null: nullpx
Empresas

Cambridge Analytica cierra sus oficinas tras el escándalo por la filtración de datos de millones de usuarios de Facebook

La empresa de comunicaciones estratégicas dijo en un comunicado que sus operaciones son inviables, se declarará en bancarrota y despidió a sus empleados, aunque califica las acusaciones en su contra como "infundadas".
2 May 2018 – 03:54 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La empresa Cambridge Analytica (CA), que trabajó para la campaña del hoy presidente Donald Trump en las elecciones de 2016, cerró este miércoles tras el escándalo por la filtración de datos de millones de usuarios de Facebook y el uso no autorizado que hizo de ellos para beneficiar al entonces candidato republicano.

"La compañía cesa inmediatamente todas sus operaciones y la directiva ha solicitado la designación de (la firma) Crowe Clark Whitehill LLP, quienes implementarán la insolvencia, para actuar como administradores independientes de Cambridge Analytica", informó la compañía en un comunicado este miércoles. "Adicionalmente, se implementarán pronto los procesos de bancarrota" a nombre de la empresa y algunos de sus afiliados en Estados Unidos.


Cambridge Analytica (CA) decidió poner fin a sus operaciones y pidió a sus empleados devolver las computadoras este miércoles, contó una fuente cercana al diario The Wall Street Journal. La empresa comenzó a perder clientes y tuvo que pagar las tarifas por la investigación por el uso indebido de los datos de quienes usan la red social.

En el comunicado reconoce que las operaciones "ya no son viables" y se exculpa de las acusaciones al asegurar que son "infundadas".

Ya en marzo la compañía había suspendido a su director ejecutivo, Alexander Nix, quien además había sido visto en un video grabado con una cámara oculta, reportan los medios, en el que implicaba a la firma en la presunta manipulación de la información y en el pago de sobornos para obtener información de candidatos políticos.

Entonces, CA informó también que adelantaba una investigación propia para identificar los errores de su equipo al diseñar estrategias de campaña.

A inicios de abril, Facebook informó que los datos de 87 millones de sus usuarios habían sido compartidos de forma indebida por CA. Por la filtración, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, fue llamado a comparecer en el Congreso, donde senadores y representantes plantearon crear ciertas regulaciones para brindar más seguridad a los datos de los usuarios de la red social.


CA es una empresa de comunicaciones estratégicas que recolecta y analiza datos para el diseño de campañas promocionales, tanto políticas como comerciales. Fue creada en 2013 como filial de la empresa británica Strategic Communications Laboratories (SCL) para trabajar en elecciones estadounidenses.

Facebook permitió en 2014 que los datos de sus usuarios fueran recabados por un profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, quien estaba al frente de la firma Global Science Research. No tuvo problemas por considerar que serían utilizados para fines "académicos". Kogan desarrolló entonces una aplicación en la que pedía a los usuarios responder una encuesta sobre sus hábitos a cambio de un pago simbólico y unas 270,000 personas accedieron.

Pero por la forma en que funcionaba Facebook en ese momento, la aplicación terminó tomando también la información de los amigos de quienes respondieron el sondeo. Así que cuando SCL compró la empresa quedó en dominio de la herramienta y también de los datos que habían sido obtenidos por el profesor.

Fue en 2015 que Facebook supo que los datos estaban siendo utilizados con otros fines y envió una carta a CA pidiéndole que se abstuviera de usar la información y que la borrara. Pero fue hace solo dos semanas que el escándalo de la filtración de datos se conoció.

En su respuesta a la nueva información, CA dijo en un comunicado que los datos que obtuvo con la adquisición de la empresa de investigación GSR no superaba los correspondientes a 30 millones de personas.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés