null: nullpx
Política de Educación

Estudiante transgénero demandó a distrito escolar por supuestamente acosarlo para que no use el baño

El joven de 16 años alega que lo quieren obligar a llevar un brazalete verde para vigilarlo mejor y evitar que use el baño de varones.
21 Jul 2016 – 1:27 PM EDT

Un estudiante transgénero a quien quieren supuestamente obligar a llevar un brazalete verde para vigilarlo y evitar que use el baño de varones demandó a un distrito escolar en Wisconsin por violarle sus derechos.

La demanda, presentada en el tribunal federal del distrito este de Wisconsin, describe un patrón de acoso contra el joven de 16 años de edad, Ash Whitaker, a quien funcionarios escolares no reconocen como varón y constantemente se refieren a él como niña, le niegan acceso al baño de varones y le han pedido dormir solo o en habitaciones con niñas durante viajes escolares.

También le negaron inicialmente ser "Rey del Prom" aunque cumplía con todos los requisitos, pero finalmente se lo permitieron debido a las protestas de otros estudiantes.

Según documentos judiciales, Whitaker nació como niña pero desde el octavo grado se reconoce como varón y así se lo dejó saber a su padre, madre y hermanos.

A partir del noveno grado comenzó a decirles a sus amigos de la Secundaria Tremper en Kenosha (Wisconsin, a 30 millas al sur de Milwaukee) que era niño, y en décimo ya lo sabían sus compañeros y maestros.

Para entonces el también estudiante de honor ya había asumido una identidad de género masculina, se cortó el pelo, usaba ropa de niño y los demás ya se referían a él como un varón más.

Whitaker fue diagnosticado oficialmente con Disforia de Género, que es la condición por la cual una persona no se identifica con su sexo asignado al nacer. Actualmente se encuentra en transición bajo la orientación de psicólogos y médicos, y tiene la intención de iniciar terapia hormonal en el futuro.

La demanda alega que durante su transición en la escuela, Whitaker "se dio a conocer ampliamente y ha sido aceptado como un niño por la comunidad escolar". Incluso ha tocado con la orquesta escolar vestido de tuxedo, como los demás varones.

"Mis compañeros y muchos de mis maestros me conocen como un niño y han sido increíblemente comprensivos", dijo Ash en un comunicado al presentar la demanda.


Pero los problemas comenzaron durante la primavera de 2015, cuando Whitaker y su mamá pidieron oficialmente a la consejera escolar que le permitieran utilizar el baño de los varones como todos los demás, y aunque la consejera apoyó la petición, el director y subdirector de la escuela se lo prohibieron.

En su lugar, le exigieron utilizar los baños de niñas o un baño privado en la escuela, al que se accede con llave, y ningún otro estudiante tiene acceso. Su uso lo expone a preguntas incómodas de otros compañeros de clase.

Como la mayoría de sus compañeros lo reconocen como varón, más aun aquellos que no lo conocieron nunca como niña, obligarlo a utilizar el baño de las chicas lo pondría en una situación embarazosa.

Para asegurarse de que no fuera a los baños prohibidos y mantenerlo vigilado, este pasado mes de mayo la administración escolar decidió darle a Whitaker y a cualquier otro estudiante transgénero brazaletes verdes para poder identificarlos.

"Marcar a los estudiantes de esta manera", dice la demanda, los haría blanco potenciales de "acoso, violencia y violaría su privacidad revelando su estatus de transgénero a otros".

Al enterarse del plan Whitaker se sintió "asqueado y con miedo. Él es consciente de la prevalencia de ataques violentos contra la gente transgénero en todo el país", indican los documentos judiciales.

El joven, que pertenece a la Sociedad Nacional de Honor, la orquesta escolar, el equipo de tenis, la Sociedad Astronómica y también participa en teatro, ha tenido que dejar de tomar líquido en la escuela para evitar usar el baño, poniendo en peligro su salud, alegan sus abogados.

"Me preocupa cómo voy a hacerme camino entre las exigencias de mi último año si ni siquiera voy a poder ir al baño sin preocuparme de que me vigilen", dijo el joven.

Whitaker llevó su caso ante el distrito escolar de Kenosha amparado en una directriz del Departamento de Educación emitida en mayo pasado, en la cual el gobierno advirtió a los distritos escolares que negarle acceso a los estudiantes a baños acorde a su identidad de género está prohibido por ley, pero los abogados del distrito, según la demanda, contestaron que la entidad "no está legalmente obligada por estas autoridades y no cambiará su posición respecto al uso del baño" por parte del joven.

Posteriormente Whitaker sometió una querella ante la Oficina de Derechos Civiles del departamento de Educación, pero la retiró tras presentar esta demanda.

"Los demandados se han metido en una campaña para segregar y humillar a Ash Whitaker porque es transgénero. Tener el apoyo de sus compañeros y muchos docentes no lo han protegido de esta descarada discriminación, pero esperamos que una orden de un tribunal federal sí lo haga", dijo Joseph Wardenski, el abogado del joven.


El distrito escolar, por su parte, expresó que confía en que una vez el caso sea visto en sus méritos "se determinará que está en cumplimiento de todas las leyes", dijo su abogado, Ron Stadler, al diario local Kenosha News.

Wisconsin uno de 21 estados del país que demandaron al gobierno federal por la directriz emitida en mayo pasado que amenaza con quitarles fondos federales para la educación a los distritos escolares que discriminen contra los estudiantes transgénero.

Legisladores republicanos intentaron ya sin éxito aprobar un proyecto de ley que hubiese obligado a todos los estudiantes utilizar baños y vestidores acordes con su sexo asignado al nacer, y no con su identidad de género.

Este es el capítulo más reciente en la guerra que se libra en varios estados del país por el acceso de los estudiantes transgénero al baño acorde con su identidad de género.

El martes pasado un estudiante de intermedia en Maryland, de 14 años de edad, demandó a su escuela porque no le permite usar el baño y vestidor de varones.

La semana anterior la junta escolar del condado de Gloucester, en Virginia, pidió a la Corte Suprema de EEUU bloquear el acceso de otro adolescente transgénero, Gavin Grimm, al baño de varones cuando comience el próximo año escolar, a pesar de que el Cuarto Circuito de Apelaciones -que también tiene jurisdicción sobre Maryland- ya determinó que se le violaron sus derechos prohibiéndole el acceso.

El máximo foro estadounidense aún no se ha pronunciado sobre este caso.

En mayo pasado, docenas de familias demandaron al distrito escolar de Township 211 a las afueras de Chicago por haberle permitido a una niña transgénero utilizar el vestidor de niñas en una escuela.

Este año 18 estados en todo el país han considerado legislación que prohíbe a personas utilizar baños públicos correspondientes a su identidad de género, según datos de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

Otros 13 estados y el Distrito de Columbia, así como distritos escolares en Anchorage (Alaska), Tucson (Arizona) y Fairfax (Virginia) han prohibido este tipo de discriminación.


Lea también:

Publicidad