null: nullpx

El 2015 rompió múltiples récords climáticos y el 2016... ¿seguirá su ejemplo?

Tras récords sucesivos de altas temperaturas mensuales, decir que junio o que julio es el mes más caliente de la historia hasta parece un titular repetido. 450 científicos de 62 países resumen la situación así.
3 Ago 2016 – 08:43 AM EDT
Comparte

Tras 10 récords sucesivos de altas temperaturas mensuales, decir que junio o que julio es el mes más caliente de la historia hasta parece un titular erróneo o repetido.

¿Dónde lo leímos? Claro, es que setiembre 2015 fue el más caliente de los setiembres de la historia. Pero octubre 2015 también lo fue. También lo reportamos en noviembre, diciembre, enero, febrero y así hasta en junio: de forma consecutiva, cada uno de estos meses han sido el más caliente de la historia conocida. Bueno, de julio todavía no sabemos

El tema es que se han roto muchos récords seguidos en solo meses. Entre de julio de 2015 y el de junio de 2016 ocurrieron los doce meses consecutivos más calurosos de la historia.

Lo cierto es que si bien el 2015 fue el año más caluroso de la historia, superando en 0.1 grados Celsius el récord del 2014. El 2016 ya va sumando muchos puntos para arrebatarle la ‘corona’, un honor con muy poco que celebrar para la humanidad.

Según el informe El Estado del Clima del 2015 de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA) revelado esta semana, la evidencia analizada por 450 científicos de 62 países durante el 2015 es contundente sobre cómo la humanidad se enfrenta actualmente a un entorno con condiciones climáticas que rompen los registros históricos cada vez más y más frecuentemente.

Como explica el climatólogo Michael Mann a The Guardian, la peor parte de esto es que los impactos del cambio climático ya no son sutiles.

¿Cuáles son los récords climáticos se han roto ya? ¿Y eso qué significa? Estos son los principales hallazgos que el nuevo informe invita a tener presentes.

1. El año más caliente de todos. El 2015 superó al 2014 como el año más cálido desde al menos el siglo 19. Aunque eso ya lo nos lo habían adelantado, las mediciones explican que este récord de calor ocurrió como resultado de la influencia combinada del calentamiento global a largo plazo y de uno de los fenómenos El Niño más fuertes del mundo ha experimentado desde 1950. El Niño genera una corriente de agua cálida en el océano Pacífico y provoca un incremento de la temperatura del mar. Esto altera el clima en todo el mundo y es sentido particularmente en zonas más vulnerables.


2. El fenómeno El Niño fue uno de los más fuertes registrados y causó estragos en todo el mundo y favoreció una temporada de huracanes récord en el Pacífico Norte donde se reportaron dieciséis ciclones tropicales, más de 3 veces el promedio de huracanes registrados entre 1981 y el 2010 (de 4,7 ciclones por temporada). Además, contribuyó a graves sequías en Etiopía, lo que provocó que más de 8 millones de personas necesitaron ayuda alimentaria como resultado de la pérdida de los cultivos perdidos. Si bien el fenómeno ya acabó dándole paso a La Niña, los indicadores de cambio climático continúan subiendo, por lo que la humanidad no debe bajar la guardia.

3. Los océanos también alcanzaron un nuevo registro de la temperatura y también el alza en el nivel del mar fue récord. Los datos de NOAA sugieren que la expansión térmica de los océanos se vio agravada por el derretimiento de glaciares y propició en el 2015 el más alto nivel del mar global. Se calcula que el nivel de los océanos creció aproximadamente 70 mm sobre el promedio de 1993, que es cuando comenzaron a realizarse las mediciones por satélite de este tipo. Además, según el reporte, se detectó que los mares están subiendo a una tasa promedio de 3,3 mm al año, siendo el océano Pacífico e Índico los que experimentan el crecimiento más acelerado.

4. El deshielo ya está cambiando la geografía de las plataformas heladas del mundo causando, por ejemplo, descensos en las poblaciones de pingüinos antárticos y cambios en el comportamiento de las morsas del Ártico. En este último, se registró en febrero de 2015, que su máxima extensión de hielo marino fue la más pequeña de su historia: un 7% menor del promedio entre 1981-2010.

5. El récord de dióxido de carbono ( CO2) fue el más alto de la historia: se detectó una concentración de dióxido de carbono (CO2) que superó las 400 partes por millón simbólicos marca en la estación de investigación de Mauna Loa en Hawai el año pasado. Sin embargo, el informe de NOAA determinó que el nivel global de CO2 fue de un 399.4ppm, un aumento de 2.2ppm en comparación con el 2014. Esto tiene consecuencias para todas las formas de vida en el planeta y todos los ciclos naturales.

6. Además, durante el 2015 ocurrió una sequía histórica para el Caribe, donde las temperaturas fueron muy altas y las precipitaciones muy bajas, una situación cuya probabilidad se estima que ocurra en uno de cada 500 años. Como consecuencia de las pocas lluvias, al menos diez naciones insulares como Puerto Rico experimentaron condiciones de severas de sequía y múltiples racionamiento de agua.

7. Finalmente, este 2015 tuvo el menor número de días frescos de la historia y por el contrario, las temperaturas extremas registradas en el 2015 también son las más extremas desde que se tienen registros. El reporte confirma que las frecuencias regional de los días y noches cálidas fueron los más altos registrados en el oeste de América del Norte, partes de Europa central y Asia Central.


Comparte

Más contenido de tu interés