Política de Educación

El gasto en cárceles aumentó tres veces más que el gasto en educación en EEUU durante las pasadas décadas

Un nuevo informe del departamento de Educación pide a los estados revisar sus prioridades porque es más seguro, barato y efectivo invertir en escuelas que en prisiones.
7 Jul 2016 – 1:51 PM EDT

Durante las últimas tres décadas la inversión en cárceles en Estados Unidos ha aumentado a un ritmo tres veces superior a la inversión en escuelas, y en casi todos los estados del país se gasta más en presos que en estudiantes, según un nuevo reporte del departamento de Educación que pide a los estados revisar sus prioridades presupuestarias.

"Los presupuestos reflejan nuestros valores, y las tendencias reveladas en este análisis son una reflexión sobre las prioridades de nuestra nación que deben ser revisadas", dijo este jueves en una llamada con la prensa el secretario de Educación, John B. King Jr., quien opinó que " desde hace demasiado tiempo los sistemas (penales) en este país perpetúan la desigualdad" en lugar de combatirla.

"A pesar de que gastamos $80 mil millones de dólares anuales en cárceles, hay maneras más efectivas de proteger al público tales como invertir en la educación y aumentar el salario mínimo", agregó Valerie Jarrett, asesora del presidente Barack Obama.

Según el análisis del departamento de Educación, entre 1979 y 2013 la inversión en educación por parte de los gobiernos estatales y locales se duplicó, de $258 mil millones de dólares a $534 mil millones, mientras los gastos en cárceles se cuadruplicaron, de $17 mil millones a $71 mil millones.

Además, casi todos los estados aumentaron más sus gastos por preso que por estudiante, con la excepción de New Hampshire y Massachusetts.

El patrón fue similar en las inversiones en educación superior, incluyendo universidades, colegios comunitarios o institutos educativos. Según el análisis, mientras la inversión en educación superior aumentó 5%, de $67 mil millones de dólares a $71 mil millones entre 1989 y 2013, los gastos en cárceles aumentaron 89% (de $37 mil millones a $71 mil millones).

Esta inversión en cárceles coincide con el aumento de la población penal, que también se cuadriplicó entre 1980 y 2014, de 490 mil presos a más de dos millones en la actualidad, a pesar "de grandes disminuciones en los índices de criminalidad, que bajaron más de 50%" durante el mismo período, explica el reporte.

El documento agrega que el aumento de la población penal tiene que ver con el surgimiento de leyes cuyo incumplimiento es penalizado con cárcel obligatoria.

Estados Unidos, según datos oficiales, tiene el 20% de los confinados de todo el mundo, a pesar de que tiene el 5% de la población del planeta. De esa población, según el departamento de Educación, dos terceras partes no terminó secundaria.

Por eso, dijo King, invertir más en programas de educación de calidad es mejor alternativa, más segura y más barata que la cárcel.

"Investigadores han calculado que un aumento de 10% en los índices de graduación de secundaria tiene como resultado una disminución de 9% en los índices de arrestos por crímenes, y reduce los índices de asesinatos y agresiones en un 20%. Hasta un aumento de 1% en los índices de graduación de los hombres ahorraría hasta $1.4 mil millones de dólares en costos de encarcelamiento. Esos son números poderosos, pero son solo son datos en una página si no actuamos", agregó el Secretario.

Lea también:

Publicidad