publicidad
El Miami Book Fair incluye un “Street Fair” del 20 al 22 de noviembre.

La Feria del Libro de Miami habla español

La Feria del Libro de Miami habla español

El programa en español del Miami Book Fair trae sobre 80 autores iberoamericanos como Laura Restrepo, Leonardo Padura y Gioconda Belli

El Miami Book Fair incluye un “Street Fair” del 20 al 22 de noviembre.
El Miami Book Fair incluye un “Street Fair” del 20 al 22 de noviembre.


Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

Que una buena parte del programa de la próxima edición del Miami Book Fair sea en español es en sí un cuento geográfico de la ciudad donde se desarrolla la feria literaria y de la identidad del público que por tres décadas ha asistido a caminar entre libros y a escuchar autores. 

La Feria del Libro de Miami -que se celebrará del domingo 15 al domingo 22 de noviembre en el campus de Wolfson del Miami Dade College y su “Street Fair” que se realizará del 20 al 22 de noviembre- contará sobre 80 autores iberoamericanos como parte de su agenda en español. 

El Programa de Autores Iberoamericanos de la feria incluye a autores como Laura Restrepo, Leonardo Padura, Gioconda Belli y la Premio Alfaguara de 2015, Carla Guelfenbein, entre otras figuras establecidas y voces emergentes de países como Cuba, México, Uruguay, Chile, Venezuela, Nicaragua, Colombia, Perú, España, Costa Rica, Puerto Rico y Argentina. 

La fuerza del castellano en el evento literario, que este año celebra sus 32 años, traza un cuadro de la evolución cultural de una ciudad como Miami donde la vida se hace primordialmente entre el español y el inglés. 

“El programa en español empezó como el primo chiquito del programa en inglés y se convirtió en algo masivo con mucho peso y profundidad a lo largo de estos años”, explica Mariela Gal Lerner, coordinadora general del programa en español.

Gal comenta que al inicio, el evento atraía a visitantes de habla hispana que eran mayormente cubanos. Actualmente, el espectro de nacionalidades y edades se ha expandido. 

“La feria en español refleja cómo ha ido creciendo la ciudad, la calidad del público y lo que busca la gente que quieren conocer de todo. Por eso tenemos a autores reconocidos y nos damos el lujo de traer a autores emergentes que se deben conocer”, menciona Gal. 

Aparte de las actividades en español, el Miami Book Fair incorpora por primera vez traducción al inglés de las presentaciones este domingo a las 7 p.m. de Laura Restrepo, quien hablará de su novela más reciente “Hot Sur” (Planeta), y la del sábado 21 a las 6 p.m. de Leonardo Padura, quien discutirá su último libro “Aquello estaba deseando ocurrir” (Tusquets).

“La idea es que los públicos anglos y latinos vayan convergiendo porque para que todos disfruten sesiones como estas porque la buena literatura no debe tener fronteras”, detalla Gal.

A grandes rasgos, la oferta temática en inglés y en español es amplia mientras atraviesa distintos géneros como la narrativa y la poesía con eventos para adultos pero también aquellos ideados para niños y jóvenes.

El periodismo tiene presencia a través de la semana en que se lleva a cabo la feria como en un panel de de crónica con figuras como la periodista Mirta Ojito u otro que discute revistas digitales en Miami, o a través de la participación de los periodistas de Univision Jorge Ramos quien conversará con Jorge G. Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores de México, y Gerardo Reyes quien desvelará su último trabajo, "Vuelo 495".   

En inglés o español, la feria conecta con distintos públicos que quieren presenciar las intervenciones de figuras como Patti Smith, Richard Blanco, John Leguizamo, Rosie Perez, David Axelrod, Paul Giamatti, Jesse Eisenberg, Kunal Nayyar, Eduardo Lalo, Reina María Rodríguez, José Ignacio Valenzuela, Ilan Stavans y Paquito D’Rivera o ser parte de sesiones que exploran -entre otros temas- moda, política, arte, gastronomía, economía, salud, inmigración, literatura queer o jazz y personajes emblemáticos como Don Quijote.

publicidad

Como parte del programa en español hay, además, una clase magistral de novela histórica y un seminario de literatura infantil y juvenil como una especie de guiño a las actividades como talleres y presentaciones que la feria presenta durante el año.

La feria, al fin y al cabo, convoca a los amantes de la palabra y el libro pero también sirve como recordatorio de lo que hace la lectura desde que somos pequeños hasta la adultez. 

“Leer es abrir la mente y entender desde el otro lado. Estoy convencida que la lectura nos ayuda a ser mejores ciudadanos y a respetar a los demás”, concluye Gal. 

Que esta ciudad no es solo playa, clubes o ir de compras, como recuerda Gal. La cultura literaria es parte de este rincón soleado de Estados Unidos y el Miami Book Fair se convierte en una suerte de pretexto para conversaciones y lecturas a viva voz más allá de sus días.

publicidad
publicidad
Este panadero mexicano se sentó en 'La Mesa' de León Krauze y habló de su niñez y de sus padres. Contó que es oriundo de Veracruz y que su padre no estaba de acuerdo con que fuera panadero. Hoy en día tiene una afamada panadería con la cual lleva 12 años y asegura que sus padres se sienten orgullosos.
Desde que P-22 fue descubierto en el Parque Griffith en 2012 se hizo mundialmente famoso. Los biólogos aún no entienden por qué el puma no ha querido moverse de este lugar, que es un espacio muy pequeño para él, y temen que se pueda quedar sin una pareja. Los pumas son conocidos como los 'gatos fantasmas', porque, aunque viven a metros de distancia de las urbes, muy pocos los han visto. Estos felinos tratan de sobrevivir en espacios que eran suyos.
Una empresa del área recibió notificación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para llevar a cabo una inspección. Algunos inmigrantes que trabajan en negocios aledaños prefirieron no arriesgarse. Activistas enfatizaron en que los agentes necesitan una orden judicial con la firma de un juez para ingresar a propiedades privadas.
El tráfico humano uno de los peores problemas que aqueja a la sociedad e involucra en gran porcentaje a los niños. Según Jessica Postigo, de la Comisión de las Mujeres, en la mayoría son niñas entre 12 y 14 años de edad, pero se tienen reportes de niñas de 8 años de edad. Según cifras, esta forma de esclavitud afecta a más de 45 millones de personas en el mundo, de las cuales 10,000 están en Los Ángeles y se estima que 1,000 son menores de edad.
publicidad