null: nullpx
Gobierno

El presidente de Turquía profundiza la "limpieza" de supuestos golpistas en cuarteles y ministerios

La Unión Europea y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pidieron al mandatario que respete el estado de derecho en Turquía. Miles de funcionarios y policías fueron despedidos en todo el país.
18 Jul 2016 – 6:25 AM EDT

En apenas 48 horas desde el fallido golpe de estado en Turquía, las autoridades han detenido a 103 generales y almirantes por su presunta participación en el intento de derrocar al presidente Recep Tayyip Erdogan, además 7,850 policías han sido separados de sus puestos en todo el país y miles de funcionarios despedidos.

Estas detenciones se suman a las 6,000 de militares y jueces, que se produjeron durante el fin de semana, ante la mirada de la comunidad internacional que ha advertido a Ankara contra las represiones generalizadas.

Los oficiales detenidos pertenecen a todos los cuerpos de las Fuerzas Armadas y están repartidos en todo el país, indicó la agencia de prensa progubernamental Anadolu, que publica una lista detallada de los arretados.

Son sospechosos de haber participado en el golpe de estado fallido de la noche del viernes, que causó al menos 290 muertos, entre detractores y partidarios del golpe.

El domingo por la noche la agencia informó que 70 generales y almirantes habían sido detenidos, entre ellos el general Akin Oztürk, sospechoso de ser uno de los principales instigadores del levantamiento.

Las autoridades turcas continuaron los registros y las detenciones de los funcionarios sospechosos de ser partidarios del predicador Fethullah Gülen, un exaliado de Erdogan que reside en Estados Unidos al que acusa de estar detrás del golpe.

Erdogan declaró el domingo que el "virus" rebelde sería eliminado de las instituciones del Estado.



En este contexto, a dirección general de Seguridad de Turquía anunció la suspensión de 7,850 agentes por su supuesta relación con el fallido golpe, según informó el diario Hürriyet en su versión electrónica.

La lista de los agentes suspendidos fue enviada a las provincias y los policías afectados han sido llamados ya a las direcciones de seguridad provinciales, donde tuvieron que entregar sus armas y sus identificaciones, informa la agencia Efe.

El gobierno turco despidió además este lunes a casi 9,000 funcionarios del ministerio del Interior, en total 8,777 personas, entre ellas 30 altos responsables, según fuentes del ministerio citadas por Anadolu.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, advirtió al gobierno turno que respete el estado de derecho.

A la salida de una reunión de los ministros de Exteriores de la Unión Europea, en la que también participó el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, Mogherini aseguró que “no hay excusa” para que el país de cualquier paso que se aleje de ese camino.

Sus declaraciones se producen además después de la petición de algunos partidarios de Erdogán que se reestablezca la pena de muerte para castigar a los responsables del golpe.

"Escuchamos su solicitud. En una democracia, lo que el pueblo quiera es lo que recibirá", dijo el domingo Erdogán ante quienes gritaban "¡queremos la pena de muerte!", frente a su residencia en Estambul.

Lea también:

RELACIONADOS:GobiernoTurquíaMilitaresDespidos

Más contenido de tu interés