null: nullpx
Política de Educación

Coalición intenta evitar que Texas adopte polémico libro de historia mexicana-estadounidense para sus escuelas

El libro describe a los mexicanos como "vagos", dice que el movimiento chicano por los derechos civiles quería "destruir" a la sociedad y cuestiona los probados beneficios del bilingüismo.
19 Jul 2016 – 3:59 PM EDT

Un grupo de activistas y educadores formó una coalición para resistir la adopción de un polémico libro que podría utilizarse a partir del año académico 2017-2018 en las escuelas públicas de Texas y que según ellos promueve 'ofensivos' estereotipos culturales y distorsiona la historia de la comunidad mexicana-estadounidense en EEUU.

El libro se titula 'Herencia Mexicana-Estadounidense' ('Mexican American Heritage') y es publicado por la editorial Momentum Instruction, con sede en Virginia.

Según los opositores agrupados en la Coalición para Textos Responsables de Estudios Étnicos (REST), el libro "no sólo insulta a los mexicanos-americanos, sino también a los afroamericanos y a otra gente de color", dijo Celina Moreno, de la Coalición de Educación Latina de Texas.

Los activistas y educadores sostienen, por ejemplo, que el texto sugiere que la cultura mexicana promueve la vagancia, que equipara a los mexicano-estadounidenses con inmigrantes ilegales y que pinta al movimiento chicano por los derechos civiles como una "narrativa revolucionaria que se opuso a la civilización occidental y quiso destruir esta sociedad".

La página 248 del libro afirma que los empresarios que fueron a desarrollar industrias a México a finales del siglo XIX veían a los mexicanos como "vagos en comparación con los trabajadores europeos o norteamericanos" y que los industrialistas del norte, por el contrario, eran hombres "motivados, competitivos, siempre a tiempo y preocupados continuamente por la eficiencia".

Mientras los industrialistas estaban acostumbrados a que los obreros hicieran su trabajo "callados y obedientemente, respetando las reglas, la autoridad y la propiedad", los mexicanos no estaban acostumbrados a trabajar un día entero "tan vigorosamente" y no trabajar un lunes o "tomar en el trabajo" eran problemas recurrentes.

El libro también cuestiona los beneficios del bilingüismo, ampliamente documentados en diversos estudios científicos, y alega que los defensores del uso de dos idiomas en las escuelas lo hacen para hacerles la vida más fácil a los niños hispanos, quienes "no van a tener que aprender inglés para poder aprender todo lo demás".

"Cada padre y contribuyente debe sentirse ofendido de que un libro tan pobremente investigado y escrito sea siquiera considerado para utilizarse en las escuelas públicas de Texas", agregó Moreno, también abogada del Fondo Mexicano-Americano para la Educación y Defensa Legal (MALDEF).

El libro 'Herencia Mexicano-Americana' surge de una petición hecha hace dos años por la Junta Estatal de Educación de Texas en busca de materiales para impartir cursos étnicos electivos.

Entonces la junta se negó a implementar un programa de estudios mexicanos-americanos en las escuelas públicas del estado, pero accedió a considerar que se impartieran cursos específicos. El libro fue el único material sometido a la consideración de la junta para utilizarse en esos cursos.

Los opositores al libro alegan que la editorial Momentum Instruction es controlada por Cynthia Dunbar, una ex integrante conservadora de la junta, abogada y ex profesora de la universidad cristiana Liberty University, fundada por el tele-evangelista Jerry Falwell.

La Junta Estatal de Educación llevará a cabo audiencias públicas sobre el libro durante sus reuniones del 13-16 de septiembre y del 15-18 de noviembre próximos en Austin, y debe aprobarlo o rechazarlo en la última reunión.

Aunque las escuelas de Texas no están obligadas a utilizar el texto en sus clases, la mayoría usa lo que apruebe la junta estatal.

A los activistas les preocupa que debido al enorme mercado editorial que representa Texas, otras editoriales sigan la pauta de Momentum y hagan cambios similares en sus libros en otros mercados.

"Debes tener cuidado con lo que pides. Ahí lo tienes", dijo a la AP David Bradley, un conservador y veterano miembro de la Junta Estatal de Educación que criticó a los activistas por haber pedido estudios étnicos y estar ahora opuestos al texto ofrecido para esos cursos.

Bradley dijo que Texas debe enfocarse en materias básicas como lectura, escritura y matemáticas antes de proponer cursos más especializados.

"Soy italiano, irlandés y francés. Me siento discriminado cuando solo tenemos estudios exclusivos a una minoría en Texas", agregó Bradley.

REST, por su parte, puso en línea una petición para que todos aquellos que se opongan al libro de texto la firmen y envíen a la Junta Estatal de Educación de Texas.


Lea también:

Publicidad