null: nullpx
Huracán Irma

Pandillas de flamingos, gallos hechos tacos y delfines con toallas: las locas fotos de animales evacuados por Irma

La mítica imagen de 30 flamencos hacinados en un baño del zoológico de Miami en 1992 antes del huracán Andrew parece revivirse 25 años después. Key West recoge sus gallos y Cuba sus delfines.
9 Sep 2017 – 6:39 PM EDT

Era 1992. El huracán Andrew desplegaba el 24 de agosto sobre Miami vientos de 140 millas por hora. Ante la necesidad apremiante de evacuar a todos en la ciudad, 30 flamingos terminaron aglomerados en la esquina del baño de hombres del zoológico de Miami. Era el techo más seguro disponible.

La insólita imagen de los pajarracos rosados alineados como si estuvieran viéndose en los espejos, 25 años después, parece revivirse en otras versiones —no menos insólitas— y con otros animales, ante el anuncio de la llegada del huracán Irma al estado de Florida.


En Key West, el martes 5 de septiembre el gobernador dio orden obligatoria de evacuación. Los pronósticos apuntaban a que sería ahí la tierra en la que el huracán Irma haría su entrada a Estados Unidos. En medio de las imágenes de autos y trailers que se iban en desbandada por las estrechas vías que comunican los cayos con la zona peninsular, otra foto, una de gallos, logró capturar la atención de la gente, al punto de hacerse viral en Twitter.


Alguien había envuelto a los emblemáticos animales callejeros de Key West en papel periódico y los había subido a un carro. Si vientos huracanados iban a llegar sobre esa tierra para devastarla, más valdría que los animales que han llenado por décadas las tiendas de souvenires como un emblema fueran resguardados. ¿La razón de la envoltura a manera de taquito? Sencilla: era la única forma de llevar a los 9 pollos dentro de un carro sin que se pelearan.

En medio de catástrofes, siempre ha habido un imperativo por movilizar a animales, al menos en cautiverio, para salvarlos. No hay que olvidar que cuando el huracán Katrina golpeó New Orleans un generador cayó sobre las aguas de Audubon Aquarium y mató a decenas de animales.

Claro, las evacuaciones también se planean para salvar a otros de que animales salvajes escapen. Mucho se habló del parque de lagartos que, tras el paso de Harvey, encendió las alarmas con angustia ante el aumento de las aguas en Texas y la posibilidad de que 350 animales sobrepasaran la cerca. Habían puesto a los dos caimanes más grandes en un lugar seguro. Pero resultaba humanamente imposible trasladarlos a todos.

Justamente, previendo los posibles daños acarreados por Irma, la agencia cubana de noticias publicó el viernes en la tarde otra imagen que en medio de la zozobra volvió a a capturar la atención. Esta vez se trataba no de gallos, ni de flamencos, sino de delfines. Lejos de los habituales saltos sobre una piscina, estas fotos los mostraban fuera del agua arropados con mantas azules listos para ser evacuados en helicóptero de Cayo Guillermo ante los pronósticos que vaticinaban un arribo de vientos en categoría 5 sobre la isla.


Conforme el huracán ha ido cobrando su rumbo hacia Estados Unidos, el zoológico de Miami, por su parte, parece haber tenido tiempo para dejarlo todo listo. La decisión ha sido contundente, los animales no serán evacuados: “eso genera más daño y estrés en ellos que lo que puede generar una gran tormenta, algo para lo que muchos están entrenados”, según le explicó a NPR Ron Magill, su director de comunicaciones.

Como hace 25 años, los flamencos rosado, tan característicos de Miami, no encontraron esta vez su lugar en un baño de hombres, sino en un recinto cerrado. Pero aunque la imagen no es tan descabellada como la de hace unas décadas, sí que es cierto que ver a pájaros encerrados bajo un techo, ver a gallos amarrados por papel periódico y a delfines forrados en toallas parece, cuando menos, la mejor metáfora de lo que muchos sientes en la víspera de un huracán.

Vea también:

FOTOS: Guepardos, flamencos y pelícanos también se 'refugian' del huracán Irma

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Huracán IrmaTrendingPlaneta
Publicidad