Investigación revela que Corea del Norte evade las sanciones gracias a la cooperación de científicos extranjeros

Entre los temas desarrollados en esta colaboración científica destacan purificación de uranio, desarrollo científico aplicado a temas nucleares, seguridad cibernética y sistemas para la producción de vehículos pesados, entre otros. China está en el tope de la lista.
19 Dic 2018 – 12:52 PM EST

Gracias a la colaboración de científicos en el extranjero, el régimen de Corea del Norte ha logrado desarrollar su tecnología nuclear con fines bélicos y así evadir el embargo que pesa sobre ese país, indica este miércoles una investigación publicada por el Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en Monterey, California.

Justamente el mandatario de ese país, Kim Jong Un, ha alabado la investigación y el desarrollo como un elemento crucial para sobreponerse a las sanciones internacionales. Según el Instituto Middlebury "al desarrollar tecnologías clave de manera autóctona, Corea del Norte busca reducir su necesidad de importar bienes sensibles que de otra manera se le podrían negar a través de controles de exportación, imposición de sanciones o falta de fondos".

Pero el asunto más determinante en todo esto es que "la colaboración directa entre científicos norcoreanos y extranjeros está desempeñando un papel cada vez más importante en la búsqueda del avance tecnológico del régimen", detalla la investigación.


Para evaluar el alcance de esta actividad de colaboración tecnológica e identificar las tecnologías de doble uso y otras tecnologías de caracter potencialmente militar "el Centro James Martin para Estudios de No Proliferación del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales en Monterey desarrolló una nueva base de datos accediendo a publicaciones coautoras de científicos norcoreanos y extranjeros entre 1958 y abril de 2018".

El estudio revela que China ha sido la potencia más involucrada en estas colaboraciones de caracter científico, seguida de lejos por Alemania e incluso Estados Unidos.

Sobre la base de una evaluación inicial hecha por el Instituto Middlebury al menos 100 artículos publicados conjuntamente por científicos norcoreanos y extranjeros tienen una clara significancia en asuntos relacionados con tecnología de doble uso, armas de destrucción masiva u otros fines militares.

Entre los temas desarrollados en esta colaboración científica destacan purificación de uranio, clave para generar combustible atómico, desarrollo científico aplicado a temas nucleares, seguridad cibernética, sistemas para la producción de vehículos pesados, aislamiento de cables de alto voltaje para plantas productoras de energía nuclear y tecnología de amortiguación aplicable a la ciencia espacial y de misiles.

"Algunas de estas actividades pueden ir en contra de las disposiciones establecidas en regímenes de sanciones internacionales y nacionales. Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU prohíben a Corea del Norte la 'capacitación técnica, asesoramiento, servicios o asistencia' relacionada con una lista de artículos prohibidos que incluye 'tecnología' de doble uso y relacionados con el ámbito militar. La definición de 'asistencia técnica' para este propósito incluye la transferencia de datos técnicos, instrucción, habilidades, capacitación, conocimiento práctico y servicios de consultoría", dice el informe publicado este miércoles.

"El conocimiento obtenido de algunas de estas colaboraciones puede ayudar a Corea del Norte a obtener y refinar tecnologías de armas que se supone que no tiene", dijo a National Public Radio Joshua Pollack, académico del Instituto Middlebury quien es coautor del análisis junto con el investigador independiente Scott LaFoy.

📷 Sin mostrar misiles balísticos, Corea del Norte celebra su aniversario con un desfile militar

Loading
Cargando galería
Publicidad