null: nullpx
Asesinatos

Acusan a un hombre de matar a su padre porque le redujo la mesada

Thomas Gilbert Jr., un hombre de 34 años de edad, está acusado de asesinar a su padre en 2015 debido a que este le redujo la cantidad de dinero semanal que le daba, según las autoridades encargadas del caso.
28 Jun 2019 – 6:39 AM EDT

En 2015, Thomas Gilbert Jr. presuntamente le disparó a su padre de 70 años de edad. Según argumentan sus abogados, él padece una enfermedad mental desde hace más de una década, la cual lo llevó a cometer el asesinato.

Thomas Gilbert Jr., un hombre de 34 años de edad, está acusado de asesinar a su padre en 2015, debido a que éste le redujo la cantidad de dinero semanal que le daba, según las autoridades encargadas del caso.

A cuatro años de distancia, un jurado está evaluando la condena por asesinato y otros cargos al también graduado de Princeton; mientras que la defensa de Gilbert argumenta que él padece una enfermedad mental que lo llevó a matar a su padre, por lo cual, tendría que ser declarado inocente.

El abogado de Gilbert Jr. ha justificado que su cliente cuenta con un historial de delirios y síntomas psicóticos que se remontan a por lo menos una década antes del homicidio.

De acuerdo con la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan, Gilbert presuntamente le disparó a su padre en la cabeza porque le había reducido el apoyo económico que le daba. El padre, un millonario de 70 años de edad, había decidido darle solo 300 dólares a la semana.

Thomas padre, graduado de la Escuela de Negocios de Harvard, trabajó en Wall Street durante 40 años y fundó Wainscott Capital Partners Fund en 2011.

Según la Fiscalía, el acusado siempre fue un hijo privilegiado que asistió a instituciones de educación de élite y gastaba miles de dólares de sus padres en clubes de golf, sin tener un empleo formal.

“El acusado rechazó el trabajo duro. En lugar de eso, prefirió una vida fácil servida en bandeja de plata”, mencionó en el juicio el asistente del fiscal de distrito de Manhattan, Craig Ortner, según informó el New York Post.

El presunto asesino habría colocado el arma en su pecho, de tal manera que pareciera un suicidio. Posteriormente, la esposa de la víctima y madre del sospechoso, Shelley Gilbert, encontró el cuerpo en su departamento de Manhattan y llamó al 911. Minutos antes el hijo le había pedido que saliera a buscarle algo de comida, "un sándwich y una bebida", declaró la madre.

En una grabación de la llamada al 911, se oye al despachador preguntarle a Shelley Gilbert quién le disparó a su esposo, a lo cual, la mujer contestó: “Mi hijo, que está loco. Pero no sabía que él estaba tan loco”.

Shelley Gilbert, para quien el juicio ha sido “doloroso y agotador”, declaró que habían reducido la paga de su hijo para obligarlo a recibir ayuda psiquiátrica.

"Ninguna familia debería tener que pasar por esto, nunca", dijo Shelley Gilbert.

La madre confirmó que a su hijo le habían diagnosticado una serie de enfermedades mentales, entre ellas, depresión y paranoia.

En el juicio también declaró el exterapeuta del acusado, quien dijo que desde antes del homicidio le había recomendado hacerse una prueba de esquizofrenia paranoide. Según el especialista, su paciente solía saltarse sus medicamentos con frecuencia.

Las autoridades trajeron a un experto propio para corroborar o descartar las declaraciones del exterapeuta del acusado. El psiquiatra forense Jason Hershberger examinó el caso y concluyó que no creía en la locura de Gilbert Jr. en el momento en que presuntamente cometió el crimen, pues estaba bastante lúcido como para tratar de evadir la acción de la justicia simulando un suicidio, y además porque desactivó el rastreo de ubicación en su teléfono tras dejar el apartamento de su familia.

Según reportes de la CNN que citan al fiscal del distrito, en el otoño de 2014 el acusado hizo búsquedas en Internet por sitios como “Hire-a-Killer.com” o “Find-a-Hitman.com,”, además de buscar información sobre falsificaciones.

Gilbert se encuentra recluido en la prisión de Rikers Island y podría enfrentar una vida tras las rejas si finalmente es condenado por el cargo de asesinato, así como por los delitos de posesión de armas criminales y dispositivos de falsificación.

Mira también:


En fotos: Así fue el caso de la madre hispana que asesinó a su familia a puñaladas en Georgia

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesJuicios MuertesFamilia
Publicidad