Nutrición

Una demanda en contra de La Croix alega que la etiqueta engaña al decir que el agua es “natural”: ¿tiene fundamento?

La popular maca de agua carbonatada o con gas ha estado en vuelta en una controversia por alegatos que aseguran que contiene químicos usados en los insecticidas, pero muchos expertos consideran que estas denuncias no tienen asidero. Explicamos si debes o no preocuparte.
14 Oct 2018 – 11:45 PM EDT

La popular marca de agua La Croix ha sido objeto de una controversia por una demanda que asegura que su fabricante miente a los consumidores al afirmar en la etiqueta que es un producto “natural”, cuando en realidad tiene muchos compuestos sintéticos, entre ellos el linalol, usado en los insecticidas contra las cucarachas, y que estos pueden perjudicar la salud. Pero no te alarmes.

Más allá del debate legal/técnico sobre terminologías y la forma en que se mercadea el producto –natural versus sintético– el agua es segura para tomar, aseguran expertos como el médico iternista Gary Midelton. “Creo que es algo muy exagerado. No es el único refresco que usa estos ingredientes”, dijo en entrevista con Galo Arellano de Noticiero Univision donde explicó que el linalol está presente en muchas flores y plantas aromáticas.

En efecto, según un reporte del Programa de Toxicología del Instituto Nacional de la Salud, el linalol es un componente de 63 especies y que se trata de un “sazonador muy común en alimentos y bebidas”.

Lo mismo ocurre con los otros dos químicos detectados en estas aguas (el limoneno y el propinato de linalol) que, según la demanda introducida por la firma Beaumont Costales, refutan la promesa de que estas aguas sean ‘inocentes’ o ‘100% naturales’, como se lee en la etiqueta.

Los tres químicos mencionados en la demanda pueden encontrarse en plantas como la lavanda y los cítricos.

Dos ingredientes y una gran duda

Al revisar la lata de La Croix llama la atención que no tiene endulzantes artificiales, ni sodio, ni calorías. Simplemente agua carbonatada y un sabor natural no especificado.

En algunos casos el agua carbonatada puede afectar la salud dental, pero más allá de ello no supone riesgos para la salud.

Según la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) un sabor natural puede ser cualquier cosa que añada sabor a un producto siempre y cuando provenga directamente de una fuente animal o vegetal. Está permitido que se le llame naturales aun cuando tenga sintéticos solventes o preservativos porque estos vienen en trazas muy pequeñas, tal y como explica un artículo publicado en Wired.

Allí, expertos como David Andrews, químico del Environmental Working Group explican que incluso si hubiera ingredientes artificiales (lo que no está comprobado), eso no los haría dañinos per se y que las cantidades serían prácticamente desestimables.

En un comunicado, National Beverage, la empresa que fabrica las aguas La Croix, rechazó categóricamente las denuncias catalogándolas de difamatorias y asegurando que no usan nada artificial en sus sabores y que emplean “aceites esenciales naturales extraídos de la fruta mencionada en el sabor”.


Vale aclarar que el que un producto sea natural tampoco implica necesariamente que sean bueno para la salud, explica un artículo publicado en el Washington Post donde exploran cómo ese término tan popular en la industria de alimentos puede ser engañoso.

No, las papas fritas no funcionan contra la calvicie: desmontamos 9 bulos de salud

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Salud
Publicidad