null: nullpx
Elecciones 2022

Los demócratas hacen campaña al Congreso sin el 'beneficio' de tener a Trump en la Casa Blanca

En 2022, los legisladores de la clase que entró al legislativo en 2018 están haciendo campaña por primera vez sin el llamado 'efecto Trump', un factor que motivó la participación de muchos votantes demócratas en 2018 y 2020.
Publicado 24 Oct 2022 – 07:11 AM EDT | Actualizado 24 Oct 2022 – 07:11 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las últimas elecciones de medio término celebradas en 2018 representaron un traspié significativo para el Partido Republicano. Después de dos años de conflictos y ansiedad generadas desde la Casa Blanca de Donald Trump los votantes estaban listos para un cambio de dirección, que se materializó en un contingente de nuevos congresistas demócratas.

En esas elecciones, 66 nuevos demócratas ganaron puestos en la Cámara de Representantes, 41 de ellos conquistando escaños que estaban en manos de republicanos.

Dos años más tarde, en las elecciones de 2020, a pesar de haber perdido la Casa Blanca, los republicanos lograron recuperar 14 escaños en la Cámara de Representantes, una docena de ellos de manos de demócratas primerizos, y aunque no pudieron retomar el control de la Cámara Baja, el resultado representó un fuerte golpe para las esperanzas demócratas de lograr una mayoría perdurable.

En 2022, los sobrevivientes de la clase de 2018 están haciendo campaña por primera vez sin Trump en la Casa Blanca, un factor que motivó la participación masiva de votantes demócratas en 2018 y 2020. Aunque eso no signifique que el expresidente esté asunte del debate político, pues está en permanente actividad, con eventos políticos en todo el país, y apoya a decenas de aspirantes a entrar al Congreso.

A diferencia de las contiendas anteriores, también están teniendo que enfrentar un panorama económico marcado por un testarudo proceso inflacionario, que no está dando señales de aminorar a pesar de los esfuerzos de la Reserva Federal, y está siendo usado en los ataques republicanos.

Para complicar aún más el panorama, el nuevo trazado hecho por legislaturas bajo control republicano de distritos congresionales que fueron competitivos en el pasado, ha prácticamente garantizado el triunfo de los candidatos de ese partido.

El factor Trump

Las elecciones de 2018 contaron con la participación masiva de votantes con educación universitaria residentes en los suburbios, mujeres y votantes jóvenes, quienes buscaban neutralizar y derrotar a Trump.

Ese fenómeno ocurrió de menor manera en 2020, cuando la oposición a Trump fue un factor importante en los comicios regionales pero no motivó a los votantes de la misma manera, ya que el mismo Trump estaba en las boletas y podían votar contra él.

A pesar de la presencia de Trump en la campaña, de la posibilidad de que vuelva a postularse a la presidencia en 2024, de difundir constantemente mentiras sobre las elecciones presidenciales de 2020 y de enfrentar una citación en la investigación congresional sobre el asalto al Capitolio, a los demócratas les ha costado convertir la elección de medio término de 2022 en un referendo sobre Trump.

Los votantes, preocupados por asuntos más apremiantes como la inflación y la economía, no se muestran angustiados por la posibilidad del regreso de Trump a la Casa Blanca, un evento que consideran aún distante en el futuro.

Una nueva encuesta de New York Times/Siena publicada esta semana dice que el 26% de los posibles votantes considera la economía como el tema más importante en las elecciones de mitad de término seguida por la inflación, que fue señalada como la principal preocupación por el 18% de los encuestados.

Decisión dividida

Históricamente, las elecciones de mitad de término constituyen un reto para el partido que ocupa la Casa Blanca. Este año los demócratas tienen que enfrentar además la ansiedad causada por la economía y la inflación que los ha castigado por buena parte de este año, la cual injustamente o no, atribuyen al gobierno de Biden cuya popularidad se ha visto afectada.

Sin embargo, las encuestas apuntan a una decisión dividida en la que los republicanos recuperarán el control de la Cámara de Representantes para lo que solo necesitan una ganancia neta de cinco escaños, mientras que los demócratas mantendrán el control sobre el Senado.

El hecho de que las próximas elecciones de medio término no vayan a constituir una debacle similar a la que las elecciones de 2018 representaron para los republicanos se debe a varios factores, entre los que se encuentran una serie de victorias legislativas de la Casa Blanca que logró pasar la Ley de Infraestructura y legislación ambiental durante la primavera y la decisión de la Corte Suprema de derogar la protección constitucional al derecho al aborto.

Tom Pérez, quien presidió el Comité Nacional Demócrata entre 2017 y 2021, declaró a Associated Press, que para él muchas de las contiendas congresionales más difíciles siguen siendo reñidas debido a la fuerza de los demócratas de la Promoción de 2018.

“Los miembros de la Promoción de 2018, tienen en común que son todos realmente increíblemente competentes, exitosos y se han ganado la confianza de los votantes en sus distritos en todo el espectro ideológico”, dijo Pérez, quien agregó que “esa, para mí, es la razón por la que tenemos una oportunidad aquí, a pesar de los vientos en contra del momento, es esa increíble combinación de calidad de los candidatos contrastada con las opiniones extremas de las personas que se postulan contra ellos”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés