null: nullpx

El Departamento de Justicia y el FBI investigan a Cambridge Analytica tras la filtración de datos de usuarios de Facebook

Según el diario The New York Times, ya han sido entrevistados exempleados de la firma de comunicaciones estratégicas que recién cerró sus operaciones tras el escándalo y se declaró en bancarrota.
15 May 2018 – 11:28 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Justicia y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) investigan a la empresa de comunicaciones estratégicas Cambridge Analytica (CA), señalada por filtrar datos de millones de usuarios de Facebook y el uso no autorizado de ellos para beneficiar en la campaña presidencial de 2016 al entonces candidato republicano Donald Trump. Esto se conoció a través de un reporte del diario The New York Times, que cita a dos personas con conocimiento de las pesquisas.

Según el Times, las autoridades han intentado entrevistar a exempleados de la firma y a bancos relacionados con ella. Asegura que los fiscales ya han interrogado a testigos potenciales en las últimas semanas y les ha explicado que existe una investigación –en su etapa inicial– sobre Cambridge Analytica y "personas asociadas".

La investigación complica aún más a Cambridge, que ya ha sido objeto de escrutinio por legisladores en Estados Unidos y Gran Bretaña desde que la prensa reportó en marzo que inicialmente habían recabado los datos privados de más de 50 millones de usuarios de la red social. Poco después se conoció que fueron los de 87 millones de usuarios.


A inicios de mayo, la empresa anunció su cierre y se declaró en bancarrota. En el comunicado explicaron que el escándalo los hizo perder clientes y que tuvieron que pagar gastos adicionales para llevar a cabo una investigación sobre el uso indebido de los datos de millones de personas. Dijeron que sus operaciones eran inviables y que las acusaciones en su contra habían sido "infundadas".

La investigación que se lleva a cabo en Estados Unidos parece enfocarse en los negocios de la compañía, por lo que las autoridades se han acercado a los bancos a través de los cuales realizaban sus transacciones, cuenta el diario. Pretenden definir cómo adquirió y usó los datos de los usuarios de Facebook y de otras fuentes, dijo un funcionario estadounidense que fue informado de la investigación, así como otras personas familiarizadas con el asunto.

Los responsables de las indagaciones han contactado también a Facebook, dijo el funcionario que habló en condición de anonimato. El Times no pudo confirmar esto con la red social.

Según el diario, uno de los fiscales que lleva a cabo la investigación es el subdirector de la División de Valores y Fraude Financiero del Departamento de Justicia, Brian Kidd. Él es asistido por al menos un funcionario de la unidad de Crímenes Informáticos del FBI.


Kidd viajó este mes a Londres con otro fiscal del Departamento de Justicia y un agente del Buró Federal de Investigaciones para entrevistar a Christopher Wylie, un exempleado de la firma y uno de sus más feroces críticos que también se ha reunido con miembros del Comité de Inteligencia del Senado.

"Puedo confirmar que he sido contactado por el FBI y el Departamento de Justicia y respondí preguntas preliminares", dijo Wylie en una entrevista con el Times. "Planeamos reunirnos nuevamente para dar respuestas sustantivas a los investigadores".

La investigación del Departamento de Justicia corre en paralelo con otra separada que adelanta la Agencia Nacional del Crimen británica, con quien también ha cooperado Wylie.

A inicios de abril, Facebook informó que los datos de 87 millones de sus usuarios habían sido compartidos de forma indebida por CA. Por la filtración, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, fue llamado a comparecer en el Congreso, donde senadores y representantes plantearon crear ciertas regulaciones para brindar más seguridad a los datos de los usuarios de la red social.

CA es una empresa de comunicaciones estratégicas que recolecta y analiza datos para el diseño de campañas promocionales, tanto políticas como comerciales. Fue creada en 2013 como filial de la empresa británica Strategic Communications Laboratories (SCL) para trabajar en elecciones estadounidenses.

Facebook permitió en 2014 que los datos de sus usuarios fueran recabados por un profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, quien estaba al frente de la firma Global Science Research. No tuvo problemas por considerar que serían utilizados para fines "académicos". Kogan desarrolló entonces una aplicación en la que pedía a los usuarios responder una encuesta sobre sus hábitos a cambio de un pago simbólico y unas 270,000 personas accedieron.

Pero por la forma en que funcionaba Facebook en ese momento, la aplicación terminó tomando también la información de los amigos de quienes respondieron el sondeo. Así que cuando SCL compró la empresa quedó en dominio de la herramienta y también de los datos que habían sido obtenidos por el profesor.

Fue en 2015 que Facebook supo que los datos estaban siendo utilizados con otros fines y envió una carta a CA pidiéndole que se abstuviera de usar la información y que la borrara.

CA ha negado el uso de estos datos en la campaña de Trump.

No está claro si la investigación está ligada a la que dirige el fiscal especial Robert Mueller, quien está al frente de las indagaciones sobre si Trump o alguno de los miembros de su campaña ayudaron a Rusia para interferir de alguna forma en los resultados de las presidenciales de 2016.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés