null: nullpx
Dimisiones

La secretaria personal de Trump se va de la Casa Blanca por revelar presuntamente información sobre la familia del presidente

La inesperada partida de Madeleine Westerhout, conocida como la “guardiana” de Trump, se debe a que el presidente supo que ella había compartido detalles sobre su familia y otras interioridades de la Oficina Oval en una cena extraoficial con reporteros. La funcionaria no dejó claro que la información no era para publicar y un periodista lo contó a la Casa Blanca.
30 Ago 2019 – 7:21 AM EDT

La secretaria personal de Donald Trump, Madeleine Westerhout, quien lo ha acompañado desde el día uno de su presidencia, presentó su renuncia de forma repentina este jueves, según dio a conocer The New York Times, citando a dos fuentes vinculadas con su salida de la Casa Blanca.

Según este diario, la inesperada partida de Westerhout, quien tenía su despacho justo frente al de Trump y era conocida como su “guardiana”, se debe a que el presidente supo este mismo jueves que ella había compartido detalles sobre su familia y otras interioridades de la Oficina Oval en una cena extraoficial con reporteros.

En dicho intercambio con la prensa, Westerhout no dejó claro que sus comentarios no eran para publicar y un periodista informó de la conversación a la Casa Blanca, informó CNN.

Las filtraciones a la prensa son una línea roja para la administración Trump por lo que sus acciones tuvieron una respuesta inmediata: una de las personas familiarizadas con su salida del cargo, citada por el Times, informó que el mismo jueves a Westerhout ya se le consideraba como una “empleada separada” y que no se le permitiría regresar a la Casa Blanca al día siguiente.


El encuentro de la asistente personal de Trump con periodistas alojados en hoteles cerca de Bedminster, Nueva Jersey, ocurrió durante las vacaciones de trabajo del presidente.

En los últimos seis meses, Westerhout había tratado de ampliar los límites de su trabajo para abarcar un conjunto más amplio de tareas e incluir viajes al extranjero, lo cual molestó a varios funcionarios y secretarios de gabinete, según informó el medio Politico, citando a un asesor cercano a la Casa Blanca, quien sugirió que Westerhout intentaba actuar como una jefa de personal de facto.

Antes de llegar a la Casa Blanca, Madeleine Westerhout trabajó para el Comité Nacional Republicano, en donde fue asistente de la campaña presidencial de Mitt Romney en 2012 y y de la jefa de gabinete del Comité, Katie Walsh, quien luego se convirtió en asesora principal del equipo de transición de Trump.

Según algunos reportes, a Westerhout se le vio llorar la noche de las elecciones, contrariada por la victoria de Trump, lo cual hizo que en un principio el presidente la tratara con cautela y desconfianza, pero según el Times varios funcionarios de la administración intentaron convertirla en una aliada.

De esta forma y por pura proximidad, Westerhout fue ganando poder pues disfrutaba de acceso único al presidente. Esto lo mostró más de una vez en su propia cuenta privada de Instagram, en donde ha compartido imágenes de su vida y trabajo en el Ala Oeste e incluso de viajes a mítines y propiedades de Trump.

Aunque no ocupaba un cargo de alto perfil, Westerhout se suma a la larga lista de funcionarios despedidos o que han dimitido desde que Trump tomó el mando de la Casa Blanca, en 2016.

Las renuncias y despidos más sonados del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés