publicidad

Sanders elige a conveniencia sus datos para probar que se trabaja más por menos dinero

Sanders elige a conveniencia sus datos para probar que se trabaja más por menos dinero

El senador insiste en que los estadounidenses trabajan más y ganan menos. Preguntamos a su equipo de campaña cómo llegan a esa conclusión, pero su respuesta no convence.

Sanders elige a conveniencia sus datos para probar que se trabaja más po...

En repetidas ocasiones en el Detector de Mentiras hemos considerado engañoso uno de los principales lemas de la campaña del Senador Bernie Sanders, de que en la actualidad en Estados Unidos las personas trabajan más horas por salarios más bajos.

A pesar de que varios medios también han concluido que el planteamiento no es verdadero, Sanders insiste en repetirlo. Quisimos saber el por qué de esta insistencia, por lo que solicitamos a su campaña los datos y el razonamiento que los llevan a esa conclusión.

Las pruebas que nos remitieron no nos hacen cambiar nuestro veredicto, ya que Sanders toma trazos de diversas investigaciones para plantear el punto que le interesa.


“There is something profoundly wrong when, in recent years, we have seen a proliferation of millionaires and billionaires at the same time as millions of Americans work longer hours for lower wages”


¿Por qué Sanders sigue diciendo que se trabaja más horas por menos sueldo?

Nuestro análisis indicó que, según datos oficiales, la semana laboral promedio por persona en Estados Unidos ha venido reduciéndose desde la década de 1960. Además, con dólares ajustados por inflación, los salarios medios semanales han crecido con relación a 1980 y 1990, aunque están por debajo de su pico de comienzos del siglo XXI.

Los informes suministrados por la campaña de Sanders no concluyen que en los últimos años los estadounidenses están trabajando más por menos. Sólo si se seleccionan partes específicas de cada uno, como ha hecho el candidato, podría llegarse esa conclusión.

publicidad

El primero de ellos es un análisis del Pew Research Center sobre el promedio de salario por hora de los estadounidenses desde 1964 hasta 2014. Ajustando la inflación, el reporte indica que los salarios han estado estancados, aunque sí tuvieron su pico en 1973, cuando en promedio el trabajador ganaría $22.41 actuales, en comparación con los $20.67 de 2014. La cifra de 2014 es, sin embargo, ligeramente superior a la de los años 80 y 90.

Algo similar ocurre con los salarios semanales, ajustados por inflación. La mediana indica un estancamiento desde 1979, y una caída entre quienes están en los sectores más pobres de la economía.

Más horas de trabajo… por familia

Una segunda fuente de Sanders es un reporte de Brookings Institution, el cual refleja un aumento considerable en las horas promedio trabajadas por las familias estadounidenses por año, pero remarca que el aumento se debe principalmente a la mayor presencia de las mujeres en el mercado laboral.

La investigación contradice en varios puntos el lema de Sanders: las familias están generando más ingresos, no menos, debido a la mayor cantidad de horas que trabajan; si se toma en cuenta sólo a los hombres, las horas de trabajo han permanecido “ relativamente constantes en el tiempo”, mientras que las horas trabajadas por las mujeres fuera del hogar se han duplicado pero llevando a su vez a un aumento de sueldos; las madres y los padres solteros están trabajando 53% más horas que en 1975, pero su ingreso promedio ha aumentado incluso más, 69%, en ese mismo período de tiempo.

Más trabajo… más dinero

La última fuente mostrada por la campaña de Sanders es una investigación del Washington Post, en la que se analiza la dura economía con la que tienen que lidiar las familias en la actualidad.

En la misma se muestran las dificultades por las que pasan padres y madres para cumplir con los gastos de la familia, y los trabajos extras que deben asumir para no caer de la clase media. Sin embargio, el propio artículo concluye que, debido a todos estos esfuerzos, las familias están ganando más.

“La familia promedio estadounidense de dos padres ganó 23% más en 2009 que en 1973, tras ajustar por inflación. Eso es porque las personas en esas familias están trabajando más horas (…) Si se sacan las horas extras, los salarios no han subido nada para la familia media en más de 40 años”.

Es una visión poco optimista de la economía actual, pero que no lleva a la conclusión de Sanders, de que se trabaja más horas por menos salarios.



Veredicto

Ya hemos emitido nuestros juicios sobre el lema de Sanders, por lo que en este caso reiteramos lo que hemos dicho, que se trata de una casi mentira.

La campaña selecciona arbitrariamente lo que favorece a su tesis de distintas cifras e investigaciones para decir que el estadounidense está trabajando más horas por menores salarios, cuando los estudios dicen que las familias están trabajando mucho más, pero generando más ingresos, y que los salarios se han estancado, y sólo han caído si se compara con su pico a inicios de la década de los 70, una especificación nunca mencionada por Sanders.

publicidad

Como indicamos en nuestro análisis, si el lema se remitiera a un sector o a un grupo socioeconómico, sí podría considerarse más cierto, pero Sanders suele englobar a toda la economía estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad