Inmigración Infantil

Obama vuelve a pedir que no envíen niños solos indocumentados a Estados Unidos

El presidente reiteró pedido a familias centroamericanas de que no envíen a sus hijos clandestinamente.
10 Jul 2014 – 9:34 AM EDT

El presidente Barack Obama reiteró el miércoles su pedido a las familias centroamericanas de que no envíen a sus hijos de forma clandestina a Estados Unidos. También enfatizó que los menores detenidos por la Patrulla Fronteriza no podrán permanecer en el país.

"Los padres (centroamericanos) precisan saber que es una situación increíblemente peligrosa y que es muy poco probable que a sus hijos les sea permitido permanecer" en Estados Unidos, dijo Obama en referencia a la ola de menores de edad sin acompañamiento de adultos que llegó a la frontera en el último año. "Ya he pedido a padres en toda América Central que no pongan a sus hijos en peligro de esta forma", insistió.

Obama viajó a Texas el miércoles y mantuvo un encuentro con el gobernador estatal, Rick Perry, con quien discutió medidas de emergencia para atender la crisis humanitaria en la frontera con México.

 


Un llamado similar al de Obama fue hecho por el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, en una carta pública el 22 de junio. “Este año habrá una cantidad récord de niños que cruzarán la frontera sur de forma ilegal”, dijo. “La mayoría de dichos niños provienen de Honduras, El Salvador y Guatemala, donde la violencia generada por las drogas y las pandillas aterroriza a la sociedad”, agregó.

“Tengo un mensaje muy simple para los padres de esos niños: mandar a su hijo o hija a viajar ilegalmente a Estados Unidos no es la solución”, apuntó el jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos.

Johnson también escribió que “mandar a un niño a realizar el largo viaje desde América Central hasta Estados Unidos es peligroso. Las redes criminales de tráfico de personas que usted contrata para que lleven a su hijo a los Estados Unidos no tienen ninguna consideración por la seguridad y el bienestar de los niños: para ellos, su hijo es una mercancía a entregar a cambio de dinero”.

 


El secretario advirtió que “en manos de los contrabandistas, muchos niños experimentan situaciones traumáticas y sufren abusos psicológicos a causa del viaje; o, lo que es peor, son golpeados, mal alimentados, violados o vendidos en el mercado del sexo y se encuentran expuestos a todo tipo de abusos psicológicos por parte de criminales”.

A medida que aumentan las temperaturas en julio y agosto, las condiciones para intentar cruzar nuestra frontera sur empeorarán.

Hasta finales de junio la Patrulla Fronteriza había detenido unos 52 mil niños migrantes que viajaban solos. “Conforme a las leyes y políticas actuales, cualquier persona que sea detenida al cruzar ilegalmente nuestra frontera estará sujeta a deportación prioritaria, independientemente de su edad”, dijo Johnson.

En su visita a Dallas, Obama también llamó al Congreso a abandonar las riñas domésticas y aprobar rápidamente un pedido de un paquete especial de $3,700 millones para atender a la situación fronteriza.

RELACIONADOS:Inmigración Infantil

Más contenido de tu interés