null: nullpx
Redadas

"Me siento como cuando se aproxima un huracán": la amenaza de redadas masivas mantiene en alerta a los indocumentados

Pese a que el presidente Donald Trump decidió postergar las "redadas masivas" con las que amenazó la semana pasada, el miedo tomó a las comunidades migrantes en diferentes puntos del país, donde el domingo se vieron mercados vacíos y se difundieron bulos de operaciones policiales. Ahora, se organizan para estar lo mejor protegidos que puedan si deciden llevarlas a cabo.
25 Jun 2019 – 9:12 PM EDT

Para Marta (nombre ficticio), una madre nicaragüense que lleva casi dos décadas residiendo en Miami, la amenaza de Donald Trump de llevar a cabo redadas masivas para sacar del país a personas que como ella y su esposo tienen órdenes de deportación final es como el acecho de un huracán.

Por eso, el viernes pasado, esta mujer de 42 años, que prefiere mantener su nombre verdadero oculto por temor, decidió salir a comprar todo lo que necesitaba y parquear su carro en un estacionamiento lejos de su casa antes de encerrarse en su apartamento hasta que pasaran las redadas.

"Me sentía como que se aproximaba un huracán y andábamos buscando las últimas necesidades", asegura. "Lo único que yo les dije a mis hijas fue: 'Este es el plan: Si ustedes quieren que yo esté tranquila, quiero que esa puerta se cierre a las 7 de la tarde el sábado y nadie me abra las puertas y que las ventanas estén cerradas'".

Pese a que, según reportes de medios, las redadas debían empezar el domingo y extenderse por varios días, Trump anunció el sábado que pospondría esos operativos dos semanas a la espera de un acuerdo en el Congreso para conseguir fondos para la crisis en la frontera sur. Pero Marta dice que no ha bajado la guardia y trata de quedarse en casa siempre que puede.

"Estos días he tratado de mantenerme tranquila. Me he enfocado mucho en agarrarme de la fe. Creo mucho en Dios, creo mucho en su protección y, pase lo que pase, estoy en sus manos", afirma. Pero aunque trata de calmarse, no ha dejado de pensar cuál es la mejor estrategia para defenderse a sí misma y a su familia. En los últimos días ha recibido ofertas de familiares y amigos para trasladarse temporalmente a sus casas y también ha pensado en mudarse próximamente para que a las autoridades migratorias les resulte más difícil encontrarla.


Calles y mercados vacíos

El temor que describe Marta ha sido una constante en las comunidades con presencia de indocumentados de todo el país, donde este fin de semana se han visto calles y mercados más vacíos de lo habitual y han surgido bulos y rumores de redadas sin confirmar.


Según Francisco Moreno, director ejecutivo de la Federación de Confederaciones Mexicanas en California, en Los Ángeles, el temor a las redadas se reflejó principalmente en los comercios donde, asegura, el sábado parecía "un día muerto" con las "calles casi desiertas".

Algo similar describió el periodista de Miami Danny Rivero en su cuenta de Twitter el domingo. "Mi padre fue al pulguero (flea market) de South Dade hoy donde generalmente hay muchos vendedores mexicanos, centroamericanos y haitianos", escribió. "Me dijo que estaba extrañamente vacío. Cuando preguntó a alguien qué pasaba, le dijeron que la gente tiene miedo por las redadas de ICE (el Servicio de Inmigración y Aduanas)".


"Nos han estado llamado gente migrante indocumentada que podría ser afectada por estas redadas. La gente tiene miedo, está con mucha ansiedad, con muchas preguntas. Tienen miedo de que ICE va a llegar a su casa, que les va a tocar la puerta y que pueden perder todo lo que han construido en este país", asegura Thomas Kennedy, director político de Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC). "La gente no está saliendo. Ese es el tipo de efecto que tiene en nuestras comunidades. Se congela realmente nuestra comunidad".

Miedo y rumores de redadas

Además, el domingo hubo rumores de operativos de ICE que, si bien sembraron el temor en algunas comunidades, no pudieron ser confirmados.


Ese fue el caso del área de Washington DC, donde en la mañana del domingo reportes de redadas esparcieron el miedo entre los indocumentados de la ciudad. Las organizaciones Faith in Action y LA RED dijeron en un comunicado que, si bien "las informaciones eran creíbles", por el momento no han logrado determinar su veracidad.

"Hemos pedido a la comunidad migrante que siga vigilante, ya que Trump está decidido a deportar inmigrantes sea hoy, mañana o en dos semanas", aseguró Richard Morales, director de políticas y programas de LA RED. Para él, tanto el anuncio del presidente de las redadas como su postergación son "actos retorcidos" que ponen a las familias "como rehenes".

Su organización, como muchas otras en el país, se preparan ahora para organizar talleres informativos para que los migrantes conozcan sus derechos y sus opciones legales para no ser deportados y proteger a sus familias.

"Estamos empujando nuestra hotline (línea telefónica de consultas), asegurándonos que tiene voluntarios y abogados listos para responder preguntas y también informar a través de las redes sociales y de seminarios de ‘Conoce tus derechos’", explica Thomas Kennedy de FLIC. Además, su organización está ayudando a poner en contacto a voluntarios que están dispuestos a dar refugio a personas potencialmente afectadas por las redadas con migrantes que prefieren dejar sus hogares temporalmente para no ser localizados.

Migrantes y organizaciones coinciden en que en estos momentos hay más miedo en la comunidad que nunca, pese a que, sobre el papel, el expresidente Barack Obama sigue manteniendo el récord de deportaciones durante su gobierno. En 2013, ICE llegó a repatriar a un promedio de 1,193 inmigrantes diarios frente a los 660 indocumentados diarios en 2017 con Trump.

"La situación está un poco más peligrosa para el indocumentado en este país bajo la administración de Trump", afirma Kennedy al explicar que, en cuestión de deportaciones, el actual gobierno "se ha enfocado en inmigrantes en el interior del país, en gente ya está establecida" y ha puesto "a discreción de ICE" quién puede ser retornado.

Pero, además, el director político de FLIC ve una gran diferencia en el tono con el que se habla de las deportaciones. "Bajo la administración de Obama aunque deportaron a mucha gente nunca lo hicieron con orgullo, siempre fue como que ellos tenían un poco de vergüenza, mientras que la administración de Trump es parte de su retórica política atacar al inmigrante y ellos sienten orgullo, publican este tipo de deportaciones", asegura.

"Yo en la administración de Obama no me sentía amenazada", asegura por su parte Marta, la inmigrante nicaragüense de Miami que tiene orden de deportación final desde 2010 cuando, junto con su esposo, les rechazaron un caso de asilo.

"Aunque yo sé que mucha gente inocente fue deportada, yo tenía la calma de pensar que tenía la chance de que no me deportaran si me agarran porque no tengo récord criminal", asegura. "Pero esta vez es diferente porque él (Trump) ya me está buscando a mí. Él ya está buscando al que tiene esa orden de deportación final".

“La mayor redada en los últimos 10 años”: imágenes del arresto de más de 280 inmigrantes en Texas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés