El yihadismo persigue a los cristianos, ahora también en Europa

“El verano del terror yihadista en Europa es una pesadilla para unos ciudadanos biempensantes que creían que el problema de esta violencia irracional de corte islamista estaba muy lejos de sus casas, a miles de kilómetros, en el Medio Oriente y más allá”.
Opinión
Fundadora y directora de Fuente Latina
2016-07-28T09:29:28-04:00


Tarde o temprano iba a pasar. Conforme se extendía por Europa la ola de terrorismo islamista auspiciada por los yihadistas del Estado Islámico, ya sea con ‘lobos solitarios’ o con militantes más experimentados y organizados, uno de los objetivos declarados por sus líderes es atentar contra los cristianos. Era una de las posibles dianas de esta alerta terrorista que recorre occidente y, al final, lamentablemente, se han cumplido los más oscuros augurios. Entraron dos terroristas en una iglesia y degollaron ayer a un sacerdote durante la toma de rehenes en este templo del norte de Francia. También dejaron en estado crítico a otra víctima y proclamaron con furia su pertenencia a la organización terrorista Estado Islámico. Así de simple y así de terrible. El verano del terror yihadista en Europa es una pesadilla para unos ciudadanos biempensantes que creían que el problema de esta violencia irracional de corte islamista estaba muy lejos de sus casas, a miles de kilómetros, en el Medio Oriente y más allá. Pero no es así, ahora el terrorismo también está a la vuelta de la esquina en Occidente, y se despliega con toda su carta de intenciones: poner en jaque a la libertad conquistada por sus ciudadanos y secuestrar sus valores.

Hemos visto cómo en las últimas semanas arrasaban con un camión entre la multitud que celebraba la fiesta del 14 de julio en Niza, o cómo un individuo se hacía explotar cerca de un festival en Alemania con el objetivo de matar al mayor número de personas a su alrededor (afortunadamente solo murió el terrorista), además de numerosos intentos frustrados. Desde enero de 2015, han fallecido en Francia más de 230 personas por terrorismo. Pero lo novedoso de lo ocurrido el 26 de julio en la iglesia de Normandía es el blanco elegido por los asesinos: un sacerdote católico y sus feligreses.

¿Qué mensaje esconde este atentado? Pues que la razón de ser del Estado Islámico y de los yihadistas es profundamente religiosa, en una concepción retorcida y extremista de la religión islámica, eso sí, pero religiosa al fin y al cabo. Nos advierte que el objetivo del Estado Islámico no es simplemente conquistar y controlar territorios en el Medio Oriente, sino que subyace un elemento religioso al que se supedita su agenda totalitaria. La religión no es para ellos un simple instrumento de control social del que se valen para mantener la supremacía en los territorios que controlan, es su objetivo en sí mismo: imponer al mundo musulmán su visión más extrema del islam y someter al resto de la humanidad por ‘infieles’. Es en esta línea de pensamiento en la que se enmarca el ataque a la iglesia cristiana de Normandia. Los cristianos, como lo son los judíos y también los musulmanes que no comulguen con el wahabismo más rigorista, son un objetivo para los yihadistas del Estado Islámico.

En este punto, vale la pena poner el foco en un aspecto de las guerras que asolan al mundo árabe en la actualidad del que se ha hablado poco en los medios: la persecución a los cristianos en el Medio Oriente. Es una parte esencial de esa agenda totalitaria del yihadismo, pero que a veces ha estado también alentada por gobiernos árabes que no han hecho nada por proteger las libertades religiosas de sus ciudadanos cuando se trataba de minorías no musulmanas. La presencia de cristianos en países como Siria, Irak o hasta en los territorios palestinos se encamina a ser testimonial y han sufrido tremenda represión por parte de islamistas radicales.

Por eso es tan importante tomar perspectiva cuando un comando del Estado Islámico atenta en un templo cristiano en el corazón de Europa, porque es un atentado directo contra los valores que definen al Viejo Continente, y ya no cabe seguir mirando para otro lado. Quizá también pueda servir para despertar la atención de la opinión pública sobre la persecución a las minorías en el Medio Oriente por parte del islamismo radical.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

RELACIONADOS:TerrorismoYihadismoISISAsesinatosEuropa
Publicidad