Inmigración Infantil

El gobierno aumenta los fondos contra el ingreso ilegal de niños centroamericanos

El gobierno de Obama anunció que acelerará las audiencias de deportación de los niños indocumentados.
20 Jun 2014 – 3:58 PM EDT


Activistas recomiendan a los indocumentados no faltar a las citas ante las cortes de inmigración.

El gobierno federal estadounidense anunció el viernes que incrementará los recursos y acelerará las audiencias de deportación para hacer frente a una marea repentina de niños que emigraron ilegalmente desde Centroamérica.

A principios de junio la Casa Blanca reconoció que en lo que iba del año fiscal 2014 la cifra de menores detenidos por la Patrulla Fronteriza era de 46 mil. El viernes la cifra fue aumentada a 52 mil con la suma de los arrestos registrados durante junio.

El aumento de los recursos coindice con la visita del vicepresidente Joe Biden a Guatemala, donde el viernes se reunió con los mandatarios de ese país y de El Salvador, además de delegados de Honduras y México para discutir el problema y hallar soluciones.

La Casa Blanca dijo que el gobierno reforzará los recursos para juzgar a los menores y los adultos que los trasladan ilegalmente al país.

 


Las audiencias

La Casa Blanca explicó en un boletín que las audiencias en las cortes de inmigración se celebrarán "lo más rápida y eficientemente posible, de la misma manera que se protegerá a quienes buscan asilo", para permitir que los servicios estatales de aduanas e inmigración devuelvan a los inmigrantes indocumentados tan pronto como puedan.

Entre octubre de 2013 y el final de mayo de 2014, los funcionarios fronterizos estadounidenses interceptaron a más de 47.000 menores tratando de ingresar ilegalmente a Estados Unidos, casi el doble de la cantidad registrada entre octubre de 2012 y el final de 2013.

Expertos en migraciones señalaron en septiembre que el mayor flujo migratorio proviene de Guatemala y es impulsado por la violencia que impera en ese país. Guatemala, por su parte, afirmó que cerca de 1,550 niños emigrantes se encuentran actualmente en refugios en Texas y Arizona.

 


No falte a la cita

Para Carlos Pereira, director ejecutivo del Centro de Orientación al Inmigrante (CODI) en Miami, las citas que otorga el gobierno a los inmigrantes liberados “y que están en proceso de deportación, son sagradas”.

“No pueden faltar”, dijo. “Busquen asistencia legal. Y si no la tienen, acudan a un centro de ayuda a los inmigrantes que esté reconocido por el servicio de inmigración para que los represente. Pero sobre todo, no falte a la cita y ninguna cita, porque si no cumplen se emite inmediatamente una orden de deportación en ausencia”.

Pereira dijo además que “en la mayoría de los casos la primera cita es una comparecencia para verificar identidades” y que a los niños indocumentados “se les da una segunda cita para dentro de un par de meses”.

“Lo recomendable es seguir el proceso al pie de la letra para no perder ninguna oportunidad de conseguir una permanencia legal en Estados Unidos”, recomendó el activista.

 


Preparados para el regreso

El gobierno de Honduras dijo el viernes que se preparaba para recibir a alrededor de 13 mil niños migrantes indocumentados detenidos por las autoridades migratorias de Estados Unidos y México.

La semana pasada el gobierno federal estadounidense dijo que todos los niños detenidos en la frontera están en proceso de deportación.

“Es importante entender que estos niños están en trámite de deportación y ese proceso va a proceder”, dijo Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca al periodista Jorge Ramos. “Y aunque algunos se están reuniendo con parientes en Estados Unidos, están en trámite de deportación y muchos de ellos van a tener que volver” a sus países de origen, agregó.

 


El viaje de Biden

Biden mantuvo el viernes una reunión con los presidentes de Guatemala y El Salvador, así como con un alto representante del gobierno de Honduras y el secretario de Gobernación de México, para acordar propuestas que permitan frenar el flujo de migración ilegal, señaló la Casa Blanca.

El gobierno de Washington, además, anunció el viernes la apertura de nuevos centros de detención para alojar a familias de inmigrantes capturadas al cruzar la frontera en forma ilegal debido al aumento de este grupo de personas procedentes de América Central.

El alto tráfico de indocumentados fue alimentado por la creencia de que se permite a los niños y las familias permanecer en Estados Unidos si los atrapa la Patrulla Fronteriza.

La idea habría sido regada por traficantes de seres humanos que buscan clientes.

La visita de Biden coincidió con la llegada de dos vuelos que llevaron de regreso al país a por lo menos 250 migrantes deportados de Estados Unidos.

La Dirección de Migración de Guatemala dijo que a la fecha 27,140 guatemaltecos han sido deportados de Estados Unidos por vía aérea en lo que va de 2014.

RELACIONADOS:Inmigración Infantil

Más contenido de tu interés