null: nullpx
Cambio Climático

El nivel del mar aumentará todavía más rápido de lo previsto, advierte la ONU

Si no se reducen a tiempo las emisiones masivas de dióxido de carbono provocadas por la acción humana, el futuro puede ser desastroso para la vida en el océano y para los millones de personas que dependen de él, de acuerdo con las predicciones de los expertos de la ONU sobre cambio climático en un informe emitido el miércoles.
25 Sep 2019 – 01:21 PM EDT

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas sobre los océanos y la criosfera (los glaciares, las capas de hielo y nieve y el permafrost) no deja mucho lugar para el optimismo a menos que se produzca un rotundo golpe de timón.

" Toda la humanidad depende directa o indirectamente de los océanos y la criosfera", arranca el informe del IPCC. "Los océanos y las cumbres pueden parecer lejanas para mucha gente, pero todos estamos influidos por ellos. Para obtener comida, agua, transporte, comercio, salud o recreo", resumió el miércoles el director del panel, Hoesung Lee.

Este grupo de expertos confirma la previsión de un incremento acelerado del nivel del mar que, en el peor de los casos, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan al ritmo actual, superaría los 13 pies. Es una proyección más grave que la que el propio IPCC emitió en 2014, ya que los expertos creen que la capa de hielo antártico se derretirá más rápido de lo que había estimado.

En este escenario, los glaciares perderían más de un tercio de su masa actual y muchos quedarían reducidos al mínimo o incluso dejarían de existir. Una tendencia que ya se ha notado en el hielo permanente (o permafrost) del hemisferio norte, con temperaturas récord, en los Alpes o en la meseta del Tíbet.

La aceleración del fenómeno de la crecida de aguas en las últimas décadas se debe a la pérdida de hielo en Groenlandia y la Antártida, además de la expansión oceánica al subir la temperatura del agua. Para 2100, el crecimiento será diez veces más rápido que en el siglo XX, una subida que afectaría a unos 670 millones de personas que viven en zonas bajas costeras.



Las grandes subidas de nivel de las aguas han ocurrido, históricamente, una vez cada siglo, pero los datos de la ONU indican que llegarán a convertirse en habituales y registrase anualmente desde 2050.

Por otra parte, se ha producido una acidificación del mar que dificulta la vida. El informe indica que el mar es la principal víctima de la producción excesiva de los gases que causan el efecto invernadero. El 90% del exceso de calor acumulado en la Tierra va a parar a sus aguas, y la consecuencia es que la temperatura de los océanos no para de subir desde 1970.

La clave para paliar estos efectos, de acuerdo con IPCC, es reducir la cantidad de gases lanzados a la atmósfera. "Las medidas que se tomen hoy son críticas para el futuro de los océanos y la criosfera", señala el informe.

El efecto dominó del calentamiento global va mucho más allá de los mares. Combinado con la sobrepesca, el calentamiento global pone en peligro la forma de vida de las comunidades que viven del mar. Concretamente, se estima una reducción del 15% en la masa de animales marinos. Y, para complicar el panorama todavía más, el calentamiento global afecta también a la seguridad de los alimentos de origen marino, ya que facilita la acumulación de tóxicos como el mercurio en animales y plantas marinas.


Tormentas e inundaciones

El calentamiento de los océanos está causando más tormentas tropicales intensas, con fuertes vientos y grandes descargas de agua, como fue el caso del huracán Harvey, que causó grandes inundaciones en el estado de Texas.

El informe del IPCC, en el que han participado más de 100 autores de 36 países, que han revisado 7,000 publicaciones a lo largo de tres años, coincide con otros estudios previos que indican que una reducción rápida de las emisiones que sobrecalientan el planeta y que están vinculados principalmente a combustibles fósiles podría frenar el incremento de las temperaturas de los océanos.

El informe se publica en una semana muy intensa en la batalla contra el cambio climático, con marchas multitudinarias de estudiantes el 20 de septiembre en todo el mundo y la cumbre de la ONU celebrada en Nueva York. La semana culminará el viernes con una gran protesta global contra la inacción de los gobiernos.

"Nos están fallando": los mensajes de los activistas del medio ambiente a los políticos en Washington (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad