null: nullpx
Mentiras del Detector de Mentiras

Trump: muchos recientes migrantes han sido acusados de terrorismo

En su discurso de política exterior, Donald Trump dijo que muchos migrantes con poco tiempo en Estados Unidos han sido acusados por terrorismo. Sin embargo, la mayoría de personas detenidas por tales cargos son nacidas en el país.
18 Ene 2017 – 11:45 AM EST

En su esperado discurso sobre sus ideas en política exterior, Donald Trump lanzó diversos planteamientos y acusaciones, muchas de las cuales fueron analizadas por el Detector de Mentiras.

También lanzó una frase que, aunque pudo pasar desapercibida, va en línea con sus propuestas sobre migración, su intención de deportar millones de inmigrantes indocumentados y de evitar el ingreso de musulmanes al país. Dijo que muchos inmigrantes con poco tiempo en Estados Unidos han sido acusados de terrorismo.


“La lucha en contra del islamismo radical también toma lugar en nuestra patria. Hay gran cantidad de recientes inmigrantes dentro de nuestras fronteras acusados con terrorismo”


¿Realmente muchos vinculados a casos de terrorismo llegaron poco antes a Estados Unidos?

No pareciera ser así. En la mayoría de los muchos casos por terrorismo que han manejado las autoridades recientemente, los detenidos son nacidos en Estados Unidos o llegaron al país muchos años atrás. Si se revisan casos de terrorismo que llegaron a ejecutarse se repite la tendencia: son cometidos en su mayoría por ciudadanos estadounidenses.

Según un reporte del diario Washington Post, en 2015 hasta 60 personas por cargos de terrorismo, una cifra sin precedentes en el país. Entre los casos más sonados del año pasado estuvo el del ataque en San Bernardino, California, en el que 14 personas fueron asesinadas. Uno de los perpetradores, Syed Rizwan Farook, nació en Estados Unidos, aunque su esposa, la otra perpetradora, era pakistaní y había ingresado en Estados Unidos en 2014. Ambos murieron en el ataque. Otro investigado por el caso es Enrique Marquez, Jr., estadounidense y vecino de Farook, quien se encuentra detenido.

En mayo de 2015 dos hombres fueron asesinados por la policía cuando intentaban ingresar a una exposición de caricaturas sobre el profeta Mahoma en Texas, con la presunta intención de asesinar a los presentes. Elton Simpson y Nadir Hamid Soofi nacieron en Estados Unidos, el segundo de ellos hijo de padres pakistaníes.

En otro hecho catalogado por el FBI como “motivado por propaganda de una organización terrorista extranjera” un hombre, Muhammad Youssef Abdulazeez, mató a cinco personas en un centro de la Reserva de la Marina de Estados Unidos en Chattanooga, Tennessee en julio de 2015. El atacante, que también murió en el hecho, nació en Kuwait pero era naturalizado estadounidense, tras haber llegado al país en su infancia.

El atentado más reciente, en el que 49 personas fueron asesinadas en el club gay Pulse en la ciudad de Orlando, en Florida, se repitió la tendencia: el atacante fue Omar Mateen, nacido en Nueva York, hijo de inmigrantes afganos.

Otros detenidos por planear atentados, querer viajar a Siria o expandir propaganda de ISIS también son estadounidenses

En atentados que no llegaron a concretarse, la lista de acusados también está dominada por ciudadanos estadounidenses y no recientes migrantes. Usaamah Rahim, quien fue asesinado por la policía cuando se presumía que quería atacar a los funcionarios con un cuchillo, fue criado desde su infancia en Boston. Dos hombres vinculados a Rahim con un plan para decapitar a una bloguera conservadora, David Wright y Nicholas Rovinski, nacieron en Boston y Rhode Island.

Un miembro de la Guardia Nacional de Illinois, Hasan Rasheed Edmonds, y su primo Jonas Marcel Edmonds, fueron acusados en 2015 de intentar unirse al Estado Islámico. Tairod Nathan Webster Pugh también fue acusado el año pasado por intentar dar materiales y recursos a una organización terrorista. Era veterano de la Fuerza Aérea estadounidense.

En enero de este año, dos hombres de Maryland fueron detenidos, uno por intentar ayudar a ISIS y otro por intentar unirse a Al-Shabab. A comienzos de 2015 hasta siete hombres en Minnesota fueron acusados por distintos cargos de terrorismo. Pertenecen a la comunidad de orígenes somalíes pero en su mayoría nacieron y fueron criados en Estados Unidos.

¿Existen acusados por terrorismo que hayan migrado poco antes a Estados Unidos?

De los casos que más se asemejan a lo mencionado por Trump, además de una de las perpetradoras del ataque en San Bernardino, aparecen las detenciones de dos hombres que vivían en Estados Unidos bajo estatus de refugiados. Ambos fueron detenidos en enero de este año, en Houston y Sacramento. Omar Faraj Saeed Al Hardan llegó al país en noviembre de 2009, mientras que Aws Mohammed Younis Al-Jayab ingresó en octubre de 2012. Los dos eran palestinos que llegaron huyendo de Irak.

También en enero de este año, dos residentes de Virginia fueron detenidos por intentar viajar a Siria para unirse a ISIS. Uno de ellos nació en Estados Unidos, el otro, Mahmoud Amin Mohamed Elhassan, es nativo de Sudán y llegó al país en 2012.

El atentado en el Maratón de Boston, ocurrido en abril de 2013, fue ejecutado por dos hermanos de origen checheno. Ambos habían ingresado en el país junto a su familia en 2002.

No todos los atentados están vinculados al islamismo radicalA pesar de que Trump intente vincular exclusivamente terrorismo con islamismo radical, muchos otros hechos tienen distintas motivaciones. Por ejemplo, el asesinato de nueve afroamericanos en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, en junio de 2015, fue considerado por algunos un acto terrorista, por las motivaciones políticas (en este caso específicamente raciales) del atacante, Dylann Roof.

También el asesinato de seis personas en un templo Sij en Wisconsin en 2012 fue considerado un acto de terrorismo doméstico, cometido por un estadounidense seguidor de la 'supremacía blanca' y con vínculos a grupos neo-nazis.

Veredicto

Lo que dice Donald Trump es mentira. Aunque algunos atentados en Estados Unidos han sido cometidos por personas no nacidas en el país, en su mayoría los perpetradores o aquellos detenidos mientras planeaban acciones terroristas son ciudadanos estadounidenses, y son muy pocos los casos donde los acusados por terrorismo llegaron al país pocos años antes del hecho.


Publicidad