null: nullpx
Incendios

“Vimos cómo un hombre se quemaba en su apartamento”: los testimonios de sobrevivientes del incendio del edificio en Londres

Algunos de los vecinos de la Torre Grenfell fueron trasladados a un centro comunitario donde les han brindado asistencia. Unos afirman que no escucharon la alarma y otros que se oía muy débil.
14 Jun 2017 – 2:55 AM EDT

Algunos de los residentes de la torre de Grenfell que lograron escapar del gran incendio que asoló su edificio temprano el miércoles en Londres describieron cómo huyeron cuando las llamas se propagaron por la torre, y fueron testigos de la desesperación de muchos y las muertes de algunos de sus vecinos..

Los sobrevivientes, cuyas pertenencias se presume han sido destruidas, se reunieron en el cercano centro comunitario de Rugby Portobello, donde se les dio agua, ropa y mantas.

Tras seis horas de luchar contra las llamas, 200 bomberos y 40 motores luchaban la mañana de este miércoles por sofocar las llamas en la Torre Grenfell en Latimer Road, cerca de Notting Hill, en el oeste de Londres.

Samira Awil dijo a CNN haber visto a varios cuerpos de "niños, mujeres y hombres" cubiertos con sábanas fuera del edificio. "Ellos literalmente saltaban... deben haber pensado, no vamos a sentarnos aquí y sofocarnos", dijo la vecina del Grenfell.

Tamara Eastmond atestiguó como "un hombre se quemaba hasta morir en su apartamento", según contó a la misma cadena. "Vimos las llamas entrar en su piso y (superarlo)", dijo.

Bajó 17 pisos con su tía de 68 años

Un joven que vive en en el piso 17 de esa torre dijo a The Guardian que cuando vió los camiones de bomberos llegando al edificio no tenía idea de la dimensión del incendio. Salió a la zona común para ver si funcionaban los ascensores y si la gente estaba alarmada, porque podía oler el humo.


"Regresé a la casa y miré por la ventana el fuego ardiendo, llegando muy rápido, debido a los revestimientos a los que encendía como una cerilla. Bajó con su tía de 68 años "paso a paso, lentamente, lentamente" por la escalera llena de humo del piso 17; "fue aterrador", comentó al diario.

"El humo ya era fuerte cuando estaba empezando. Dios sabe cómo habría sido minutos después", dijo el vecino que ha perdido todo en el fuego.

"Tengo suerte de estar vivo"

Otro residente, que no quiso dar su nombre, dijo que escuchó por primera vez la alarma de humo de un vecino y "no pensó en nada", pero se dio cuenta de que algo estaba mal cuando oyó gritar a un vecino.

"Tengo suerte de estar vivo - y mucha gente no ha salido del edificio", dijo al The Guardian. "He perdido todo lo que tengo. Estoy aquí con todo lo que tengo", añadió.


En fotos: Enorme incendio engulle un edificio de apartamentos de 27 plantas en Londres

Loading
Cargando galería

Otro hombre que vivía en el cuarto piso afirmó a Sky News UK: "no había campana (de alarma)". La primera alerta que escuchó fue cuando él y su familia estaban fuera del edificio y el fuego engullía el edificio.

Un vecino del séptimo piso, que estaba a punto de quedarse dormido en su casa, aseguró a The Guardian que pudo escapar porque alguien pasó tocando todas las puertas para advertir que salieran. Este hombre dijo que escuchó las alarmas, pero eran "muy, muy suaves" y que salió porque olía a plástico quemado.

Sólo se dio cuenta de que el edificio estaba en llamas cuando abrió la ventana de la cocina y oyó que alguien alertaba: "se está haciendo más grande, se está haciendo más grande".

Siar Naqshabandi, quien también fue llevado al centro comunitario, contó que que vive en el tercer piso y que su hermano estaba en el edificio, pero no escuchó alarmas de incendio.

"Volví a las 1.45 am y vi el edificio en llamas. Lo llamé y le dije: sal de ahí", afirmó Siar, quien más familia viviendo en el piso 23 y un tío sigue desaparecido. "Le estaban diciendo a la gente que no saliera del edificio", destacó.


Agitaban los brazos desde

l

a ventana

"La última vez que los vi, agitaban los brazos desde la ventana", relata Hanan Wahabi, superviviente del mortal incendio, sin noticias de su hermano, su cuñada y sus sobrinos que también vivían en la Grenfell.

Esta residente de 39 años, que vivía en el noveno piso, fue despertada hacia la una de la madrugada por la humareda. "Vi cenizas entrar por la ventana del salón, que había quedado abierta. Miré hacia fuera y vi cómo las llamas se elevaban hasta la ventana. La cerré rápidamente y salí" relata a la AFP. Huyó acompañada por su marido, su hijo de 16 años y su hija de ocho, añade.

Portando un pijama, ataviada con su velo y envuelta en una manta, Hanan logró poner a salvo a su familia y refugiarse en una sala puesta a disposición por las autoridades para albergar a los supervivientes.

Pero está terriblemente preocupada por su hermano, Abdelaziz El-Wahabi, la esposa de éste, Faouzia y sus hijos, que desde hace casi 16 años viven en el piso 21 de esta torre construida en 1974.

"Llamé a mi hermano en cuanto salí para saber si estaba bien. El fuego no había llegado aún hasta lo alto del inmueble. Me dijo que iban a bajar. Luego nos volvimos a llamar y me dijo que había demasiada humareda" explica Hanan.

"La última vez que lo vi, agitaba los brazos desde la ventana con su mujer y sus hijos. Luego volví a hablar con su mujer por teléfono mientras él hablaba por teléfono con los bomberos. Eso fue hacia las 02h00 de la madrugada. Desde entonces estoy sin noticias, el teléfono se ha cortado" añade, desolada.

RELACIONADOS:IncendiosReino UnidoMundo
Publicidad