El juez que frenó la orden migratoria de Trump fue asesor legal gratuito de refugiados

James Robart fue designado como juez de distrito por George W. Bush, y pese a su perfil conservador ha sido muy activo representando o dando opinión legal sobre minorías, especialmente negros y asiáticos.

James Louis Robart, el juez federal de Washington que suspendió la aplicación del veto migratorio de Donald Trump, es de tendencia republicana, lo seleccionó George W. Bush para el puesto y, cuando ejerció el derecho privadamente, fue asesor legal gratuito de refugiados asiáticos.

Trump ha mostrado, con ataques contra Robart desde Twitter, su descontento con la decisión judicial que restableció los viajes al país de personas provenientes de Somalia, Irak, Irán, Libia, Siria, Yemen y Sudán.

Este juez federal, quien asumió ese cargo en junio de 2004, suspendió todas las acciones implementadas por la orden ejecutiva que prohibía la entrada de estos ciudadanos por 90 días. Por eso, el Departamento de Estado dio marcha atrás a las cancelaciones de unas 60,000 visas a los ciudadanos afectados.

La suspensión beneficia también a todos los solicitantes de refugio que habían visto suspendidas sus peticiones por 120.


Robart también ha mostrado sensibilidad por la minorías afroamericanas. En agosto de 2016, en un proceso relacionado con el abuso de la fuerza policial por las autoridades de Seattle, mencionó la sobrerrepresentación de negros entre las estadísticas de muertes a tiros por la policía.

“Los tiroteos policiales que terminaron en muerte se asocian con 41% de víctimas negras, mientras esa población representa solamente el 20% de quienes viven en esas ciudades”, dijo Robart.

El abogado de 69 años, graduado Georgetown University, ejerció de forma privada el derecho corporativo, desde donde dio servicios legales voluntarios a favor de refugiados del sudeste asiático, según CNN.

Según el diario The New York Times, quienes conocen al juez lo describen como estricto, inteligente y de juicio equilibrado.

La decisión de Robart fue apelada este sábado por el Departamento de Justicia en medio de protestas contra Trump en todo el mundo.

Este sábado Trump continuó con sus críticas hacia el juez Robart en una serie de descalificaciones que generaron fuertes reacciones en EEUU por lo que luce ser una peligrosa extralimitación del presidente al poner en duda un fallo judicial

Trump dijo en su tuit: "El juez abre nuestro país a potenciales terroristas y otros que no van a favor de nuestro mejores intereses. La gente mala está feliz!".

Robart ahora debe estudiar la orden ejecutiva de Trump y dar un fallo definitivo.


En fotos: sábado de protestas en Reino Unido contra política migratoria de Trump


Lea también: