Política

Comey responde a las amenazas de Trump: “Esto no es una dictadura”

El exdirector del FBI, James Comey, advierte que “no es normal” que un presidente en ejercicio públicamente llame al encarcelamiento de un ciudadano.

El exdirector del FBI James Comey parece embarcado en una cruzada moral contra Donald Trump para advertirle a los estadounidenses que la manera de gobernar y comportarse del presidente "no es normal".

“Esto no es una dictadura sin importancia en la que el líder del país puede decir: ‘La gente que no me gusta la mando a la cárcel’”, dijo Comey a la Radio Pública Nacional, NPR, este martes, en una entrevista para promocionar su libro de memorias ‘Una lealtad mayor’ que fue publicado este martes.

Entre domingo y lunes Trump ha escrito media docena de mensajes en Twitter fustigando a Comey por sus “muchos crímenes” y asegurando que merece ir a la cárcel por “filtrar información claisificada y mentir al Congreso”, en una estrategia para contrarrestar las opiniones en su contra que ha estado expresando Comey en las entrevistas promocionales de su libro.

“El presidente de Estados Unidos acaba de decir que un ciudadano privado debe ser encarcelado. Y creo que la reacción de muchos de nosotros fue, ‘bueno, esa es otra de sus cosas’. Esto no es normal. Esto no está bien. Existe el peligro de que nos hagamos inmunes a esto y no notemos las amenazas a nuestras normas”, dijo Comey.


La mala relación entre Comey y Trump viene desde mayo pasado, cuando el presidente lo despidió intempestivamente cuando aún le faltaban seis años al frente del buró. Al principio se adujo que la razón había sido su mal manejo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton, pero después el mandatario reconoció que la investigación del ‘Rusiagate’ había sido un factor.

En su conversación con NPR, Comey aseguró que no sigue los tuits del presidente, aunque ocasionalmente lee alguno.

El exdirector del FBI no es una persona muy activa en redes sociales, aunque desde que dejó la agencia ha publicado varios mensajes críticos de acciones del presidente -como cuando despidió a su segundo Andrew McCabe- y recientemente algunos para promocionar su libro, incluyendo en marzo advirtiéndole a Trump que su versión de la historia sería pronto conocida.

El domingo Comey empezó su ronda promocional con una entrevista con ABC en la que aseguró que Trump "está incapacitaado moralmente" para gobernar y comparó su estilo con el de un jefe de la mafia.

RELACIONADOS:James ComeyDonald TrumpRusiagate