Política Ambiental

Endurecen las normas de emisiones para los autos en la Ciudad de México

La llamada NOM-EM-167-SEMARNAT-2016 es una de 168 medidas analizadas por expertos, científicos, gobiernos de varios niveles y la industria automotriz “y que permitirán en el corto y mediano plazo mejorar la calidad del aire que respiramos” explicó la propia dependencia.
7 Jun 2016 – 12:27 PM EDT

En un año marcado por los elevados índices de contaminación, la Ciudad de México y la zona que le rodea --a la que se le conoce como megalópolis-- han establecido límites más estrictos de emisión de contaminantes para permitir la circulación a los vehículos, según una norma emergente que ha publicado este martes la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El pasado 5 de abril, las autoridades de la megalópolis decidieron restringir la circulación al menos un día a la semana a todos los vehículos dependiendo de la terminación de su número de placa a través del programa Hoy No Circula. Sin embargo, a partir del próximo 1 de julio con la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana de Emergencia se determinan nuevas reglas para verificar las condiciones de los automóviles y con ello poder controlar su permiso para circular en la capital del país y el Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

La llamada NOM-EM-167-SEMARNAT-2016 es una de 168 medidas analizadas por expertos, científicos, gobiernos de varios niveles y la industria automotriz, que buscan “en el corto y mediano plazo mejorar la calidad del aire que respiramos” explicó la propia dependencia. Fue necesaria su implementación para responder a las elevadas concentraciones de ozono.

Por ser una norma emergente, su vigencia será por un periodo de seis meses y podrá prorrogarse por otros seis en caso de ser necesario.

Los vehículos que deberán ser verificados bajo esta norma son todos aquellos con peso superior a los 400 kilogramos, de servicio público o privado, que usan como combustible gas natural o licuado de petróleo, gasolina, diésel, entre otros alternos.

A diferencia de la verificación que se realizaba antes a los automóviles, con base en una medición de gases del escape, ahora la prueba principal será el Sistema de Diagnóstico a Bordo, con el que cuentan todos los vehículos modelo 2006 en adelante, y que monitorea constantemente el funcionamiento de todos los sistemas que participan en el control de emisiones.

Para los automóviles de modelos anteriores a 2006 se les realizarán excepcionalmente pruebas dinámicas a través de los contaminantes que emiten por sus escapes.

Los vehículos de modelos 2016 en adelante podrán quedar exentos de la verificación vehicular hasta por cuatro años.

Se contempla la prohibición a los vehículos ostensiblemente contaminantes, "aquellas chimeneas rodantes que con justa razón indignan a la ciudadanía", dijo en conferencia de prensa Rafael Pacchiano Alamán, el titular de la SEMARNAT.

También se contempla la colocación de equipos de medición remota de contaminantes sobre vialidades.

Todos estos lineamientos se establecerán en los programas de Verificación Vehicular Obligatoria (PVVO), que se realizan en los llamados Verificentros. Estos establecimientos deberán estar capacitados el mismo mes de julio para realizar correctamente estas revisiones.

Lea también:


Publicidad