null: nullpx
Muertes

Naufragio en San Diego: inmigrantes pagaron $18,500 y la Fiscalía formula cargos al coyote

La acusación contra este traficante de personas revela los nombres de las tres víctimas mortales, dos de las cuales eran mujeres, y nuevos detalles de este trágico incidente. Las autoridades han notado un repunte en este método de cruce ilegal hacia California.
5 May 2021 – 06:03 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Departamento de Justicia informó este miércoles que ha presentado cargos contra el coyote que conducía una lancha que el domingo naufragó con más de 30 migrantes indocumentados a bordo frente a la costa de San Diego, en California. Tres de ellos, incluyendo dos mujeres, perdieron la vida y uno más se encuentra en estado crítico en un hospital, de acuerdo con la acusación penal.

Documentos judiciales revelan nuevos detalles sobre este trágico incidente, como el hecho de que estos inmigrantes pagaron entre 15,000 y 18,500 dólares para que los cruzaran ilegalmente vía marítima desde México y hacia California. La acusación también menciona los nombres de las víctimas mortales: Maricela Hernández Sánchez, Víctor Pérez Degollado y María Eugenia Chávez Segovia.

Tras entrevistar a varios inmigrantes que fueron rescatados del frío mar californiano, las autoridades pudieron identificar al traficante de personas, Antonio Hurtado, un ciudadano estadounidense y quien además es acusado de golpear con su rodilla la cabeza de un agente fronterizo que trataba de ponerle un grillete en las piernas.

Hurtado enfrenta dos cargos por tráfico de personas y asalto a un oficial federal. La Fiscalía informó que aún no se ha programada su audiencia inicial en una corte de San Diego.

Alrededor de las 10:00 am del domingo se reportó que un bote se había volcado a unas 50 yardas de la península de Point Loma, cerca del parque nacional Cabrillo Monument, debido al intenso oleaje. Elementos de la Guardia Costera y otras agencias iniciaron un operativo de rescate a las 10:33 am.

“Al concluir esta operación, 33 personas fueron sacadas del agua. Se determinó que tres personas habían fallecido. Las 30 personas restantes fueron transportadas por personal médico de emergencia a hospitales cercanos para su evaluación y tratamiento”, detalla la acusación contra Hurtado.

En el lugar se encontraron varios chalecos salvavidas, pero se desconoce si los tenían puestos.

26 mexicanos y un guatemalteco

El grupo viajaba hacinado en una lancha de pesca de 40 pies (12 metros) de largo, que coincide con el tipo de botes usados en el tráfico de personas por el mar de California. La embarcación terminó desecha tras volcar debido al intenso oleaje que se registró esa mañana, cuando la temperatura del agua era de 60 grados Fahrenheit (15.5 grados Centígrados).

Las personas rescatadas presentaron "lesiones de distintos grados" de gravedad y algunas, hipotermia.

Veintiséis inmigrantes dijeron que eran originarios de México y una persona que seguía en el hospital reveló que venía de Guatemala. Uno fue identificado como un niño de 15 años no acompañado. Los otros tenían entre 18 y 39 años, 21 hombres y 6 mujeres.

Todos dijeron que habían pagado hasta 18,500 dólares para cruzar ilegalmente a este país.

Los investigadores les mostraron seis fotografías de detenidos y la mayoría señaló a Hurtado como el capitán de la embarcación.

El Consulado de México en San Diego informó en un comunicado que estaba colaborando con las autoridades para identificar a las víctimas y proporcionar asistencia a los detenidos.

Récord de cruces marítimos

El tráfico marítimo de inmigrantes siguió operando a pesar de la pandemia. Desde el 1 de octubre de 2020 y hasta el pasado 30 de abril, la oficina de la Patrulla Fronteriza en San Diego ha registrado 157 incidentes. En el año fiscal anterior documentó un récord de 309 cruces ilegales en bote por esa zona.

En un solo fin de semana, a mediados de abril, los agentes federales interrumpieron tres operaciones de ese tipo y detuvieron a 53 personas. En uno de esos intentos usaron una lancha recreativa.

El jueves pasado detectaron una embarcación rudimentaria conocida como “panga” a 11 millas de la costa de Point Loma. Llevaba 21 personas a bordo.


“Estas embarcaciones están peligrosamente sobrecargadas y son inseguras en las cambiantes condiciones del océano. Los traficantes explotan a los migrantes y ponen vidas en grave peligro para su propio beneficio”, advirtió Aaron M. Heitke, jefe del sector San Diego de la Patrulla Fronteriza, en un comunicado que dio detalles sobre el incidente del jueves pasado.

La dependencia había anunciado que incrementaría los patrullajes en las costas de San Diego durante el fin de semana. A las operaciones se sumaron aviones y helicópteros.

“A las personas a bordo de estas pequeñas embarcaciones, que intentan ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, con frecuencia no se les informa de los peligros que enfrentarán en su viaje y no están preparadas”, dijo Michael Montgomery, encargado de las operaciones aéreas y marítimas de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) en San Diego.

“Terminarán mar adentro, en una pequeña embarcación sin comida, agua, equipo de seguridad ni protección adecuados contra los elementos”, advirtió el funcionario.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés