null: nullpx
Proceso de Paz

Santos y FARC acuerdan firmar la paz de Colombia en seis meses

El presidente de Colombia y el líder de las FARC fijaron un plazo de seis meses para el cese definitivo de hostilidades, tras lograr un acuerdo de justicia.
23 Sep 2015 – 07:53 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Tras un encuentro histórico en La Habana, el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño "alias Timoleón Jiménez-, fijaron este miércoles un plazo de seis meses para firmar el cese definitivo de las hostilidades y así poner fin a un conflicto de más de 50 años, en el marco de los diálogos de paz.

El anuncio conjunto ocurrió luego de que los negociadores de ambas delegaciones alcanzaron un acuerdo de justicia transicional, uno de los puntos más polémicos de las conversaciones, donde se establece la creación de una jurisdicción especial para la paz que investigue los delitos cometidos durante el conflicto y sancione a los responsables.

“He venido a La Habana para hablar con Timoleón Jimenez. El jefe del secretariado (de las FARC) y yo hemos acordado que a más tardar en 6 meses debe concluir esta negociación”, dijo el presidente Santos, minutos después de que los jefes de ambas delegaciones rubricaran el cuarto de los cinco acuerdos que constituyen la hoja de ruta de los diálogos.

Según lo acordado por ambas partes, no habrá amnistía para quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra, como tortura, violencia sexual, toma de rehenes y ejecuciones extrajudiciales. Quienes se sometan voluntariamente a la justicia podrían, sin embargo, recibir una condena máxima de ocho años de prisión; quienes no lo hagan, podrían ir a la cárcel hasta por 20 años.

“Vamos a lograr el máximo de justicia para las víctimas, la máxima satisfacción de sus derechos, y no habrá impunidad”, afirmó Santos sobre este nuevo paso en el proceso que comenzó hace casi tres años en La Habana.

Rodrigo Londoño, mejor conocido como Timochenko, se mostró complacido de que esta jurisdicción para la paz haya sido diseñada “para todos los involucrados en el conflicto, combatientes y no combatientes, desde una perspectiva restaurativa”.

“Ahora corresponde a las partes multiplicar los esfuerzos dirigidos a la construcción de consensos que nos conduzcan al cese el fuego bilateral”, concluyó el líder guerrillero.

De acuerdo a lo establecido hasta el momento, las FARC deberán dejar las armas en los 60 días siguientes a la firma del acuerdo de paz definitivo, pautada para marzo de 2016. 

En el transcurso de los próximos seis meses queda por acordar las condiciones del fin del conflicto: el desarme y la desmovilización y reintegración a la vida civil de los combatientes.

Desde Washington, el secretario de Estado John Kerry saludó este "avance histórico" hacia la paz en el país sudamericano y dijo que llamó por teléfono al presidente Santos para "felicitarle a él y a sus negociadores por su compromiso con las conversaciones de paz bajo condiciones muy difíciles". 

Las tropas de las FARC están actualmente integradas por unos  6.500 guerrilleros. Hace algo más de una década eran más de 20.000, según cálculos oficiales.

Entre 1958 y 2012, al menos 220.000 personas han sido asesinadas en Colombia en el marco del conflicto, de acuerdo con datos del Centro Nacional de Memoria Histórica. Un informe del mismo organismo estatal da cuenta de que entre 1970 y 2010 casi 40.000 personas fueron secuestradas en el país y que el 33% de esos plagios se les atribuye a las FARC. 

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés