publicidad

La crisis de los niños migrantes, la gota que obligó a Obama a tomar medidas

La crisis de los niños migrantes, la gota que obligó a Obama a tomar medidas

Es la gota que rebalsó el vaso y obligó al mandatario a tomar cartas en el asunto y presionar por la reforma.

Obama: 'Urge atender la crisis humanitaria' Univision

Uno a uno cruzaron la frontera de EEUU y se transformaron en miles. Y desataron una crisis humanitaria migratoria como no había visto nunca el país. Más de 52,000 niños lograron colarse por la línea fronteriza y se encuentran en centros de migración saturados y hacinados.

Aunque la crisis explotó en los medios de comunicación en junio pasado, luego de que el presidente Barack Obama reconociera que la migración masiva de niños era un “problema humanitario urgente”, la crisis había comenzado mucho antes. Según informes del año pasado, durante 2012, la Patrulla Fronteriza detuvo a 24,481 menores que viajaban solos, tres veces más que la cantidad de chicos detenidos en 2008 en las mismas condiciones.  

publicidad

La exposición de la crisis a nivel público llevó al presidente Obama a tomar cartas en el asunto y a revivir el proyecto de ley de la reforma migratoria. La crisis con los niños fue la gota que rebalsó el vaso y hoy Obama amenazó a los republicanos, a quienes culpa de haber frenado la reforma, con acciones ejecutivas que tomará hacia el fin del verano.       

Tres días después de que se cumpliera un año de la aprobación en el Senado de la reforma migratoria, Obama pidió a los republicanos que “dejen de lado las excusas” y que voten un proyecto de reforma migratoria sensato.

Más temprano, Obama había pedido al Congreso poderes adicionales para enviar de regreso a los niños centroamericanos que han estado entrando a Estados Unidos en grandes cantidades sin autorización.

En una carta enviada a dirigentes legislativos, el mandatario además solicitó mayores castigos para quienes trafiquen con inmigrantes vulnerables como los niños.

La carta era el más reciente esfuerzo de la Administración Obama por lidiar con la crisis. Ahora, se suma el anuncio de Obama sobre que tomará en breve acciones ejecutivas que le permitan arreglar el sistema migratorio actual.

Durante el discurso, Obama hizo referencia en varias ocasiones a la crisis de los niños. Es que la Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 52 mil niños que trataban de ingresar indocumentados a Estados Unidos por su cuenta en los últimos meses.

El número de niños que cruzan solos la frontera aumentó más de un 90% este año respecto al año pasado, y está creciendo la proporción de niñas y de menores de 13 años que entran al país sin la compañía de un adulto, dijo Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca.

Actualmente, los niños centroamericanos interceptados al llegar al país son reubicados en instituciones federales o con parientes dentro del país a la espera de que su caso avance a través del sistema de justicia migratoria estadounidense, un proceso lento pero que al final conduce a la deportación en la mayoría de los casos.

El Gobierno de Estados Unidos ha adoptado últimamente un tono más duro para advertir que los niños que están llegando a la frontera entran en un proceso de deportación y no podrán acogerse a la reforma migratoria que debate el Congreso ni a otras políticas en vigor. Aunque Obama no dijo nada de eso en su discurso de hoy.

Unos 77, 243 menores centroamericanos ingresaron sin papeles a EEUU entre 2009 y mayo de 2014, informó el Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera la semana pasada.

Del total de menores que viajaron solos a Estados Unidos entre 2009 y mayo pasado, 27,579 proceden de Guatemala, 25,985 de Honduras y 23,679 de El Salvador, indicó Herrera en un comunicado.

publicidad

Solo entre enero y mayo pasados ingresaron a Estados Unidos de forma ilegal 13,282 menores hondureños, es decir, un promedio de 88 niños por día, añade la información oficial.

De Guatemala, en tanto, salieron en los primeros cinco meses de este año 11,479 niños y 9,850 de El Salvador, apuntó.

Según los informes de la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, entre 500 y 600 menores, de cero a 17 años, ingresan de forma ilegal todos  los días en Estados Unidos.

Según cifras divulgadas por las autoridades estadounidenses, más de 52 mil menores han ingresado en Estados Unidos de forma ilegal en lo que va del año fiscal 2014.

La crisis es tal que el gobierno se ha visto obligado a habilitar nuevos centros de detención donde albergar a estos menores de edad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad