Mapa: los lugares que menos (y más) cooperan con ICE para deportar a indocumentados

Entre tanta conversación sobre las ciudades santuario, una nueva herramienta muestra cómo las jurisdicciones en EEUU asisten a agentes de inmigración.

El presidente electo Donald Trump ha prometido quitarle fondos a las ciudades santuario durante sus primeros 100 días en la Casa Blanca. Pero, ¿cuáles o cuántas localidades cumplen los requisitos para ser castigadas?

Hay poco consenso sobre qué jurisdicciones son consideradas santuario, aunque en general son lugares que prohiben el uso de recursos locales para asistir al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Algunos expertos cuentan solo a ciudades que se han declarado santuario oficialmente (como en el caso de Los Ángeles, Chicago y Nueva York) mientras otros cuentan a las jurisdicciones que adoptan políticas contra la asistencia a ICE sin una declaración formal.

Este mes la organización Immigrant Legal Resource Center identificó siete maneras en que las autoridades locales pueden negar la cooperación a ICE, y publicó un mapa midiendo este tipo de asistencia en más de 2,500 condados en todo el país.

El centro calificó a cada jurisdicción para ver en qué lugares se coopera más (o menos) con ICE, ya sea limitando el acceso de agentes migratorios a las cárceles o prohibiendo que funcionarios públicos pregunten sobre el estatus migratorio de los residentes.

Explora el mapa interactivo:

Este mapa –traducido por una de las investigadoras del centro ante un pedido de Univision Noticias– otorga a cada jurisdicción un puntaje entre 0 y 7; mientras más alta la calificación, menos coopera esa jurisdicción con agentes de inmigración.

Cada condado recibe un punto por cumplir cada una de las siguientes medidas:

1. No firmar un contrato 287(g) con ICE, el cual autorizaría a las autoridades locales a cumplir ciertas funciones de agentes de inmigración;
2. No firmar un contrato para que ICE pague por utilizar las cárceles locales para mantener a inmigrantes detenidos;
3. No cumplir pedidos ('detainers') de ICE para mantener a inmigrantes deportables por un período de hasta 48 horas luego de que sean liberados de una cárcel local;
4. No alertar a ICE antes de liberar de una cárcel local a un inmigrante que podría ser deportado;
5. Limitar el uso de ICE de cárceles locales para interrogar a inmigrantes sin una debida orden judicial;
6. Prohibir que funcionarios de las cárceles pidan información sobre estatus migratorio o lugar de nacimiento de los detenidos;
7. Prohibir, en general, la asistencia a ICE por parte de funcionarios locales durante procesos de deportación o patrullaje.

Más del 70% de las jurisdicciones obtuvo una calificación de 2 puntos, pintando casi todo el mapa de un naranja oscuro. Esto implica que la mayoría de las jurisdicciones "generalmente hacen lo que ICE pida sin analizar si es legal o es una buena política", dice el informe del centro.

Entre las jurisdicciones que cooperan con ICE, más de 100 (o el 4% de las localidades pintadas de rojo) iban más allá, pues tenían contratos formales con ICE para que sus propios funcionarios puedan detener a inmigrantes o hacer cumplir normas migratorias.

Solo cinco condados y ciudades obtuvieron una calificación de 6 o 7, convirtiéndolos en los lugares que menos cooperan con las autoridades con los procesos de deportación.

Estas jurisdicciones son:

1. Cook (Illinois) Puntuación: 7
2. San Francisco (California) Puntuación: 7
3. Nueva York (Nueva York) Puntuación: 6
4. Taos (Nuevo México) Puntuación: 6
5. San Miguel (Nuevo México) Puntuación: 6

Vea también:

Así detiene la Patrulla Fronteriza a los migrantes que cruzan el Río Grande