null: nullpx
Francia

Muere un niño de 10 años por complicaciones tras haber comido carne intoxicada en 2011

Nolan Moittie sufría de problemas de salud desde que comió carne contaminada con E.Coli hace 8 años. El menor murió de un paro cardiaco el fin de semana tras ser ingresado en cuidados intensivos.
16 Sep 2019 – 12:40 PM EDT

Un niño de 10 años murió este fin de semana luego de padecer durante casi ocho años diferentes afectaciones de salud por intoxicación tras comer un pedazo de carne contaminada.

Este sábado, el pequeño Nolan Moittie murió de un paro cardiaco tras ser ingresado a cuidados intensivos por afectaciones derivadas de la intoxicación por comer un medallón de carne contaminada con la bacteria E.Coli en 2011.

Durante esa temporada, 15 niños enfermaron gravemente en la región de la Alta Francia, a causa de la carne contaminada distribuida por la empresa Lidl.

Nolan sufrió secuelas neurológicas muy severas, mientras que los otros menores desarrollaron un síndrome que probablemente alterará el funcionamiento de sus riñones de por vida.


La intoxicación provocó que el pequeño Nolan no pudiera hablar, caminar, ni comer por él solo.

“La familia del niño ha pasado por una dura prueba desde el incidente”, comentó Florence Rault, abogada de la familia, al diario Le Parisien.

En 2017, los responsables de la distribución de los alimentos fueron procesados y sometidos a juicio. Guy Lamorlette, de 78 años, jefe de comercialización de la empresa, fue condenado a tres años de prisión por no realizar controles sobre la carne.

Sin embargo, la sentencia fue apelda.

"Espero que la persona responsable de esta tragedia tenga la decencia de retirar su apelación sobre cuestiones de derecho. En el primer juicio, ni siquiera quería ver a Nolan, ahora debe cumplir su condena y los padres de Nolan deben poder ser compensados y llorar ", dijo Florence Rault.

Mira también:

Hasta 30% de las personas tiene bacterias fecales en las manos: aprende a lavártelas correctamente

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FranciaSaludMuertesNiños
Publicidad