publicidad

Cristóbal J. Alex: Donald Trump no es el único peligro

Cristóbal J. Alex: Donald Trump no es el único peligro

Para el autor, los peligros para los latinos en el área de inmigración abundan, pero la salud y el ambiente son también temas clave.

Cristóbal J. Alex: Donald Trump no es el único peligro GettyImages-Trump...


Por Cristóbal J. Alex, presidente de Latino Victory Project

El 2015 ha sido un año lleno de sorpresas, de insultos, decepciones y de lucha. Vimos a candidatos presidenciales llamarnos criminales, violadores, narcotraficantes y bebes ancla. Escuchamos a esos mismos candidatos presidenciales jurar repetidamente que de ser presidentes, van a echar a los latinos del país y a construir un muro monstruoso en la frontera con México.

Y en una cruel desilusión vimos cómo un juez federal conservador logró frenar las protecciones que DACA y DAPA darían a millones de familias. Estos fueron golpes terribles que aún duelen y que amenazan con desboronar la estabilidad y el éxito de nuestra comunidad en este país. Pero, como dice un refrán, quisieron  enterrarnos, pero no sabían que éramos semillas.

Junto a cada puño de tierra que nos echaron encima, había un rayo de sol y una lluvia cálida. En vez de permanecer en el suelo, nos levantamos aún más alto para defender a nuestra comunidad y luchar por una mejor vida; alzamos la voz para recordarles a todos los que escuchen, que los latinos hemos, seguimos y seguiremos aportando al bienestar y la grandeza de este país. ¡Aquí estamos, y no nos vamos!

En los últimos 12 meses no pensamos dos veces antes de decirles a candidatos presidenciales de los dos partidos que merecemos estar en la mesa principal donde se determinará el futuro de nuestro país. Porque, si no estamos sentados en la mesa, somos parte del menú. Y gracias a esos esfuerzos, cada vez hay más latinos en posiciones claves dentro de cada campaña.

publicidad

Aunque el 2015 fue un año difícil, también fue un año de muchos logros para nuestra comunidad. Y a cada vuelta logramos convertir los ataques hacia nuestra gente en fuerza y en poder político.

Ahora que estamos a punto de darle la bienvenida al 2016, debemos poner el panorama en perspectiva y asegurar que  la trayectoria y el poder político por el que juntos hemos luchado, siga creciendo. Y debemos enfrentar una gran realidad, el peligro para los latinos en estas elecciones va más allá de las palabras y el sentimiento antiinmigrante y antilatino de una sola persona.

En el 2016 debemos estar activos políticamente y mantenernos informados, no solo por Donald Trump. Él no es el único peligro. Gracias a Trump, muchos otros candidatos con posturas peligrosas para nuestra comunidad, han podido mantenerse bajo el radar.

Por ejemplo: ¿Sabía usted que Ted Cruz cree en la autodeportación y que quiere cambiar la constitución para asegurar que los niños nacidos en este país de padres indocumentados no puedan obtener ciudadanía por nacimiento? O ¿sabía usted que Marco Rubio prometió deshacerse de DACA aunque el Congreso no pase una reforma migratoria? Esto pondría a los soñadores de nuevo en peligro de deportación.

Los peligros para los latinos en el área de inmigración abundan. Pero muchos candidatos también quieren negar un incremento al salario mínimo y deshacerse de la ley de cuidado de salud, dos cosas que ayudan a mantener la estabilidad económica de nuestras comunidades.

Algunos tampoco creen en el calentamiento global y en los efectos negativos que la calidad de aire y agua tienen en nuestros niños. ¿Qué tipo de planeta les vamos a dejar a las próximas generaciones si nuestros líderes no ponen como prioridad proteger el medio ambiente?

Ya es hora de que pongamos los pies sobre la tierra. No estamos luchando solo contra las políticas peligrosas, los prejuicios y sentimientos antiinmigrantes de una persona, sino de muchos. Y está en nuestras manos asegurar que esas personas no lleguen a la Casa Blanca.

Es nuestra responsabilidad y nuestro deber estar informados y saber quién está con nosotros y quien nos quiere lastimar.

En el 2016 no olviden que estamos luchando por el bienestar de nuestras familias. Y las amenazas a ese bienestar van más allá de Donald Trump.

Este año nuevo démosle la bienvenida al 2016 con fuerzas y con ánimo. Porque llevamos las de ganar y porque si trabajamos juntos somos una fuerza imparable a la que ningún candidato puede ignorar.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad