El único desecho que los arrecifes necesitan para sobrevivir

Estos frágiles ecosistemas marinos requieren nutrientes como nitrógeno y fósforo que provienen del lugar menos esperado.
17 Ago 2016 – 5:44 PM EDT

Así como los peces necesitan del arrecife para sobrevivir, estos animales también cumplen un rol importante en el mantenimiento del mismo.

Un nuevo estudio publicado en Nature Communications demostró que la ausencia de peces grandes y de sus excretas naturales privan a los arrecifes de hasta un 50% de los nutrientes necesarios para su supervivencia.

Recordemos que los peces de agua salada tienen un sistema excretor muy similar al de las personas. Los principales productos que desechan son componentes nitrogenados y el exceso de sal marina.

“Parte de la razón por la que los arrecifes de coral funcionan es porque los animales juegan un gran rol en la distribución de los nutrientes”, afirma el autor del estudio Jacob Allgeier, de la Universidad de Washington.

Allgeier y su equipo trabajaron con 143 especies de peces a lo largo de 110 sitios en 43 arrecifes del Caribe.

Los diferentes sitios elegidos habían padecido diferentes niveles de explotación pesquera. Entre los analizados destacan desde reservas marinas hasta arrecifes con pesca ilimitada hasta zonas donde los peces grandes y depredadores ya casi han sido erradicados en su totalidad.

Tras examinar los nutrientes en la orina de los peces y en sus tejidos -particularmente nitrógeno y fósforo, dos nutrientes esenciales para el funcionamiento del ecosistema- los científicos encontraron que los arrecifes con más peces grandes y depredadores tenían buenos niveles de nutrientes, mientras que aquellos con números reducidos de estos animales tenían cerca de un 50% menos de ellos.

De acuerdo a los resultados, l a gran reducción en la presencia de 'orina' en el agua se debía a la ausencia de peces grandes como meros, barracudas y pargos, especies afectadas por la pesca selectiva.

Los peces contienen una gran proporción, si no la mayoría de los nutrientes de un arrecife de coral en sus tejidos, y también se encargan de reciclarlos. Si extraes los peces grandes, con ellos remueves todos esos nutrientes del ecosistema”, explica el autor del estudio, alentando a su protección.

Este hallazgo echa luz sobre cómo la pesca selectiva de ciertas especies amenaza a los ecosistemas marinos, en especial a los ya lastimados arrecifes de coral que sufren por la erosión y las altas temperaturas del océano.

Los investigadores esperan encontrar esta misma relación en arrecifes de otras partes del mundo y contribuir a mejorar la conservación de estos ecosistemas tan frágiles en el Caribe y en todo el planeta.

Publicidad