null: nullpx
Muro Fronterizo

Trump insiste en pintar de negro el muro fronterizo

El costo de pintar la pared metálica de negro oscilaría entre $ 500 millones para pintura acrílica y más de $ 3 mil millones para un “recubrimiento en polvo”.
7 May 2020 – 03:17 PM EDT

Una vez más, el presidente Donald Trump presiona para que su muro fronterizo con México sea pintado de negro, un cambio de diseño que se proyecta agregará al menos $ 500 millones en costos, según las estimaciones de contratación del gobierno obtenidas por The Washington Post.

El Washington Post informó que Trump había dado la orden para que el muro fronterizo se viera más imponente y que fuera demasiado caliente para tocarlo durante el verano.

La determinación del presidente de tener los bolardos de acero recubiertos de negro ha variado durante los últimos años. Los comandantes militares y funcionarios fronterizos creían, apenas el otoño pasado, que finalmente lo habían convencido de desistir de la idea.


Los expertos consideran que la pintura negra es innecesaria, costosa y representa una carga de mantenimiento significativa a largo plazo, y la dejaron fuera de las especificaciones de diseño originales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP).

Sin embargo, Trump no ha abandonado la idea e insiste en que el color oscuro mejorará su aspecto prohibitivo y dejará el acero demasiado caliente para tocarlo durante los meses de verano. Él favorece un tono “negro plano” o “negro mate”, debido a sus propiedades absorbentes de calor.

El mes pasado, durante una reunión sobre el muro fronterizo en la Casa Blanca y en medio de la pandemia de coronavirus, el presidente le dijo a su yerno y asesor principal Jared Kushner, y a sus ayudantes que avancen con el trabajo de pintura y busquen estimaciones de costos, según dijeron cuatro funcionarios de la administración con conocimiento de la reunión.

De acuerdo con las estimaciones obtenidas por el diario, el costo de pintar la pared metálica de negro oscilaría entre $ 500 millones para pintura acrílica y más de $ 3 mil millones para un “recubrimiento en polvo” en la pared.

“POTUS ha cambiado de opinión y ahora quiere pintar el muro. Estamos modificando los contratos para agregar”, dijo un funcionario involucrado en el proyecto de construcción al diario.


Con frecuencia, Trump ha venido promocionado la construcción de segmentos del muro fronterizo.

Durante una mesa redonda en Phoenix, Arizona, a principios de esta semana dijo: “Acabamos de completar 172 millas de muro. Y es un muro real, no del tipo que habían construido a lo largo de los años, una especie de burla, ¿verdad?”.

Juan José Gutiérrez, director de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes de Los Ángeles, dijo a Univision Noticias que el proyecto “es una barbaridad”.

“Es absurdo, inhumano y no tiene sentido gastar semejante cantidad de dinero en el muro, mucho menos en medio de la pandemia que vivimos”, dijo. “Pero no me extraña, después que nos recomendó inyectarnos cloro o rayos de luz y decir que el coronavirus no es real, aunque después haya dado marcha atrás”.

Trump ha convertido el muro fronterizo en un pilar de su campaña de reelección, prometiendo terminar 500 millas a principios del próximo año, un objetivo que requerirá que los trabajos casi dupliquen su ritmo en los próximos meses. Hasta el momento se han completado cerca de 175 millas de nuevas barreras, según los últimos datos de CBP.

Una sección de una nueva barrera en California fue pintada de negro en 2019, a un costo de aproximadamente $ 1 millón por milla, pero las tropas estadounidenses proporcionaron la mano de obra para ese esfuerzo, reduciendo los costos.

Según las nuevas estimaciones, se calcula que los contratistas privados cobrarán alrededor de $ 1.2 millones por milla para aplicar dos capas de pintura acrílica.

Rostros de inmigrantes indocumentados quedan plasmados en el muro fronterizo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés