null: nullpx
Animales

La desaparición de Fungie, un querido delfín, entristece y preocupa a la comunidad de Irlanda que lo vio crecer

Hace casi una semana que en Kerry, una ciudad al suroeste de Irlanda, no saben del paradero del delfín Fungie. Su extraña desaparición no solo es un golpe sentimental para las personas que lo vieron crecer, sino también a la economía local que giraba en torno a las visitas turísticas para ver al amigable mamífero.
21 Oct 2020 – 04:42 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Fungie, un delfín que se ha convertido en una celebridad en Irlanda está desaparecido desde el pasado jueves cuando se le vio por última vez siendo amistoso -como siempre- con unos pescadores que se acercaron hasta el puerto de Dingle, en la costa del condado de Kerry, al suroeste de la isla, su casa desde 1983.

Además de su carácter amigable con los visitantes de todas partes que se acercan hasta esta pequeña ciudad para verlo, Fungie es el poseedor del Récord Guiness por ser “el delfín solitario con más años”. Su desaparición ha consternado a ciudadanos y autoridades, quienes organizaron una serie de búsquedas que -lamentablemente- no tuvieron el éxito esperado.

Incrédulo y triste, el presidente de Dingle Dolphin Boat Tours, Jimmy Flannery, le dijo a CNN que esta desaparición del mamífero es algo inusual en su comportamiento. "Lo máximo que ha desaparecido han sido cuatro o cinco horas", precisó el empresario que ha organizado visitas de turistas para apreciar a Fungie durante 33 años.

Flannery fue el encargado de coordinar hasta 12 equipos de búsqueda diarios durante el pasado fin de semana. A pesar de realizar una labor titánica y exhausta, no dieron con el paradero del delfín. “Es lo más parecido a la desaparición de una persona”, dijo afligido.

Hasta este martes, Fungie no había aparecido y la búsqueda se había suspendido oficialmente debido al mal clima, aunque los lugareños han estado monitoreando la zona, explicó la BBC.

"Lo seguiremos monitoreando durante el tiempo que sea necesario”, aseveró Flannery, quien insistió que el mamífero “es parte de todas nuestras vidas (…) esperamos que se haya ido nadando hacia una aventura, porque vivimos con la esperanza de que vuelva”.

El empresario cree que Fungie decidió partir al no percibir movimiento en el agua debido a la prohibición de las autoridades para que los barcos pudieran zarpar en la zona debido al coronavirus, contó el Daily News.

Por su parte, el director ejecutivo del Irish Whale and Dolphin Group, Simon Berrow, es más frío en su análisis sobre lo que sucedió con el mamífero al asegurar que “la esperanza de vida de los delfines es de entre 30 y 40 años”, por lo que simplemente podría haber muerto.

La desaparición de Fungie no solo es un golpe sentimental para la comunidad, sino también uno a la economía local. Las amigables apariciones del mamífero fueron durante todo este tiempo una atracción para los turistas que, en temporada alta -antes de la pandemia-, llenaban hasta 12 embarcaciones diarias para verlo.

Flannery calcula que se verán afectadas más de 50 personas que vivían directamente de estos tours, aunado al impacto que sufrirán hoteles, hostales, pubs, restaurantes y tiendas locales que se aprovechaban de la afluencia de gente que Fungie atraía a la ciudad.

“Todo es bastante sombrío (…) porque hemos crecido con él”, dijo Finn MacDonnell, propietario del pub Dick Mack, quien es consciente de que este día llegaría, “pero todo es más lúgubre de lo que pensábamos debido a la situación actual de la pandemia”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés