Inmigrantes indocumentados

Demócratas piden al FBI que investigue a la Organización Trump por emplear a inmigrantes indocumentados

Nueve representantes demócratas enviaron una carta al director del FBI para solicitar la apertura de una investigación sobre la supuesta contratación de inmigrantes sin papeles legales en los clubes del presidente, o si los ayudaron a conseguir documentación falsa.
14 Feb 2019 – 4:28 AM EST

Un grupo de demócratas de la Cámara de Representantes le pidió este miércoles al FBI abrir una investigación para determinar si la Organización Trump, propiedad del presidente estadounidense Donald Trump, incurrió en delitos criminales al haber empleado en sus campos de golf a por lo menos una veintena de trabajadores latinoamericanos sin documentos migratorios legales.

En la carta remitida al director del FBI, Christopher Wray, e impulsada por el congresista Raúl Grijalva y suscrita por nueve congresistas, piden investigar si dicha organización contrató empleados a sabiendas de que no tenían los documentos adecuados y si incluso les ayudó a conseguir documentación falsa, como afirman algunos trabajadores.

La Organización Trump ha hecho despidos masivos en dos de sus clubes de golf donde recientemente se descubrió que trabajadores que laboraron ahí desde hace mucho tiempo estaban en Estados Unidos de manera ilegal.


Una veintena de exempleados de los campos de golf de Trump en Westchester (Nueva York) y Bedminster (Nueva Jersey) denuncian haber trabajado sin papeles para las empresas del presidente estadounidense.

Según una investigación del diario The Washington Post, la dirección del club de Bedminster, al que Trump suele ir los fines de semana de verano, contrataba a empleados procedentes de Costa Rica, El Salvador, México y Guatemala que vivían en el barrio obrero Bound Brook, en Nueva Jersey, y que antes del amanecer se amontonaban en camionetas para dirigirse al campo de golf cada mañana.

Los demócratas consideran que las acusaciones de los empleados entrevistados por la prensa generan “serias interrogantes en torno a actividad criminal y numerosas violaciones a las leyes laborales”, incluidos cargos de asociación delictuosa y trabajo forzado.

Aníbal Romero, abogado de varios de los empleados despedidos, aseguró que "aparentemente una persona encargada de recursos humanos decidió tachar los nombres (de los inmigrantes) para que el Servicio Secreto no se diese cuenta de que había inmigrantes indocumentados".

“En lugar de ocultarse en las sombras, algunos de estos valientes trabajadores decidieron hablar públicamente y detallar un elaborado complot de la Organización Trump para conseguir sistemáticamente mano de obra barata de inmigrantes y contratar a inmigrantes indocumentados, a pesar de saber que los documentos que entregaban eran falsos”, escribieron los legisladores.

La carta también pide que los trabajadores despedidos reciban protección de ser deportados al ser posibles testigos de delitos.

La solicitud impulsada por Grijalba fue avalada por sus colegas Yvette D. Clarke, Nydia Velázquez, Joseph Kennedy III, André Carson, Darren Soto, Jimmy Gomez, Bonnie Watson Coleman y Tom Malinowski.


La práctica contrasta con la prédica política de Trump quien innumerables veces ha pedido que se castigue a las empresas que contratan a personas que están en el país sin autorización con una “enorme sanción económica”.

La Organización Trump se ha defendido de las acusaciones al señalar que no tolera contratar a personas con papeles falsos, y ha insinuado que no es fácil deshacerse de quienes tienen documentos falsos.

“Nuestros empleados son como familia, pero cuando presentan documentos falsos, un empleador tiene pocas opciones”, dijo Eric Trump, uno de los hijos del presidente, en un comunicado después de que 13 empleados fueron despedidos el mes pasado, en pleno cierre de gobierno, de su club en el condado Westchester en Nueva York.

Sin embargo, algunos de esos trabajadores afirmaron que sus superiores si tenían conocimiento de su estatus migratorio.

Publicidad