Comienza el proceso para que Neil Gorsuch se convierta en el noveno juez de la Corte Suprema

El Comité Judicial del Senado acoge la primera jornada de las audiencias de confirmación del magistrado, después de que durante meses rechazó considerar al juez moderado Merrick Garland, nominado por el expresidente Barack Obama. Se espera que los demócratas planten cara al elegido por Trump.

Dos meses después de su nominación, el juez Neil Gorsuch enfrenta este lunes la primera de las audiencias de confirmación en el Senado, que de lograrse daría una importante victoria a los conservadores puesto que renovarían la mayoría en la máxima instancia judicial del país después de la muerte de Antonin Scalia.

Aunque los republicanos son mayoría en el Senado, los demócratas podrían intentar bloquear la nominación con una maniobra de filibusterimo, lo que requería que fuera confirmado 60 votos, en vez de con una mayoría simple.

De ser confirmado, con Gorsuch volverá a implantarse la mayoría conservadora entre los nueve miembros de la Corte Suprema, con 5 conservadores frente a 4 progresistas, aunque dentro de los conservadores Anthony Kennedy es considerado independiente puesto que en ocasiones ha votado alineado con los progresistas. Precisamente, su hoja de vida incluye haber trabajado como secretario del juez Kennedy a principios de los años noventa.

Conocido por ser un intérprete conservador y literal de la Constitución y las leyes, se espera que enfrente preguntas duras sobre el veto migratorio impuesto por Donald Trump, cuyo bloqueo judicial la Casa Blanca anunció que apelará, y la sentencia Roe v. Wade, que garantiza el derecho a las mujeres estadounidense al aborto desde 1973.

El Comité Judicial del Senado, compuesto por 11 republicanos y 9 demócratas, someterá a una batería de preguntas al candidato que fue nominado el pasado enero por el presidente Donald Trump.

Gorsuch aspira a ocupar el puesto vacante del juez conservador Antonin Scalia, que falleció en febrero 2016. El expresidente Barack Obama presentó al juez moderado Merrick Garland para sustituirlo pero el Senado rehusó considerarlo.

Le perspectiva de unas elecciones en noviembre que diera la mayoría a los republicanos -como ha sucedido- llevó a los conservadores a dilatar el proceso y por último ni siquiera someter al proceso de audiencias al candidato de Obama.

Su papel será decisivo en las batallas legales que lleguen hasta el Supremo en asuntos las políticas migratorias, los derechos civiles, el aborto y el medio ambiente. Estos serán los casos sobre los que decidirá la nueva Corte Suprema de la era Trump.

Nacido en Denver, Colorado, hace 49 años, Gorsuch se convertiría en el juez más joven en la Corte Suprema en 25 años.

En cuanto a sus posturas, uno de los casos más conocidos en los que demostró sus credenciales conservadoras fue el de la compañía Hobby Lobby, que alegó objeciones religiosas para negarse a ofrecer cobertura de contraceptivos a sus empleadas, y sentenció a favor de la empresa.

No obstante, también hay grupos pro-vida que no es suficientemente conservador.

En materia de inmigración, como explica el periodista Fernando Peinado en este artículo, no se conocen sentencias en las que haya revelado una tendencia contra los inmigrantes. De hecho, en algunos casos notables sobre inmigración ha tomado decisiones a favor de los indocumentados.

Gorsuch ya ha pasado por el Senado anteriormente: en 2006 fue confirmado para la Corte de Apelaciones del Distrito 10, con sede en Colorado y jurisdicción sobre seis estados, entre ellos el fronterizo de Nuevo México. Entonces los republicanos y los demócratas llegaron a un acuerdo para que saliera adelante su nominación.

RELACIONADOS:EEUUCorte SupremaNeil Gorsuch