Mundo

Corea del Norte considera una "seria provocación" su inclusión en la lista de países que patrocinan el terrorismo

En una nota publicada por la agencia estatal norcoreana KCNA, el portavoz del gobierno señaló que ese país no tiene nada que ver con el terrorismo, asegurando que agregarlo nuevamente a esa lista es "un absurdo".

El régimen de Corea del Norte criticó duramente este miércoles la decisión del gobierno de Donald Trump de incluirlo en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

En una nota publicada por la agencia estatal norcoreana KCNA, el portavoz del gobierno señaló que ese país no tiene nada que ver con el terrorismo, asegurando que agregarlo nuevamente a esa lista es "un absurdo".

"Esta es una seria provocación y una violenta transgresión a la dignidad de nuestro país", dijo.

El presidente Donald Trump declaró el pasado lunes a Corea del Norte estado patrocinador del terrorismo, una medida que el propio mandatario dijo que ha debido ser tomada hace mucho tiempo con el fin de intensificar las presiones financieras contra el régimen de Kim Jong Un y su programa nuclear con fines bélicos.

El gobierno de George W. Bush había retirado a ese país asiático de esa lista negra con el fin de ayudar con el proceso multilateral de negociaciones para poner fin el desarrollo norcoreano de bombas atómicas y misiles balísticos, algo que hasta la fecha no ha dado resultados concretos.

El gobierno de EEUU calificó la muerte del medio hermano de Kim Jonh Un en un aeropuerto de Malasia a principios de este año como un acto de terror, con lo cual comenzó a estudiar la reinstauración de esa sanción que el lunes se hizo realidad.

Todo esto marca una nueva escalada entre los dos países en medio de una crisis signada por el desarrollo nuclear norcoreano con fines bélicos, una ambición del régimen de Kim que ya está cerca de tener listo un misil balístico intercontinental con una ojiva atómica capaz de llegar a territorio continental de Estados Unidos.

Pese a la insistencia del gobierno de Trump de tratar de frenar el programa nuclear norcoreano al establecer nuevas sanciones financieras y comerciales, el régimen de Pyongyang ha seguido adelante con su programa de misiles y de ensayos atómicos.

Por ejemplo, este martes EEUU estableció nuevas sanciones contra un individuo, 13 compañías y 20 buques involucrados en el comercio con Corea del Norte que asciende a millones de dólares.

"Estamos intensificando nuestra determinación de maximizar la presión económica para aislarla (a Corea del Norte) de fuentes externas de comercio y enriquecimiento", indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, al anunciar las sanciones a través de un comunicado escrito.

Por otra parte, el gobierno de Corea del Sur, denunció que su vecino del norte violó el armisticio vigente desde 1953 al atacar a un desertor cuando cruzaba la zona desmilitarizada entre las dos Coreas. Incluso un soldado norcoreano cruzó la frontera.

El desertor fue herido de cinco tiros, pero médicos lograron salvarle la vida en un hospital de Seúl.

Imágenes grabadas por cámaras de seguridad surcoreanas mostraron el momento de la persecución, lo que generó malestar en el gobierno de Seúl, que consideró este incidente una grave violación del débil status quo bilateral.