null: nullpx
Huelgas de Hambre

Guillermo Fariñas promete llevar su huelga de hambre “hasta las últimas consecuencias”

El disidente cubano dejó nuevamente de comer y beber de manera voluntaria para exigir al gobierno de Raúl Castro que se comprometa públicamente a no torturar. Univision Noticias habló con él.
23 Jul 2016 – 8:26 PM EDT

Guillermo ‘Coco’ Fariñas está en la memoria de muchos como un hombre escuálido, calvo y sin camisa. A simple vista podría ser un monje budista, pero en él no parece reinar la armonía. Por el contrario, es un militante indignado y vehemente que ha entrado en 23 huelgas de hambre y sed en oposición al gobierno cubano.

Este miércoles 20 de julio a las 12:01 a.m. empezó su huelga número 24, pues asegura haber sido torturado por la policía junto a un grupo de militantes del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), que lidera. “Sin llevar carteles, ni repartir propaganda, ni gritar, salí esposado a la espalda, recibí una golpiza en la que me fracturaron varias costillas y me sacaron la lengua a la fuerza. Quería preguntar por el caso de un detenido”, dijo a Univision Noticias.


Según la carta abierta que Fariñas le dirigió este 19 de julio a Raúl Castro, su intención era “indagar por nuestro militante encausado falsamente en la provincia de Pinar del Rio, José Rolando Casares Soto, y por el miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Carlos Ámel Oliva Torres, quien se encuentra en huelga de hambre en Santiago de Cuba”.

Pero no se les permitió “personarse” ante el Ministerio del Interior y fueron “violentamente arrestados” y “torturados por los efectivos de la Brigada Especial del MININT –Antimotines– que me torturaron estando indefenso, y me tildaron de Mercenario”.

Fariñas no cree que esto sea un caso aislado. Por ser un personaje conocido por el régimen, cree que “la orden viene directamente de Raúl Castro, de su hijo Alejandro o del ministro del Interior Abelardo Colomé Ibarra”.



“Me declaro a partir de hoy en huelga de hambre y sed, hasta que usted no diga públicamente –y sus palabras sean publicadas en el periódico oficial Granma– que nosotros sus opositores no seremos más torturados, golpeados, amenazados de muerte, no nos serán incoadas causas espurias y no se nos confiscarán nuestras propiedades personales”, escribió en la carta. Actualmente están en huelga de hambre y sed otras 10 personas, en su mayoría militantes de la UNPACU.

Fariñas, exige además que el gobierno de Castro seleccione a un miembro de su Consejo de Ministros para que se reúna con representantes de la oposición cubana y explique las estrategias que han tomado para que cesen las mencionadas golpizas.

De lo contrario, "el gobierno cubano tendrá que cargar con el asesinato público que verá cometer", advirtió.

Algunos antecedentes

Fariñas –quien se ha desempeñado también como periodista y psicólogo– ha estado preso en tres ocasiones y con su activismo ha ganado popularidad.

En el 2010, Fariñas pasó 135 días sin comer en nombre de su compañero fallecido Orlando Zapata de los 52 presos políticos que según él había entonces. Poco después fue reconocido con el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia, otorgado por el Parlamento Europeo, y su imagen de dio la vuelta al mundo.



Desde 1991 entró en lo que él denomina “oposición no violenta” contra el gobierno de los Castro. Fariñas ha sufrido físicamente por voluntad propia y ajena. Ha denunciado sistemáticamente persecuciones, acosos y torturas por parte del gobierno cubano, y su respuesta ha sido dejar de comer y beber hasta conseguir una respuesta del gobierno.

Después de esa huelga, "fueron puestos en libertad 116 presos políticos, de los cuales 104 se fueron a España, uno a EEUU y los otros se quedaron en Cuba", según narró desde su casa en Santiago de Cuba. Actualmente es vocero de la Unión Patriótica de Cuba, una organización que agrupa a unos seis mil disidentes en la isla.

Para Fariñas, el gobierno cubano siempre ha sido represivo, pero la situación ha empeorado desde el deshielo de las relaciones con EEUU. "Vemos que hay una escalada de violencia hace 19 meses, desde que el gobierno cubano anunció el restablecimiento de las relaciones con el gobierno de EEUU".

En abril de este año, la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) presentó una lista con al menos 93 prisioneros políticos, de los cuales por lo menos 20 llevaban entre 13 y 24 años en cárceles de alta seguridad.

Ahora, Fariñas promete llevar su protesta hasta las últimas consecuencias: "Los hago a usted y a su Gobierno responsables de mi vida y de las vidas de todos los opositores no violentos cubanos a partir de este momento”, escribió en su carta dirigida a Raúl Castro. "No tengo fechas, pero voy a llegar hasta las últimas consecuencias si el gobierno cubano no asegura que va a cumplir sus propias leyes y que no seremos más torturados".


Ver también:


Publicidad