null: nullpx
Mentiras del Detector de Mentiras

La Casa Blanca miente al decir que los medios no dan amplia cobertura a los atentados terroristas

La administración Trump publicó una lista de ataques que cree menospreciados por la prensa. Dos de ellos –las masacre de Orlando y del aeropuerto de Bruselas– son de las 20 noticias que más minutos de cobertura recibieron en todo el año.
7 Feb 2017 – 5:10 PM EST

El presidente Donald Trump critica a los medios de comunicación estadounidenses porque según él, no le dan cobertura suficiente a los atentados terroristas que ocurren en el mundo. Este lunes 6 de enero la Casa Blanca publicó una lista con los ataques que considera fueron menospreciados por los medios.

En ella se incluyen 78 ataques ocurridos entre septiembre de 2014 y diciembre de 2016. Aparecen atentados en Estados Unidos, Canadá, Europa, África y Asia, algunos de los cuales tuvieron amplia cobertura, como los atentados en París en noviembre de 2015, o el asesinato de 49 personas en el club gay Pulse de Orlando, Florida, en junio de 2016.

Lo que Trump dice claramente es falso. Sin embargo, no está demás demostrárselo por escrito.

Cobertura exhaustiva

Muchos atentados en Estados Unidos y Europa recibieron amplia atención mediática, incluso al punto de que los medios de comunicación recibieron críticas por algunas prácticas cuestionables. Por ejemplo, en diciembre de 2015, las cadenas de 24 horas de noticias CNN y MSNBC ingresaron en el apartamento de los sospechosos del atentado de San Bernardino (California) junto a las autoridades. La transmisión en vivo y directo de tal hecho generó inmediata controversia.

Uno de los críticos fue el ex secretario de Estado estadounidense John Kerry. En agosto de 2016, hablando en Bangladesh sobre terrorismo, dijo "si decides un día que vas a ser terrorista y estás dispuesto a morir, puedes salir y matar alguna gente. Puedes hacer ruido. Quizás los medios nos harían un servicio a todos si no le dieran tanta cobertura”. La opinion de Kerry fue completamente opuesta a lo que hoy expresan Trump y su gobierno.

De los 78 atentados divulgados esta semana por la Casa Blanca, en 38 no hubo víctimas mortales, y en otros 17 murió una persona, lo cual evidentemente disminuye el impacto mediático de los hechos.

Aun así, en prensa escrita, es sencillo desmentir a Trump y su equipo. Hechos como el ataque en contra del Parlamento de Canadá en octubre de 2014 (una víctima), los atentados de febrero de 2015 en Dinamarca (2 víctimas) y la toma de rehenes en Sídney, Australia en diciembre de 2014 (2 víctimas), ocuparon las portadas de los principales periódicos del país. También atentados como el de junio de 2015 en Túnez, donde 38 personas fueron asesinadas, y el reciente ataque en Berlín, con 12 víctimas mortales, fueron destacados, a pesar de que ocurrieron en fechas muy noticiosas (el atentado en Túnez fue el mismo día que la Corte Suprema sentenció a favor del matrimonio homosexual).

En casos como los de San Bernardino y París a finales de 2015, medios como el New York Times y el Washington Post seguían publicando en portada noticias vinculadas a los atentados incluso una semana después de que ocurrieron.


Amplia cobertura en TV

El Tyndall Report, que monitorea los noticieros nocturnos de las tres principales cadenas de televisión de Estados Unidos, NBC, ABC y CBS, indicó en su reporte anual de 2016 que tanto la masacre en el Club Pulse de Orlando en junio, como el atentado terrorista en el aeropuerto de Bruselas (Bélgica) en marzo, estuvieron entre las 20 noticias que mayor cantidad de minutos de cobertura recibieron en todo el año.

Además de estos dos eventos (con 163 y 132 minutos de cobertura en los noticieros estelares de esos tres canales), otros hechos recibieron amplia atención: las acciones de ISIS tuvieron 76 minutos, la explosión de una bomba casera en Nueva York recibieron 67 minutos, el atentado en Niza (Francia) y en el aeropuerto de Estambul (Turquía) fueron cubiertos con 39 minutos cada uno, entre otros. En 2015, tres de los cinco hechos más cubiertos estuvieron vinculados al terrorismo, y en 2013 nada recibió más tiempo en los noticieros de NBC, ABC y CBS que el atentado en el Maratón de Boston.

La cadena NBC respondió a las críticas de Trump revisando sus archivos, y destacando que 57 de los 78 ataques mencionados en la lista de la Casa Blanca tuvieron cobertura. Los 21 que no tuvieron sumaron en total ocho muertos, y en varios de ellos no se tiene certeza de quiénes fueron los responsables.

CNN por su parte también aseguró haber cubierto ampliamente la mayoría de los ataques. Según datos publicados en su portal, los 78 atentados presentados por la Casa Blanca sumaron en total más de 80,000 artículos noticiosos en Internet.

Casa Blanca debe explicar por qué quiere más cobertura del terrorismo

“Algunos de estos atentados han tenido tan adecuada cobertura que son parte de la cultura y los llamamos por un solo nombre”, dijo al Detector de Mentiras Nicco Mele, director del Shorenstein Center on Media, Politics and Public Policy de la Universidad de Harvard. “Si tú dices 'el atentado en Orlando' todo el mundo sabe de lo que estás hablando”.

Para el experto y analista en medios de comunicación, habría que preguntarse si el país quiere más cobertura de ciertos casos, o si en cambio es más productivo determinar las políticas y medidas que llevan a personas a cometer actos terroristas. “¿Queremos una cobertura constante noche y día? Eso sería aterrador”, indicó Mele. “Es importante preguntarnos qué efectos esperamos que tengan los ataques terroristas. Tenemos opciones sobre cómo tratar esto; los medios tienen una responsabilidad de no aterrar a la población, sino de informar, y tomar medidas con juicio sobre qué se eleva al nivel de cobertura significativa”.

En el pasado, la diferencia en la cobertura de unos y otros ataques ha generado algunas críticas, como la amplia información de los atentados en París frente al menor interés generado en una explosión en el Líbano pocos días después.

“Algunos quizás merecen más atención, pero el volumen de cobertura que reciben los ataques terroristas es sustancial”, añadió el director del Shorenstein Center y exvicepresidente del diario Los Angeles Times. “No estoy seguro de que simplemente cubrir más amenazas sea útil. La Casa Blanca tiene que dar argumentos claros de que necesitamos cubrir más estos eventos”.

¿Se olvidó el gobierno de algunos atentados?

A pesar de sus críticas hacia los medios de comunicación, la Casa Blanca pareció olvidar algunos atentados terroristas en los últimos dos años, o quizás considera que esos sí tuvieron suficiente cobertura. En la lista, por ejemplo, no aparece el asesinato de nueve afroamericanos dentro de una iglesia a manos de un joven supremacista blanco, en Charleston, Carolina del Sur. Tampoco se incluyó el atentado en una universidad en Kenia, en abril de 2015, en la que 148 personas, en su mayoría estudiantes cristianos, fueron asesinados por miembros de Al-Shabaab.

Ningún atentado cometido por Boko Haram en Nigeria aparece en la lista de la Casa Blanca, a pesar de que, al menos en 2015, asesinaron a muchas más personas que el Estado Islámico en sus ataques.


Publicidad