null: nullpx
Animales

Reaparece en Florida una rara especie de abeja azul que se creía extinta

El descubrimiento marca un avance increíble a medida que los científicos buscan conocer más sobre esta rara especie, que actualmente figura en el Plan de Acción de Vida Silvestre del Estado de Florida como una especie de mayor necesidad de conservación.
17 May 2020 – 02:11 PM EDT

Una especie de abeja azul muy rara y oriunda de Florida, que fue vista por última vez hace cuatro años, ha vuelto a ser avistada por un investigador del Museo de Historia Natural de ese estado.

El insecto, que tiene un color azul marino metálico, es una abeja calamintha y solo se había encontrado previamente en cuatro áreas "en un total de solo 16 millas cuadradas de hábitat de matorral de pinos en Lake Wales Ridge, en la zona central de Florida", dijo el Museo de Florida en un comunicado de prensa.

La habían estudiado a fondo por primera vez en 2011 y a día de hoy los científicos no estaban seguros de que esa especie todavía existiera.

"Estaba abierto a la posibilidad de que no volviésemos a encontrar a la abeja, así que el primer momento en que la vimos en el campo fue realmente emocionante", dijo el investigador postdoctoral Chase Kimmel, en el comunicado del Museo.

El descubrimiento marca un avance increíble a medida que los científicos buscan conocer más sobre esta rara especie, que actualmente figura en el Plan de Acción de Vida Silvestre del Estado de Florida como una especie de mayor necesidad de conservación.

Una buena noticia para la especie

El objetivo inicial de Kimmel era encontrar la abeja, que se observó por última vez en 2016. Y no solo logró grabarla en tres de sus ubicaciones previamente conocidas si no también en seis lugares adicionales y a 50 millas de distancia, lo cual es sin dudas una buena noticia para la especie.

Para el próximo año, su objetivo será registrar la abeja en tantos lugares como sea posible para determinar su alcance y aumentar la comprensión de su biología.

"Encontrar la abeja debido a su rareza fue realmente importante, pero encontrarla en múltiples lugares nuevos previamente desconocidos fue aún más emocionante y significativo", dijo Kimmel a Univision Noticias.

"Nuestros hallazgos validan que la abeja todavía está presente y que el rango conocido es mayor de lo que se pensaba anteriormente. Sin embargo, todavía es muy rara y puede llevar muchas horas y días encontrarla. En muchos sitios no hemos logrado encontrar la abeja después de numerosos días de estudio", agregó el investigador.

"La abeja se encontró en cuatro lugares cuando se describió por primera vez en 2011. El último estudio realizado en 2016 hizo una pesquisa en tres de estos lugares y los autores solo encontraron la abeja en dos de ellos. Una de estas propiedades está protegida y adyacente a un huerto de cítricos, mientras que la otra propiedad está en un lote sin protección y sin desarrollar", explicó.


"Una abeja altamente especializada y localizada"

Se cree que esta abeja vive solo en la región de Lake Wales Ridge, un punto de acceso a la biodiversidad reconocido a nivel mundial y uno de los ecosistemas de mayor riesgo de desaparición del país, según un informe de 2015 del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EEUU.

Como polinizador, la Osmia calaminthae, nombre científico de esta abeja azul , depende de otra especie amenazada, una planta floreciente conocida como Ashe's calamint.

Kimmel y su asesor, Jaret Daniels, director del Centro McGuire para Lepidópteros y Biodiversidad del Museo Natural de Florida, están trabajando en un proyecto de investigación de dos años para determinar el estado y distribución actual de la población de abejas azules calamintha, así como sus hábitos de anidación y alimentación.

Gracias a este proyecto, la Osmia calaminthae podría calificar dentro de la protección bajo la Ley de Especies en Peligro, lo cual cuenta con una subvención estatal del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

"Esta es una abeja altamente especializada y localizada", dijo Daniels.

Su presencia está directamente asociada con la de la planta Ashe's calamint y puede influir en qué tan bien se poliniza la planta, lo que puede afectar a su supervivencia, por lo que "es muy importante continuar investigando la relación entre la abeja y el huésped o los huéspedes de la planta y su influencia en el medio ambiente", dijo Kimmel a Univision Noticias.


Tras la pista de la abeja azul

Como parte de este proyecto, Kimmel ha estado viviendo en la Estación Biológica Archbold, cerca del lago Placid, desde el pasado mes de marzo, observando de primera mano los desafíos para la supervivencia de la abeja.

"Una cosa es leer sobre la pérdida y el desarrollo del hábitat y otra es conducir durante 30-40 minutos a través de kilómetros de naranjos solo para llegar a un sitio de conservación realmente pequeño", dijo Kimmel. "Pone en perspectiva la cantidad de pérdida de hábitat que afecta a todos los animales que viven en esta área".


Mira también:


📸 El avispón gigante que llegó a EEUU y otros insectos que pudieran ser letales

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés