. Según reportes de la prensa, apenas había tomado unos pocos sorbos de agua entre frases.

"He leído muchos testimonios de dreamers y aún tengo más", advertía al cumplir ocho horas de discurso y al mostrar la pila de historias que le quedarían sin leer. Minutos después cerró sus palabras con el aplauso de sus compañeros de partido que la acompañaron sentados a su espalda.

En la sala solo se encontraba un legislador republicano, el representante por Texas Jeb Hensarling y sus dos ayudantes, que esperaban el inicio de un debate en la Cámara de una ley de hipotecas que debía ser votada este miércoles.

Una tensa mañana

La mañana de este miércoles, los líderes de ambos partidos en el Senado informaron que habían alcanzado un acuerdo presupuestario por dos años, pero que no incluía a los dreamers. Momentos antes de ese anuncio, ya Pelosi advertía de que ella y un "buen número" de miembros de su bancada –que no precisó– se opondrían a una decisión sobre el presupuesto a menos de que el presidente de la Cámara, Paul Ryan, se comprometiera a debatir el tema de los dreamers, una responsabilidad que ya había adquirido el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.


Los demócratas aspiran alcanzar un acuerdo que permita seguir considerando el futuro de casi 700,000 jóvenes indocumentados que llegaron al país con sus padres cuando eran niños, conocidos como dreamers. Fuentes dijeron a Univision Noticias más temprano que reconocen que los republicanos tienen los suficientes votos en la Cámara Baja para aprobar la medida temporal del Senado que evite el cierre del gobierno este jueves a medianoche.

Sin embargo, un acuerdo presupuestario definitivo por dos años podría verse afectado por las objeciones entre los más conservadores a los gastos no militares, lo que podría generar que los republicanos no alcancen la mayoría necesaria para aprobarlo, ya que requieren votos demócratas que, al menos ahora, no tienen.

Desde la Casa Blanca, la secretaria de Prensa, Sarah Huckabee Sanders, respaldó la decisión tomada en el Senado y criticó que Pelosi exigiera que se incluyera un plan migratorio. "Hemos sido claros en que el acuerdo presupuestario debe ser un acuerdo presupuestario y que los miembros del Congreso, como Nancy Pelosi, no deben mantener al gobierno como un rehén por otros asuntos".

Históricos filibusteros: los senadores que más tiempo han hablado en el Congreso

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Dreamers